publicidad

Presidente paraguayo presentó renuncia

Presidente paraguayo presentó renuncia

El presidente paraguayo Nicanor Duarte anunció su renuncia al cargo ante el Congreso que decidirá si la acepta o no.

La renuncia de Duarte, que se produce 53 días antes de terminar

su mandato y de que asuma el poder el presidente electo, Fernando

Lugo, deberá ser aceptada o rechazada por el Congreso, cuya sesión

conjunta de los 45 senadores y 80 diputados fue convocada a ese

efecto para este martes."El pueblo paraguayo sabe que he sido candidato a senador de la

Nación y que la banca la gané encabezando la lista más votada por el

electorado nacional", dijo Duarte en un mensaje al país que leyó

tras presentar la carta con la renuncia al presidente del Congreso,

Miguel Abdón Saguier.Añadió que por ello su dimisión "obedece a una exigencia

constitucional para seguir sirviendo al pueblo paraguayo desde el

Poder Legislativo".Sin embargo, hay una fuerte resistencia en parte de la oposición

e incluso algunos legisladores del Partido Colorado, que han

adelantado que no asistirán a esa sesión para que no haya quórum y

forzar a Duarte a cumplir su mandato, el 15 de agosto próximo,

cuando Lugo asumirá la jefatura del Estado.Denuncias de corrupciónAdemás, la oposición, que trató infructuosamente de impugnar la

candidatura al Senado, se opone a que Duarte asuma el escaño porque

considera que quiere escudarse en los fueros para no ser llevado a

publicidad

los tribunales ante eventuales denuncias de corrupción.También argumentaron una supuesta violación de la Constitución,

que ya garantiza al gobernante un escaño en la cámara alta como

senador vitalicio, con voz pero sin voto.Por su parte, Duarte rebatió en su discurso que su intención sea

buscar los fueros especiales y dijo que la Constitución ya se los

concede como senador vitalicio.Escaño en el SenadoEl objetivo de los detractores de Duarte es impedir su juramento

el día de la instalación del nuevo Congreso, con lo cual quedaría

inhabilitado, aunque algunos legisladores consideran que no existe

impedimento para ocupe su escaño después del 15 de agosto, tras el

traspaso de poderes."Espero que los senadores y los diputados puedan cumplir el

mandato constitucional de rechazar o aceptar mi renuncia. El no

tratamiento sería un incumplimiento de los deberes y atribuciones

del Congreso", aseveró el mandatario saliente, quien destacó que su

elección fue legitimada a través de una "altísima votación".

En los comicios del 20 de abril pasado la lista "colorada" al

Senado con Duarte como número uno obtuvo 509,907 votos frente los

publicidad

507.413 del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), principal

agrupación de la Alianza Patriótica para el Cambio (APC), la

colación que llevó a Lugo al poder.En los últimos días Duarte insistió en que Lugo, quien considera

que el dimitido gobernante debe asumir, tiene el poder político para

que acepten en el Congreso su renuncia y le exhortó a que inste en

ese sentido.No obstante, el jefe de Estado electo indicó que todavía no

ejerce ninguna influencia en el actual Parlamento y que será después

del juramento de los nuevos legisladores que la APC estará

representada en el Congreso.Legisladores faltarán a sesiónSi el Legislativo aprueba la dimisión, Duarte, que asumió en

agosto de 2003 y a quien algunos de sus correligionarios le

responsabilizan de la derrota "colorada" tras 61 años en el poder,

será reemplazado por el vicepresidente Francisco Oviedo.Para ello, se requiere la presencia en el hemiciclo de la mitad

más uno de los legisladores de cada una de la cámaras.Entre otros parlamentarios "colorados", ya anunciaron que no

participarán en la sesión Nelson Argaña y Julio Osvaldo Domínguez,

mientras que la dirección de PLRA ratificó hoy que no asistirán sus

publicidad

legisladores.Por su parte, los congresistas de la opositora Unión Nacional de

Ciudadanos Éticos, que lidera el general retirado Lino Oviedo,

anunciaron su participación, mientras que otros grupos menores, como

Patria Querida y Partido País Solidarios, no estarán presentes.Se espera quórum (41 escaños) en la Cámara de Diputados, pero

parece difícil que acudan los 23 senadores necesarios, aunque si se

celebra la sesión, no está definido que prospere la renuncia de

Duarte.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad