publicidad

Reos venezolanos denuncian mal

Reos venezolanos denuncian mal

Apoyados por sus "autosecuestrados" familiares, reclusos de 11 cárceles sostienen huelgas de hambre.

Huelga de hambre

CARACAS - Reclusos de once cárceles de Venezuela apoyados por sus familiares, que se "autosecuestraron" en esos recintos desde ayer, protestan por el supuesto maltrato por parte del personal de custodia, informaron activistas de derechos humanos.

Los presos de tres de los once penales en conflicto mantienen además una huelga de hambre, afirmó Humberto Prado, director de la organización no gubernamental Observatorio Nacional de Prisiones.

Prado señaló que el conflicto, que comenzó el miércoles pasado en la cárcel de Yare, aledaña a Caracas, y se ha extendido a las otras por "solidaridad" de los reclusos, involucraría a entre "nueve mil 500 y diez mil", entre presos y familiares "autosecuestrados".

Hasta ahora, ninguna autoridad del Ministerio del Interior se ha referido oficialmente al conflicto, aunque un grupo de familiares de los presos de Yare dijeron a los medios locales que esta mañana fueron recibidos por el titular de ese despacho, Tarek El Aissami, para tratar el asunto.

Durante visita conyugal

En ese sentido, el diario El Nacional de Caracas informó que El Aissami designó una comisión mixta, integrada por representantes de las partes, para intentar mediar en el conflicto carcelario.

Prado precisó que las cárceles donde se registra un supuesto "confinamiento voluntario" de familiares desde ayer son Rodeo 2, Rodeo 1, La Planta, Los Teques, Penitenciaria General de Venezuela, Internado Judicial de San Juan de los Morros, Centro Penitenciario Uribana y la Cárcel Nacional de Ciudad Bolívar.

publicidad

En las cárceles de Yare, Coro y La Pica los reclusos se declararon en huelga de hambre, agregó el director de la organización no gubernamental, que se dedica a la defensa de los derechos de los casi 22 mil reclusos que hay en las 45 cárceles y retenes del país.

Prado explicó que el conflicto comenzó el pasado miércoles en la cárcel de Yare, cuando una situación confusa durante la visita conyugal, que involucró a uno de los custodios del penal, finalizó en una reyerta de los presos que fue controlada a tiros por la Guardia Nacional.

"Es ilógico e injusto que las autoridades disparen así a los reclusos. Su trabajo es buscar soluciones" a los conflictos que se presenten dentro de las cárceles, dijo el activista a la cadena Unión Radio de Caracas.

Es frecuente

Con las medidas de fuerza los presos reclaman también las supuestas irregularidades en el transporte a los tribunales para las audiencias judiciales, y exigen la instalación de mesas técnicas para acelerar los trámites para recibir beneficios procesales, dijo Prado.

Los llamados "autosecuestros" de familiares, que se niegan a abandonar las cárceles tras las jornadas de visitas, son un mecanismo de protesta frecuente en los reclusorios venezolanos, que son señaladas como unas de las más violentas de la región.

Según el Observatorio Nacional de Prisiones, unos 498 presos murieron de manera violenta el año pasado y mil 23 resultaron heridos, principalmente por enfrentamientos con armas blancas y de fuego, que revelan una serie de irregularidades en las cárceles venezolanas.

publicidad

Esas cifras son superiores a las que el Observatorio de Prisiones registró en 2006: 412 presos muertos y 982 heridos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad