publicidad

Rousseff modifica su gabinete; busca mantener el apoyo de aliados

Rousseff modifica su gabinete; busca mantener el apoyo de aliados

La gobernabilidad se convirtió en una prioridad para la mandataria brasileña, que según las encuestas tiene un apoyo ciudadano de apenas un 10%. 


La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, redujo este viernes el números de ministerios, modificó su gabinete y anunció recortes de gastos, en un intento por alejar la probabilidad de un juicio político impulsado por opositores.

La gobernabilidad se convirtió en una prioridad para la mandataria, que según las encuestas tiene un apoyo ciudadano de apenas un 10% y está asfixiada por una recesión económica justo cuando su Partido de los Trabajadores (PT) es acosado por denuncias de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

"Esta reforma tiene un propósito: actualizar la base política del Gobierno, buscando una mayoría que amplíe nuestra gobernabilidad", dijo Rousseff en un acto en Brasilia.

" Los gobiernos de coalición necesitan de apoyo en el Congreso. Vivimos en una democracia. Es con el Congreso elegido por el pueblo brasileño que mi gobierno tiene que dialogar para la aprobación de medidas y leyes que aceleren la salida de la crisis", añadió la presidenta.

El gabinete fue reducido de 39 a 31 miembros. Sin embargo, Rousseff no modificó al equipo económico que encabeza el ministro de Finanzas, Joaquim Levy, quien intenta lograr que la economía regrese a la senda del crecimiento.

El Ministro de Defensa, Jacques Wagner, se convertirá en el nuevo líder de su gabinete. Se cree que él tiene mejores relaciones con los legisladores que el saliente Aloizio Mercadante, quien pasó a liderar el Ministerio de Educación.

publicidad

Wagner es ex gobernador de Bahía, estado del noreste del país, y aliado cercano del predecesor y mentor de Rouseff, el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

La gobernante eliminó las carteras de menor peso y fusionó otras, como las de Trabajo y Seguridad Social, y las de Derechos Humanos, Igualdad Racial y Asuntos de la Mujer.

Frenaría, por ahora, un juicio político

"Es casi seguro que esto detendrá cualquier proceso de impeachment en el corto plazo, pero tenemos que ver qué tan bien serán implementadas esas reformas", opinó Luciano Dias, analista del Instituto de Estudios Políticos en Brasilia.

Además para consolidar varios ministerios, Rousseff anunció un recorte del 10%en los salarios de los ministros, 20% en los gastos de los ministerios, la eliminación de 3,000 puestos y límites en los gastos de telefonía celular y viajes.

El Gobierno ha estimado que estas medidas ahorrarán alrededor de 50 millones de dólares, apenas una pequeña parte del presupuesto que Rousseff solicitó al Congreso en agosto, con un déficit integrado de alrededor de 9,000 millones de dólares.

Al otorgarle al Partido Movimiento Democrático, conocido como PMDB, un séptimo puesto en el gabinete, Rousseff busca asegurar el apoyo del partido para las reformas fiscales y bloquear los esfuerzos de algunos congresistas por iniciar el proceso de destitución.

publicidad

El PMDB es el partido político más grande de Brasil y controla las dos cámaras del Congreso. Ha sido crucial para mantener en operación la coalición de gobierno liderada por el partido de Rousseff, el los Trabajadores, desde 2003.

"Rousseff está desesperada por frenar el proceso de destitución. Esa es la razón por la que nombró a miembros del PMDB", comentó David Fleischer, profesor emérito de ciencias políticas en la Universidad de Brasilia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad