publicidad
Las reacciones dentro y fuera de Paraguay no se hicieron esperar tras la destitución de Fernando Lugo.

Reacciones tras la destitución de Fernando Lugo en Paraguay

Reacciones tras la destitución de Fernando Lugo en Paraguay

Las reacciones a la destitución por parte del Congreso paraguayo al entonces presidente Fernando Lugo, no se hicieron esperar.

Las reacciones dentro y fuera de Paraguay no se hicieron esperar tras la...
Las reacciones dentro y fuera de Paraguay no se hicieron esperar tras la destitución de Fernando Lugo.

Asunción de Federico Franco no cayó muy bien

Las reacciones a la destitución por parte del Congreso paraguayo al entonces presidente Fernando Lugo, no se hicieron esperar a lo largo y ancho del orbe.

Un 'golpe ilegítimo'

Efe informó que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, calificó como un "golpe ilegítimo" la destitución el viernes de Fernando Lugo y dijo que no reconocerá a ningún otro presidente de ese país.

En una nota publicada en el diario oficial El Ciudadano Correa dijo que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) debe poner en práctica sus normas "contra actos ilegítimos como el ocurrido en Paraguay en 24 horas, que contempla, por ejemplo el cierre de fronteras".

publicidad

Al mismo tiempo anunció que su Gobierno "no reconocerá a ningún otro presidente paraguayo que no sea el legítimamente electo, Fernando Lugo", ya reemplazado por Federico Franco, su vicepresidente, que juró el cargo hora y media después de la destitución.

La nota afirma que la destitución se realizó "mediante un golpe ilegítimo, que el Poder Legislativo fraguó contra el mandatario paraguayo, en un tiempo récord, mientras Lugo asistía a la Cumbre de Río+20 en Brasil".

Lugo no estuvo en la Conferencia Río+20, precisamente por uno de los cinco motivos de su destitución: un enfrentamiento entre policías y campesinos sin tierra que dejó 17 muertos y que el Congreso paraguayo consideró que se debió a su "desidia" y "negligencia".

Correa recordó que las normas de la Unasur respecto a situaciones como la que a su juicio se vive en Paraguay "nacieron precisamente durante la intentona golpista en Ecuador el 30 de septiembre de 2010".

Ese día una protesta por la remuneración de policías y militares derivó en un alzamiento durante el cual Correa estuvo retenido durante casi toda la jornada en un hospital, del que fue rescatado en medio de un tiroteo entre fuerzas leales y agentes amotinados.

Tras la decisión del Congreso paraguayo el hasta ahora vicepresidente, Federico Franco, asumió la Presidencia del país en una sesión de las dos cámaras. Le tomó juramento el presidente del Legislativo, Jorge Oviedo Mato.

publicidad

El mismo medio detalló además que el Comité la Internacional Socialista para América Latina y el Caribe tildó de "golpe de Estado" el "juicio político" contra el ahora ex presidente paraguayo Fernando Lugo, quien fue destituido por el Senado de su país por supuesto mal desempeño.

"Los socialdemócratas de América Latina y el Caribe observamos con preocupación la maniobra parlamentaria que busca perpetrar un golpe de Estado en Paraguay, orquestado para bloquear el desarrollo democrático de ese país", indicó en un breve comunicado el presidente del Comité y expresidente panameño Martín Torrijos (2004-2009).

Brasil propone expulsión de Mercosur y Unasur

La web de Telesur, en tanto, informó que Dilma Rousseff, la presidenta de Brasil, sugirió que Paraguay sea expulsado del Mercado Común del Sur (Mercosur) y de la Unipon de Naciones Sudamericanas (Unasur), tras la destitución de Lugo, por lo que definió como rompimiento del orden constitucional.

"Un país que viola la cláusula de la democracia y la sanción es la no participación de los organismos multilaterales. Es decir, la expulsión del Mercosur y Unasur", citó el medio a Rousseff.

Previamente, Alí Rodríguez, el secretario de Unasur manifestó el repudio a "todas las acciones" contra Lugo, y le ratificó su respaldo.

publicidad

Manifestaciones en Buenos Aires

Por su parte, unos doscientos paraguayos residentes en Argentina se concentraron el viernes a los pies del Obelisco de Buenos Aires para manifestarse a favor de Fernando Lugo, destituido de la Presidencia de Paraguay por el Congreso de su país.

Con banderas de Paraguay y en forma pacífica, los manifestantes, mayoritariamente jóvenes, cantaron el himno de su país y se declararon inconformes con la destitución de Lugo.

"Como paraguayos hemos sido una vez más pisoteados", dijo Leonardo, un inmigrante paraguayo, en declaraciones a un canal de televisión local.

"Esto llegó demasiado lejos. Estoy muy triste, Federico Franco -que asumió en sustitución de Lugo- es un cínico total. Es repudiable su actitud, es un traidor", dijo Ancario, otro paraguayo residente en la capital argentina, en declaraciones al Canal 26.

El dirigente social argentino Luis D'Elía, que también se hizo presente en la manifestación a los pies del Obelisco porteño, consideró que "hoy es un día de mucho pesar para la democracia latinoamericana".

Señaló que el juicio político a Lugo fue "una fantochada" y una "afrenta" a la voluntad popular del pueblo paraguayo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad