publicidad
El exjefe policial no hizo públicos los motivos por los que solicitó su dimisión, aunque esta ocurrió horas después de los graves disturbios en el Obelisco de Buenos Aires.

Repudio en Argentina por violento desalojo

Repudio en Argentina por violento desalojo

Organizaciones de desempleados, partidos de izquierda y sindicatos se manifestaron en Buenos Aires en repudio.

El exjefe policial no hizo públicos los motivos por los que solicitó su...
El exjefe policial no hizo públicos los motivos por los que solicitó su dimisión, aunque esta ocurrió horas después de los graves disturbios en el Obelisco de Buenos Aires.

Más de 60 heridos

BUENOS AIRES, Argentina - Organizaciones de desempleados, partidos de izquierda y sindicatos se manifestaron en Buenos Aires en repudio al violento desalojo de cientos de familias de un predio privado en la norteña provincia de Jujuy, que causó la muerte de tres civiles y un agente de seguridad.

Los manifestantes, encabezados por la organización "piquetera" (de desempleados) Corriente Clasista y Combativa (CCC), marcharon por varias calles de la ciudad para después concentrarse frente a la Casa de Gobierno, en la Plaza de Mayo, donde cuestionaron el accionar de la policía de Jujuy y a las autoridades de esa provincia.

Las víctimas del desalojo ocurrido en terrenos de la empresa azucarera Ledesma, cercanos a la localidad jujeña de Libertador General San Martín, recibieron impactos de bala de fuego.

publicidad

Además, hubo 60 heridos --entre civiles y policías-- de los cuales seis permanecen hospitalizados, según indicó al canal de televisión Todo Noticias el ministro de Salud de Jujuy, Víctor Urbani.

Las más de 500 familias que habían ocupado el predio estaban lideradas por la CCC, que afirmó que la represión policial fue "brutal". Indicó que los ocupantes se encontraban allí "de forma pacífica" esperando que se cumpliera con la entrega de los terrenos. La fuerza de seguridad señaló por su parte que no usó balas de plomo, sino de goma y "antitumulto".

En tanto, en la capital de Jujuy distintas organizaciones sociales también se manifestaron frente al departamento central de policía y ante la sede del gobierno provincial, en cuyas fachadas realizaron pintadas.

Desalojaron a 700 familias

El gobierno de la presidenta Cristina Fernández repudió "los hechos de violencia" y pidió a la justicia un "inmediato" esclarecimiento de lo ocurrido.

En un comunicado, el ministro de Interior, Florencio Randazzo, reclamó además que "se determine si hubo responsabilidad en la actuación del juez" de Jujuy "que ordenó la medida" de desalojar el predio.

La oposición y organismos de derechos humanos criticaron a los gobiernos nacional y provincial por lo ocurrido.

publicidad

Por los incidentes renunció en la noche del jueves el ministro de Gobierno de Jujuy, Pablo La Villa, y el gobernador de la provincia Walter Barrionuevo --aliado del gobierno nacional-- cesó a los responsables del operativo policial. En ese distrito norteño se registran graves problemas de vivienda.

Y es que dos manifestantes y un policía murieron a raíz de choques durante una protesta social en demanda de tierras en la provincia argentina de Jujuy (norte), que dejó también unos 30 heridos, informaron fuentes oficiales.

"Un policía falleció. También dos jóvenes civiles. Y hay unos 30 heridos de distinta consideración", reportó Roberto Maizel, director del Hospital Orias, en declaraciones a la televisión y radios.

Las muertes del policía y de los dos jóvenes fueron confirmadas por fuentes judiciales citadas por la agencia estatal Télam.

El enfrentamiento estalló cuando efectivos de seguridad desalojaron a unas 700 familias que reclamaban tierras y viviendas a una poderosa compañía azucarera radicada en la zona, según reportes policiales y gremiales.

La policía disolvió la protesta "con balas de goma y gases lacrimógenos mientras se escuchaban disparos con armas de fuego", dijo a la televisión Luciano Narduli, de la Corriente Clasista Combativa (CCC), que organizó la protesta.

La CCC, una organización social de izquierda, denunció las muertes de los manifestantes en una marcha frente a la Casa de Jujuy en Buenos Aires, donde arrojaron piedras y bombas de pintura contra la fachada del edificio.

publicidad

"Reprimieron con violencia", dijo Narduli, quien anticipó la realización de otras protestas y cortes de calles en la capital argentina.

Jujuy, escenario de la protesta

Jujuy está gobernada por el peronismo, aliado a nivel federal con la presidenta Cristina Kirchner.

La policía actuó después de una orden de desalojo dictada por un juez provincial tras la denuncia de la empresa propietaria de los terrenos que ocupaban los manifestantes, reveló una fuente judicial del distrito.

Limítrofe con Bolivia, Jujuy es una de las provincias más pobres de la nación sudamericana, con unos 670 mil habitantes, en su mayoría mestizos y descendientes de indígenas que estuvieron en la órbita del imperio incaico.

Con una economía de base rural, entre sus cultivos principales están la caña de azúcar, banana, tabaco y cítricos.

Otro de los pilares de sus ingresos es el turismo, con riquezas naturales como la Quebrada de Humahuaca, declarada Patrimonio de la Humanidad por las Naciones Unidas.

Sin embargo, el descubrimiento de yacimientos de litio puso a la provincia en la mira de grandes inversionistas extranjeros por el valor de este mineral para la fabricación de productos electrónicos y de comunicaciones.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad