publicidad
Este domingo los elecciones votan por su próximo presidente.

Reina la incertidumbre electoral en Haití

Reina la incertidumbre electoral en Haití

Los únicos candidatos presidenciales son contrastantes: un músico desinhibido y una ex primera dama de edad, aunque el nombre ausente en la papeleta podría ser determinante en el resultado de la segunda vuelta electoral del domingo en Haití.

Este domingo los elecciones votan por su próximo presidente.
Este domingo los elecciones votan por su próximo presidente.

Contrastantes candidatos

PUERTO PRINCIPE - Los únicos candidatos presidenciales son contrastantes: un músico desinhibido y una ex primera dama de edad, aunque el nombre ausente en la papeleta podría ser determinante en el resultado de la segunda vuelta electoral del domingo en Haití.

El nombre corresponde a Jean Bertrand Aristide, que hizo hace dos días un regreso triunfal desde el exilio antes de los comicios en los que se decidirá a la persona que dirigirá las acciones de reconstrucción y a la que se canalizarán miles de millones de dólares tras los daños por el sismo en el país, en el cual persiste la pobreza.

La llegada del dos veces depuesto presidente causó polarización pero también fue acogida y suscitó de inmediato numerosas conjeturas sobre las causas de su regreso aun cuando su partido fue excluido del proceso electoral.

publicidad

¿Aristide apoyará a alguno de los contrincantes? ¿Convocará a sus simpatizantes a algún boicot? ¿Interrumpirán la votación algunos de los miles de partidarios que le dieron la bienvenida?

Algunos integrantes del Partido Familia Lavalas de Aristide consideran que el boicot es la única opción debido a que esa fuerza política fue suprimida de los comicios mediante la argucia de tecnicismos legales.

"La solución no es la elección. La elección es el problema debido a la exclusión de Lavalas", dejo Abellard Shiller, profesor de secundaria que participó entre quienes dieron la nueva bienvenida a Aristide.

"Hemos tenido elecciones una tras otra y el país sólo empeora", apuntó Shiller, de 49 años.

La segunda ronda

Aristide ha mantenido el silencio desde su regreso, cuando censuró en un discurso la exclusión de Lavalas, lo cual parecía contradecir declaraciones previas de simpatizantes que habían dicho que no se entrometería en política a su regreso al país.

Se desconocen las repercusiones de su presencia en una disputa electoral, la cual habría estado más animada por las personalidades que por las plataformas políticas de los candidatos.

Los comicios son importantes para Haití, donde se habían pospuesto debido a una crisis política a causa de los resultados controvertidos de la primera ronda que se efectuó en noviembre.

publicidad

Miles están molestos por el estancamiento en las acciones para el retiro de escombros y la reconstrucción después del terremoto de enero de 2010. Sin embargo, el proceso es considerado crucial para el inicio de la reconstrucción.

Aristide recibe cálida bienvenida

El ex presidente haitiano Jean-Bertrand Aristide regresó a su tierra natal luego de siete años en el exilio, a pesar de las críticas de Estados Unidos y opositores que advirtieron que su presencia podría interrumpir la ya aplazada elección presidencial.

Fue recibido como una celebridad, asediado por aliados y periodistas afuera de su avión privado. Posteriormente fue trasladado a una sala de acceso restringido en el aeropuerto mientras una muchedumbre de partidarios se concentraba en las calles afuera de la terminal.

Aristide llegó acompañado de su esposa e hijas, saludando a la multitud y lanzando besos. Al hablar con los periodistas y sus aliados, criticó la decisión de prohibir que su partido político, Familia Lavalas, participara en la votación del domingo y consideró que se privó el derecho de representación de una mayoría de haitianos en una elección tan dividida.

"Al excluir a Lavalas se mutilan los lazos que nos unen a esta gente", dijo. "La solución es la inclusión de todos los haitianos como humanos".

Las declaraciones de Aristide parecieron contradecir lo que ya habían dicho él y sus seguidores en el sentido de que regresaba a casa sólo para trabajar en la educación, no para engancharse con la política.

publicidad

El gobierno estadounidense y otros en la comunidad internacional se preocuparon de que su presencia pueda afectar la segunda ronda de la elección presidencial el 20 de marzo.

El embajador estadounidense Kenneth Merten escribió el viernes vía Twitter que Estados Unidos opina que Aristide tiene derecho a regresar, "pero depende de él si desea jugar un papel positivo en el futuro de Haití".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad