publicidad

Rescataron a una niña de 23 días de nacida en medio de los escombros en Haití

Rescataron a una niña de 23 días de nacida en medio de los escombros en Haití

Una bebé de 23 días de nacida fue rescatada con vida de las ruinas de una casa en Jacmel, ciudad del sur de Haití.

Entre los escombros

PUERTO PRINCIPE -  Una bebé de 23 días de nacida fue rescatada con vida de las ruinas de una casa en Jacmel, ciudad del sur de Haití, por tres equipos de socorristas franceses, con la colaboración de bomberos colombianos.

Miles de niños han quedado huérfanos, tras el devastador terremoto la semana pasada.

Para ayudar a través de Univision y la Cruz Roja llama al 1-800-842-2200. La niña, Elisabeth, fue rescatada de los escombros de una casa al cabo de siete horas de trabajo de los socorristas, indicó el enviado especial de la radio francesa.

La pequeña, que se encuentra en buen estado de salud, fue trasladada a un hospital de campaña norteamericano para ser examinada.Entre los socorristas que participaron en el rescate de la pequeña figuran varios de la ONG francesa Bomberos de Emergencia Internacional con sede en la ciudad de Limoges (centro), indicó el presidente de esa entidad, Philippe Besson. La niña está bien

"La madre explicó que durante el terremoto no había tenido tiempo de salvar a su hija", dijo Besson a la AFP.

Entonces los socorristas decidieron remover los escombros y descubrieron a la niña, con vida tras siete días "sin comer ni beber", agregó Besson."Estaba bien. Se la entregamos a la madre que inmediatamente le dio el pecho", precisó Besson.

Según la ONU, los socorristas rescataron en total a 121 personas de los escombros de las viviendas derrumbadas por el sismo que golpeó a Haití el 12 de enero pasado. Una semana sepultada

publicidad

La información la proporcionó desde la ciudad haitiana de Jacmel, vía telefónica, William Tovar, subdirector de gestión de riesgo del Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá que se encuentra en Haití en las tareas de rescate.

"Ayer (martes), afortunadamente, en una acción conjunta con los bomberos de Francia y de Jacmel, logramos rescatar a una bebé de 22 días de nacida", dijo Tovar a la AP.

Agregó que la niña "llevaba una semana entera (bajo los escombros). Nosotros contamos aquí con personal médico, se hicieron los procedimientos para la reanimación de la bebé, con el resultado de que hoy se encuentra en un hospital, completamente estable".

De milagro en milagro

Otro "milagro" ocurrió en Haití luego de que una anciana fue rescatada con vida de los escombros de la Catedral de Puerto Príncipe, por bomberos mexicanos que se emocionaron al ver que cantaba cuando emergió del templo derrumbado por el sismo de hace una semana.

Los rescatistas se abrazaron entre lágrimas mientras la septuagenaria, cubierta de polvo, era colocada en una camilla improvisada donde le colocaron suero intravenoso y un cobertor térmico para trasladarla en camión al hospital, señalaron testigos.

"Parece que los rescatistas se comunicaban con ella y le daban agua a través de un tubo. Estaba cantando cuando apareció. Todos aplaudieron y celebraron", narró Sarah Wilson, de la organización caritativa británica Christian Aid.

publicidad

Algo increíble

"Fue algo increíble de ver. Nadie podía creer que estuviera viva aún", enfatizó.

Anna Zizi fue rescatada por bomberos mexicanos a eso de las 15H30 locales, dos horas antes de que se cumpliera una semana exacta del poderoso terremoto de 7 grados de magnitud que destruyó la capital haitiana, con un saldo parcial de al menos 75.000 muertos, según las autoridades.

"Nunca perdí la esperanza. Nunca. Rezamos mucho", aseguró el hijo de Zizi, Maxime Janvier, entrevistado en Estados Unidos por la cadena CNN poco después de conocerse la noticia sobre su madre, de 69 ó 70 años, según dijo.

Casos excepcionales

Y es que una semana después del sismo que afectó Haití, sacudido el miércoles por un nuevo temblor, se siguen encontrando sobrevivientes bajo los escombros, pero estos casos excepcionales son casi milagros, consideran especialistas interrogados por la AFP.

"Se está llegando pronto al límite", subrayó Philippe Dabadie (Hospital Pellegrin de Burdeos), especialista en medicina de catástrofes.

"Estamos llegando a casos excepcionales que son casi como milagros", agregó.

Salvaron 121 personas

Los equipos de rescate internacionales salvaron a 121 personas de entre los escombros de los edificios que se derrumbaron durante el sismo del 12 de enero.

Siete días después, una septuagenaria, una joven y un bebé de 23 días salieron vivos de entre los escombros.

publicidad

Un análisis estadounidense publicado en 2006 en la revista especializada Prehospital and Disaster Medicine mostró que las víctimas atrapadas entre las ruinas de edificios derrumbados después de un terremoto pueden sobrevivir en casos excepcionales hasta cinco o seis días.

Condiciones especiales

"En condiciones particulares e ideales, la supervivencia puede llegar a dos semanas", según este análisis.

Tales condiciones están ligadas a la vez a la persona misma --hay mayores posibilidades de resistir mucho tiempo si se goza de buena salud antes de la catástrofe-- y a las circunstancias como quedó atrapada.

Las heridas son un factor negativo y el acceso al agua un elemento positivo.

El encierro los protegió

"Los que se logran rescatar de los escombros son individuos que por lo regular quedaron encerrados en una estructura y no los que fueron aplastados", explica Eric Fedida, de Socorristas sin Fronteras, quien acaba de regresar de Haití a Israel.

En Haití, el encierro protegió a las víctimas del sol y en parte del calor, disminuyendo así el proceso de deshidratación.

"Hay personas que resisten porque durante la noche, a causa de la humedad, llegan a beber incluso pequeñas gotas de agua", añadió Fedida.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad