publicidad
Rafael Correa, presidente de Ecuador.

Rafael Correa perdonó a directivos del diario 'El Universo'

Rafael Correa perdonó a directivos del diario 'El Universo'

El presidente de Ecuador pidió anular la condena a tres años de cárcel y al pago de $40 millones contra tres directivos y un ex editor del periódico.

Rafael Correa, presidente de Ecuador.
Rafael Correa, presidente de Ecuador.

'Decidido en mi corazón'

QUITO, Ecuador - El presidente de Ecuador, Rafael Correa, pidió anular la condena a tres años de cárcel y al pago de $40 millones contra tres directivos y un ex editor del diario El Universo, a quienes demandó privadamente por injuria, según anunció en una carta pública leída este lunes.

"Aunque sé que muchos quieren que no se haga ninguna concesión a quienes no lo merecen, así como tomé la decisión de iniciar este juicio, he decidido ratificar algo desde hace tiempo decidido en mi corazón (...) perdonar a los acusados, concediéndoles la remisión de las condenas que merecidamente recibieron", dijo Correa al leer el texto.

Correa leyó lo que la Presidencia denominó una carta al pueblo ecuatoriano frente al vicepresidente del país, Lenín Moren, miembros de su gabinete, el presidente de la Asamblea Nacional, Fernando Cordero, y representantes del cuerpo diplomático.

publicidad

'Hay perdón pero no olvido'

En su alocución, en la que declaró "vencida" a la "prensa abusiva" y se pronunció contra la "dictadura" de ciertos medios de comunicación, anunció también que desistirá de la demanda contra los periodistas Juan Carlos Calderón y Christian Zurita, autores del libro "El Gran Hermano", sobre los contratos que supuestamente tenía con el Estado el hermano mayor del presidente, Fabricio Correa.

"La prensa abusiva ha sido vencida. Esa prensa, que ante la derrota contundente de la derecha y los grupos conservadores se ha convertido en un actor político beligerante contra los gobiernos progresistas y que arremete en forma ilegítima, deshonesta, prepotente contra las conquistas democráticas de nuestros pueblos", dijo.

Aseguró que "hay perdón, pero no olvido" y apuntó que se debe aprender del presente y de la historia, y "luchar por una verdadera comunicación social, en la cual los negocios privados sean la excepción y no la regla, donde la libertad de expresión sea un derecho de todos y no el privilegio de oligarquías que heredaron una imprenta para ponerla a nombre de empresas fantasmas en Islas Caimán".

El gobernante expresó su esperanza de que los "injuriadores dejen de mostrarse como víctimas (...), que de ahora en adelante asuman un compromiso con la verdad y la ética profesional".

publicidad

El presidente consideró que a los que se oponen frontalmente a lo que llamó "dictadura" de ciertos medios de comunicación, se los quiere "reducir a simples perseguidores de periodistas y conculcadores de libertades".

El gobernante apuntó que el juicio fue "duro, tenso" y que en su proceso aprendieron "hasta dónde llegan los tentáculos del poder" de ciertos medios de comunicación.

El perdón de la condena es una facultad del querellante prevista en el código penal ecuatoriano.

La demanda

Correa presentó la demanda contra El Universo en marzo de 2011 como ciudadano común, y no como gobernante, a raíz de una columna del ex jefe de opinión Emilio Palacio, en la que se le acusa de haber ordenado disparar contra un hospital durante una rebelión de policías en septiembre de 2010.

El pasado 16 de febrero la suprema Corte Nacional de Justicia (CNJ) condenó en última instancia al director del matutino, Carlos Pérez, y a los subdirectores César y Nicolás Pérez, tras lo cual el primero se refugió en la embajada de Panamá en Quito, donde obtuvo asilo político.

Sus hermanos se encuentran en Miami, adonde también viajó en agosto Palacio en busca de asilo político.

La sentencia a Palacio había quedado en firme desde el año pasado.

El presidente señaló igualmente que desiste de la querella contra dos periodistas sentenciados en primera instancia al pago de dos millones de dólares en otro juicio por daño moral, a raíz de un libro que reveló contratos de un hermano del mandatario con el Estado.

publicidad

"También he decidido que desistiré de la demanda que propuse en contra de los autores del libro 'El gran hermano', donde de la forma más infame se afirmó que conocía de los ilegales contratos de Fabricio Correa (hermano del presidente) y que la terminación de los mismos era una simulación para beneficiarlo", dijo el mandatario en el palacio presidencial de Carondelet.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad