publicidad

Roberto Micheletti, presidente designado de Honduras afirmó que no renunciará

Roberto Micheletti, presidente designado de Honduras afirmó que no renunciará

El designado presidente de Honduras, Roberto Micheletti, advirtió que no renunciará pese a las presiones internacionales.

Advertencia a Zelaya

TEGUCIGALPA - Mientras el designado presidente de Honduras, Roberto Micheletti, advirtió que no renunciará pese a las presiones internacionales para que vuelva al cargo el mandatario Manuel Zelaya, derrocado por las fuerzas militares el pasado domingo, un tribunal hondureño giró la orden de captura contra el depuesto gobernante.

Recibe noticias de Honduras en tu móvil

Charla en vivo con otros hondureños

En una entrevista con The Associated Press, al ser cuestionado sobre si contempla abandonar el cargo al ver el respaldo granjeado por Zelaya en la comunidad internacional, Micheletti sostuvo que "no. Fui nombrado por el Congreso que representa el pueblo hondureño. Nadie me puede obligar a renunciar si yo no cometo faltas contra las leyes del país".

Reiteró que Zelaya será capturado si regresa a Honduras, como lo ha anunciado el gobernante depuesto. "Cometió delitos contra la Constitución y las leyes. Él no puede volver a ser presidente, a menos que venga un presidente de algún país de América Latina que lo imponga bajo las armas", dijo Micheletti.

Las acusaciones

El fiscal general Luis Alberto Rubí dijo en rueda de prensa que acusará a Zelaya por traición a la patria, atentar contra la forma de gobierno democrático, abuso de autoridad, usurpar funciones públicas y desobedecer la Constitución y las leyes. Agregó que le aguardan "al menos 20 años en la cárcel".

publicidad

Informó que "la orden contra el ex gobernante ya la giramos a nivel internacional a manera de que sea capturado en cualquier parte del mundo donde esté".

El canciller hondureño, Enrique Ortez Colindres, había dicho en entrevista a la cadena estadounidense CNN que los tribunales ya tienen listo el expediente para "el deslinde de responsabilidades por la violación de la constitución, en el narcotráfico, la garantía del crimen organizado, el desvío de recursos por cantidades multimillonarias".

Orden de aprehensión

La juez del Tribunal Unificado de Francisco Morazán, Maritza Arita, emitió la orden de arresto contra Zelaya por el delito de convocar a la consulta popular del domingo pasado, pese a que la prohibieron el Tribunal Supremo Electoral, la Corte Suoprema de Justicia y el Congreso.

A su vez, el pleno de la Corte Suprema de Justicia rechazó discutir esta orden por considerar que Zelaya ya no es el presidente de este país centroamericano.

El pasado domingo, Zelaya tenía previsto realizar una consulta popular para promover reformas a la Constitución que permitiera la reelección presidencial, la cual fue declarada como ilegal por el Congreso y el máximo tribunal de justicia del país. Sus detractores y hondureños que viven en Florida acusaron a Zelaya de querer perpetuarse en el poder.

Zelaya anunció que regresará el jueves a Tegucigalpa para recuperar el poder en compañía del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, del secretario de la Asamblea General de la ONU, Miguel d'Escoto, y los presidentes de Argentina, Cristina Fernández, y de Ecuador, Rafael Correa.

publicidad

Zelaya ante la ONU

"No voy a realizar una Asamblea Constitucional. Y si se me ofreciera la posibilidad de mantenerme en el poder, no lo haría. Voy a cumplir con mis cuatro años. Voy a luchar para que se respeten los cuatro años porque es parte de nuestras leyes", dijo el depuesto presidente de Honduras,  Manuel Zelaya, en una rueda de prensa en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

"Cumpliré mi mandato hasta el 27 de enero. No hay posibilidad de reelección", añadió.

El canciller hondureño dijo a la emisora local HRN que "hay que respetar a Zelaya y reafirmar que dejó de ser presidente de la República", por lo cual "necesita permiso para entrar al país".

En Honduras, las leyes garantizan el ingreso de los nacionales sin que se sometan a ningún tipo de condicionamiento, siempre que no esté reñido con la ley, puntualizaron juristas.

Riesgo latente

Aunque ahora parece que Zelaya desistió de promover una reforma constitucional, el presidente nombrado por el Congreso, Roberto Micheletti, aclaró que de todas maneras ya quebrantó la ley y por ello no puede evitar ser arrestado.

Miles de manifestantes vestidos de blanco se concentraron el martes en la plaza central de Tegucigalpa, la capital, para apoyar al cuestionado Micheletti.

Hondureños divididos

La Casa Presidencial de Honduras, cuyos alrededores fueron escenario la víspera de fuertes enfrentamientos entre seguidores de Zelaya y tropas del Ejército y agentes de seguridad pública, que dejaron decenas de heridos, lucía desierta el martes con todos los accesos bajo control de más de 500 efectivos fuertemente armados.

publicidad

Sin embaego y pese al redoble de la seguridad, miles de simpatizantes de Zelaya acudieron al lugar brevemente para exigir la restitución del derrocado gobernante. Después se retiraron, esta vez, sin causar disturbios.

"Hemos hecho un llamado a nuestros seguidores a que evitemos confrontar con los cuerpos represivos", dijo Luis Sosa, miembro del Frente de Resistencia Popular".

"Nuestro objetivo es mantenernos en resistencia esperando que el presidente Zelaya regrese al país acompañado de una fuerza de paz", agregó.

La policía dijo en un comunicado que detuvo brevemente y ordenó que camiones que intentaban ingresar a la capital con simpatizantes de Zelaya -para sumarse a las protestas contra el nuevo gobierno- regresaran a Juticalpa, ubicado a unos 160 kilómetros al este de Tegucigalpa.

Apoyo a Micheletti

Los manifestantes a favor del nuevo gobierno se congregaron el martes en el Parque Central portando camisetas con el lema: "Queremos Paz y Democracia". La radioemisora local HRN dijo que una concentración similar se realiza en San Pedro Sula, la segunda ciudad del país y a unos 200 kilómetros al norte de Tegucigalpa.

Micheletti dijo durante la concentración en la capital: "Demos gracias a Dios por haber permitido que la democracia no se interrumpiera en nuestra patria... Y los héroes de esta jornada democrática son los militares".

En la multitudinaria concentración fue vitoreado el jefe del Estado mayor Conjunto de las fuerzas armadas, general Romeo Vásquez, quien acompañó a Micheletti.

publicidad

El mandatario designado informó que el miércoles enviará a congresistas, diplomáticos, empresarios y líderes del magisterio a Washington D.C. para explicar la crisis que vive el país, y dijo que espera "recuperar la confianza" de la comunidad internacional.

Añadió que la delegación intentará "demostrar a la comunidad internacional la ilegalidad que rodea al ex presidente" y buscará reconocimiento internacional al gobierno erigido en Tegucigalpa.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad