publicidad

Rafael Correa por el poder de Ecuador

Rafael Correa por el poder de Ecuador

El candidato izquierdista Rafael Correa, se perfila como el favorito para ganar los comicios y es criticado por su simpatía con Hugo Chávez.

El candidato a la Presidencia de Ecuador por movimiento Alianza País está considerado en círculos políticos como una persona inteligente con alta capacidad de liderazgo, una imagen de seguridad e independencia que para sus detractores es, más bien, el reflejo de una personalidad arrogante y fiel seguidor del presidente venezolano Hugo Chávez.

Casado con la belga Anne Malherbe y padre de tres hijos, Correa hace alarde de figura "no política" en un país en el que todo político arrastra una pesada cadena de críticas de la ciudadanía, harta de los políticos tradicionales.

Nacido en la ciudad costera de Guayaquil el 6 de abril de 1963, Correa recuerda una infancia feliz pero con limitaciones económicas, que no le impidieron obtener su título de economista en la Universidad Católica de Guayaquil, dos maestrías en Economía en Estados Unidos y Bélgica, así como un doctorado en Estados Unidos.

Su imagen aporta frescura en el tablero electoral, al ser un personaje sin desgaste político, que se hizo popular en los 106 días en que se desempeñó como ministro de Economía del actual Gobierno, al que le resultó incómodo por su rechazo directo a la injerencia de organismos internacionales en las decisiones del país.

Ya fuera del Gobierno y pese a que, bastantes analistas lo consideraba muy inmaduro políticamente, Correa encarnaba para muchos las características del cambio que consideran que requiere el país para dejar atrás la desigual distribución de su riqueza.

publicidad

Sus primeros pasos en la pasarela presidencial fueron débiles, pero conforme avanzó la campaña, sus dotes de líder que cultivó desde la escuela, que reforzó como niño explorador y consagró como misionero voluntario, lo convirtieron en la preocupación de sus adversarios que mientras más lo atacan, más popular lo hacen.Simpatía por Chávez

Su madre, Norma Delgado, recuerda que cuando pequeño, Correa le dijo que llegaría a ser presidente de Ecuador, país del que -dice- defenderá su soberanía en el concierto internacional, en el que no oculta su simpatía por el presidente venezolano, Hugo Chávez.Con Chávez, Correa no sólo comparte el sueño de construir una gran nación latinoamericana, sino las reticencia sobre el gobernante estadounidense, George W. Bush, al que el presidente de Venezuela tildó de "diablo" y a quien Correa llamó "torpe".

Correa ha conmocionado a Wall Street con su retórica antiestadounidense y sus promesas nacionalistas al mejor estilo del presidente venezolano Hugo Chávez.

El avance de Rafael Correa en las encuestas de opinión desde un lejano tercer puesto hace un mes al primer lugar hizo que los inversionistas se desprendieran la semana pasada de los bonos ecuatorianos por el temor a que el ex ministro de economía encamine el país a una alianza izquierdista con Cuba, Venezuela y Bolivia.

publicidad

Tanto las autoridades de Estados Unidos como Chávez -al parecer precavido de no inclinar el resultado electoral con comentarios inoportunos- han guardado silencio sobre el avance de Correa, que calificó al presidente estadounidense George W. Bush como un mandatario "tremendamente torpe" y prometió oponerse a las conversaciones comerciales con Washington.

Mary Anastasia O'Grady, columnista del Wall Street Journal, caracterizó la semana pasada a Correa como un "demagogo sediento de poder" y pronosticó que su presidencia podría significar que Ecuador se incorporase al "eje latinoamericano de descastados: Venezuela, Cuba, Bolivia y Argentina, e hiciera de Estados Unidos un enemigo oficial".

"No hay modo de negar que una victoria de Correa en la segunda vuelta sería un ataque muy significativo contra la política latinoamericana de Washington", dijo Larry Birns, director del Consejo de Asuntos Hemisféricos, con sede en Washington DC, "y por cierto aportaría un nuevo recluta al bloque de Chávez en momentos en que ese bloque necesita otro imperiosamente", dijo O'Grady.

Su personalidad no permite medias tintas en el afecto o desafecto al candidato quien no deja pregunta sin respuesta, mucho menos en el campo económico, en el que se mueve con agilidad, aunque también en el político ha demostrado gran habilidad y sarcasmo.

Los compañeros de escuela lo recuerdan como una persona justa, que se enfrentaba a quienes pretendían abusar de los más pequeños, una cualidad que, a su decir, se extenderá en su eventual Gobierno.

publicidad

Y es que Correa dice que no suscribirá el Tratado de Libre Comercio con EU por considerar que sólo beneficiará a ese país en detrimento de Ecuador.

Con duros comentarios ha criticado al Parlamento, para el que su grupo no presenta candidatos, y al que considera mediocre, por lo que promete reestructurarlo a través de una Asamblea Constituyente.

Correa, que emana autosuficiencia, dice ser "de izquierda, pero no de una izquierda marxista, sino una izquierda cristiana".

Católico practicante, según él, su pensamiento político, económico y social "se nutre de las sagradas escrituras y de la doctrina social de la iglesia".

De aceleradas respuestas, Correa afirma que la dolarización de Ecuador fue una "insensatez", pero asegura que la mantendrá, pues sería, dice, "una insensatez mayor" salir de ella.

En alusión a su apellido, Correa asegura que dará correazos a la corrupción y a los políticos tradicionales a través de una "revolución ciudadana" de apoyo a los más pobres.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Juan García del ACT, uno de los dos exámenes estandarizados, nos habla de las cosas que se deben evitar a la hora de llenar la admisión universitaria.
publicidad