publicidad
La ex congresista colombiana Piedad Córdoba.

Proponen en Colombia tregua a gobierno y a guerrillas

Proponen en Colombia tregua a gobierno y a guerrillas

El grupo Colombianos y Colombianas por la Paz propuso al Gobierno y a FARC y ELN la adopción de una tregua bilateral o cese el fuego.

La ex congresista colombiana Piedad Córdoba.
La ex congresista colombiana Piedad Córdoba.

El grupo 'Colombianos y Colombianas por la Paz'

BOGOTÁ - El grupo Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP), encabezado por la excongresista Piedad Córdoba, propuso al Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y a las FARC y el ELN la adopción de una tregua bilateral o cese el fuego para facilitar acercamientos que puedan conducir a la paz.

La propuesta es el eje de cartas por separado que este colectivo de intelectuales envió a Santos y a los jefes máximos de ambos grupos rebeldes, "Timoleón Jiménez" o "Timochenko", alias de Rodrigo Londoño, de las FARC, y Nicolás Rodríguez Bautista, del ELN.

"Adoptar de su parte la decisión encaminada a una tregua bilateral o cese al fuego, de la mayor extensión temporal posible, al menos por noventa días, prorrogables", recomendó el CCP a los destinatarios de sus mensajes, que hizo públicos por su sitio en internet.

publicidad

Según el mismo grupo civil, la tregua o cese de hostilidades "será así el marco adecuado para dar inicio a aproximaciones orientadas a diálogos y acuerdos humanitarios".

En el caso de su mensaje a Santos, el colectivo expresó que sabe de la voluntad del gobernante de "construir una salida política al largo y profundo conflicto social y armado"

El CCP manifestó que también sabe de la voluntad en el mismo sentido del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), con las que el colectivo mantiene un "diálogo epistolar" desde 2008.

'Diálogos hacia la paz con justicia'

"Todos esos pasos serán sin duda altamente valorados como signos de disposición para diálogos hacia la paz con justicia, por la sociedad colombiana y la comunidad Internacional", expresó a sus destinatarios el grupo liderado por Córdoba, facilitadora de la entrega unilateral de secuestrados por las FARC.

En los mensajes, el CCP advirtió de que con el "mantenimiento de las decisiones militares por encima de las del diálogo, se opaca con el conflicto armado la grave situación social y económica del país, cada vez más calamitosa".

"La suma de dolor que genera la encrucijada de múltiples violencias y la devastación económica, social y moral que afecta a las inmensas mayorías, así como la posibilidad de abrir la puerta para alguna aproximación constructiva, nos lleva a concluir y a exigir, de manera urgente, que debe pararse ya la guerra fratricida", puntualizó el grupo.

publicidad

En el caso de su carta a las FARC, el CCP hizo mención de la decisión de esta guerrilla de poner en libertad de manera incondicional a seis de los once militares y policías que mantiene secuestrados.

Sin embargo, les pidió que entreguen a la totalidad de cautivos, para evitar hechos como la reciente ejecución por los insurgentes de cuatro rehenes que llevaban más de doce años secuestrados, desenlace que el colectivo lamentó y repudió nuevamente.

Las FARC, con unos ocho mil combatientes, y el ELN, con cerca de 2,500, según cifras oficiales, ambas en actividad desde 1964, mantienen desde hace casi dos años un "diálogo epistolar" con el CCP, por iniciativa de este colectivo, que propugna por una salida negociada al conflicto armado interno. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad