publicidad
El salvadoreño Francisco Chávez Abarca admitió su responsabilidad en actos terroristas contra Cuba.

Salvadoreño admitió responsabilidad en actos terroristas en Cuba

Salvadoreño admitió responsabilidad en actos terroristas en Cuba

El salvadoreño Francisco Chávez Abarca admitió "su responsabilidad" en la ejecución de una ola de atentados con bomba en Cuba.

El salvadoreño Francisco Chávez Abarca admitió su responsabilidad en act...
El salvadoreño Francisco Chávez Abarca admitió su responsabilidad en actos terroristas contra Cuba.

LA HABANA - El salvadoreño Francisco Chávez Abarca, quien es juzgado en Cuba por terrorismo, admitió "su responsabilidad" en la ejecución de una ola de atentados con bomba en la isla en 1997, para los que contrató a varios centroamericanos, aseguró el diario oficial Granma.

En la vista oral, que comenzó el lunes en la sala de Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal Provincial de La Habana, Chávez Abarca "reconoció su responsabilidad en la escala terrorista" de ataques a hoteles en La Habana y el balneario de Varadero, y a "intereses cubanos en el exterior", dijo Granma.

Ordenes de Posada Carriles

El periódico señaló que el salvadoreño, de 38 años, admitió "haber cumplido órdenes directas de (el anticastrista) Luis Posada Carriles" y "corroboró el reclutamiento de varios ciudadanos centroamericanos" para los atentados de 1997, en los que murió un joven turista italiano.

publicidad

Entre ellos, mencionó a sus compatriotas Ernesto Cruz León y Otto Rodríguez Llerena, ambos condenados a muerte como ejecutores de los atentados, pero beneficiados por el Tribunal Supremo de Cuba que les conmutó la pena capital por 30 años de cárcel, en sendas vistas de apelación el 3 y el 6 de diciembre.

La televisión cubana difundió en septiembre pasado un video en el que Chávez Abarca, detenido en el aeropuerto de Caracas el 1 de julio y extraditado una semana después a Cuba, dijo haber participado en planes para atentar contra el presidente Hugo Chávez, y sabotajes contra Cuba y Venezuela.

La Habana y Caracas imputan a Posada Carriles, quien vive en Miami y es prófugo de la justicia venezolana, la autoría intelectual del ataque con bomba contra un avión de Cubana de Aviación en 1976, con 73 muertos, y de varios intentos de atentados contra el líder comunista Fidel Castro, además de los sabotajes de 1997.

En 2008, el presidente Raúl Castro, a quien su hermano Fidel Castro delegó el cargo en 2006, conmutó penas de muerte a un grupo de presos y anunció que se estudiaban los casos de los dos salvadoreños.

La última vez que Cuba ejecutó a alguien fue en 2003, cuando fusiló a tres personas que secuestraron una embarcación para emigrar a Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad