publicidad

Rodrigo Ávila en el duro camino para conquistar quinto gobierno de Arena

Rodrigo Ávila en el duro camino para conquistar quinto gobierno de Arena

El candidato presidencial de El Salvador busca un quinto periodo para la derechista Arena en un empedrado camino.

Vasta experiencia

SAN SALVADOR - Rodrigo Ávila Avilés, candidato presidencial para las elecciones del 15 de marzo en El Salvador, busca un quinto periodo para la derechista Arena en un empedrado camino provocado por el desgaste de 20 años de su partido al frente del Ejecutivo y la popularidad de su contrincante.Ávila, ingeniero industrial graduado en Estados Unidos y antiguo director de la Policía Nacional Civil (PNC) en dos ocasiones, nació en San Salvador el 25 de junio de 1964 y cuenta con vasta experiencia en cargos públicos durante los anteriores gobiernos de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

Está casado desde 2000, en segundas nupcias, con Celina Eugenia Denys de Ávila, antigua jefe de inversiones en un banco local.

El matrimonio tiene una niña de cinco años, Celina Isabel, y convive con otras dos de los anteriores matrimonios de ambos.

El candidato oficialista fue subdirector de la PNC entre 1993 y 1994, director de la misma institución hasta 1999. También fue diputado de la Asamblea Legislativa entre 2000 y 2003 y viceministro de Seguridad Pública entre 2004 y 2006.

Derrota en su historial

Como parte de su experiencia en Arena acumula una derrota en las elecciones municipales de marzo de 2003, cuando buscaba la alcaldía de la ciudad de Santa Tecla, ubicada al sur de San Salvador.

Ávila fue durante muchos años, antes de ocupar cargos públicos, ejecutivo de empresas nacionales y multinacionales dedicadas a los sectores de mercado, ventas, producción y tecnología de petróleo.

publicidad

Entre sus estudios policiales su currículum incluye cursos en la Academia Nacional de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, siglas en inglés) de Estados Unidos.

Defensas Civiles

En su juventud, según ha dicho en reiteradas ocasiones, fue integrante de las Defensas Civiles, grupos paramilitares que operaron durante el conflicto armado que sostuvo entre 1980 y 1992 el Gobierno y la guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

El 15 de marzo de 2008, justo un año antes de las elecciones, Ávila fue electo las bases de Arena para la misión de conquistar un nuevo quinquenio de poder. Pero el candidato asumió el reto en un clima de división interna en Arena y el desgaste causado por la grave situación económica y de violencia que impera en el país.

El Salvador se mantiene como uno de los 10 países más pobres de América Latina y con el grave promedio de entre 8 y 10 homicidios por día, así como numerosas extorsiones y presencia de grupos del crimen organizado.

A ese panorama se añade que el FMLN nombró como candidato al periodista Mauricio Funes, que ha decantado la balanza de los indecisos, incluso de salvadoreños que en el pasado han votado por Arena.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad