publicidad
El mecánico Richard Villarroel llevaba dos años trabajando en la mina San José, pero su madre creía que era comerciante y jamás se imaginó que laboraba a 700 metros bajo tierra.

Richard Villarroel: "Mi hijo me cambió la vida"

Richard Villarroel: "Mi hijo me cambió la vida"

Richard Villarroel, un mecánico que pasó 70 días bajo tierra a unos 700 metros de profundidad en la mina San José, aseguró que la experiencia no le cambió la vida. "Lo que sí me transformó fue el nacimiento de mi hijo".

El mecánico Richard Villarroel llevaba dos años trabajando en la mina Sa...
El mecánico Richard Villarroel llevaba dos años trabajando en la mina San José, pero su madre creía que era comerciante y jamás se imaginó que laboraba a 700 metros bajo tierra.

Mecànico aseguró que nunca más trabajará bajo tierra

Richard Villarroel, un mecánico de 27 años que pasó 70 días bajo tierra a unos 700 metros de profundidad en la mina San José, Chile, aseguró que la experiencia fue "muy difícil", pero que no le cambió la vida. "Lo que sí me transformó fue el nacimiento de mi hijo", cuatro días después de ser izado a la superficie. "Él, mi esposa y mi familia son el centro de mi vida".

Este es el vigésimo quinto artículo de la serie " 33 historias de esperanza" que serán publicados durante 33 días, con la vida de cada uno de los mineros rescatados en Chile.

Después del rescate, que fue visto por 1,000 millones de personas en todo el mundo a través de la internet y la televisión, Villarroel ha realizado varios viajes dentro de Chile. Primero a Santiago, al Palacio de La Moneda invitado por el Presidente Sebastián Piñera, luego a la sede del Congreso en el puerto de Valparaíso y finalmente a su tierra natal, Coyhaique, ubicado a 1,649 kilómetros al sur de Santiago.

publicidad

"Me he sentido muy bien", comentó. "He viajado un poco y he rechazado varias ofertas al exterior por el asunto de estar con mi familia. Pero ya nos confirmaron que los 33 vamos a Israel. Yo voy con mi esposa y mi pequeño".

Antonia Godoy, madre de Villarroel, sin embargo dijo que su hijo tiene problemas en una rodilla y lo están viendo los médicos.

No puedo, muchas gracias

Tres semanas después del rescate, Villarroel fue invitado a Londres, Inglaterra, "para una entrevista en televisión. Pero les dije que no, porque mi hijo recién había nacido". También por el mismo motivo rechazó un viaje a Madrid, España, para otra entrevista y asistir a un encuentro de fútbol en el estadio Santiago Bernabeu, escenario del Club Real Madrid donde juega el astro portugués Cristiano Ronaldo.

"Está muy dedicado al pequeño Richard", apuntó Antonia Godoy, la madre de Villarroel. "Mi nieto Richard nació el 19 de octubre. Es un regalo de Dios al igual que el segundo nacimiento de mi hijo. Ambos nacimientos son regalos que apreciaré toda la vida".

En la víspera del rescate, Godoy contó a Univision.com que cuidaría a su hijo "todos los días a penas salga de ese lugar", y la promesa la cumple al pie de la letra. "Me pide permiso para todo, con una sonrisa. Y así debe ser, porque para mi tiene un mes de vida y los niños le deben pedir permiso para todo", cuenta.

publicidad

No se lo imaginaba

El 5 de agosto, día en que comenzó la odisea para los 33 mineros, la noticia tomó por sorpresa a Godoy. Ella jamás imaginó que su hijo se hallaba a unos 700 metros bajo tierra porque no sabía que trabajaba en la mina San José.

Explicó que no sabía por qué estaba "metido" en ese lugar y que Villarroel estaba trabajando como comerciante en Copiapó. Cuando le explicaron lo que estaba ocurriendo, recién en ese momento comprendió la gravedad de la situación.

"Pero nunca en esos 70 días pedí la fe. Siempre supe que él iba a estar para el nacimiento de su hijo y Dios me dio ese regalo", detalló.

Villarroel fue el minero número 28 en ser izado por la cápsula Fénix a las 19:44 horas del 13 de octubre, 26 minutos después de su compañero Franklin Lobos, un ex jugador de fútbol que jugó en la Selección de Chile.

Antes de abrazar a su Madre Antonia y a sus hermanos, el mecánico le dio las gracias a "Chile". Luego abrazó al presidente Piñera.

Nunca más

A la pegunta de si seguirá trabajando en el interior de la mina San José, Villarroel dijo que "yo no soy minero, soy mecánico. Y no volveré a meterme allá abajo".

Agregó que el yacimiento reabrirá sus faenas este domingo, tras más de cuatro meses cerrado, primero por el accidente y luego por un juicio en su contra para dilucidar responsabilidades por el derrumbe y las cuestionadas medidas de seguridad.

publicidad

"Yo no vuelvo adentro", reiteró. "Y aquí afuera sigo siendo el mismo de antes y trato de vivir como vivía antes. Pero ahora valoro más las cosas con la llegada de mi hijo, y también a mi esposa".

A la pregunta si se siente un héroe de carne y hueso después de la experiencia sufrida, Villarroel dijo que no, "para nada. Y se los dije a mis compañeros cuando estábamos dentro de la mina. Para nada, no he cambiado nada. Lo único es que salí de ahí más flaco y más blanco, pero ahora estoy un poco más gordo y más negro".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad