publicidad
El presidente dominicano, Leonel Fernández, intensifica sus esfuerzos para lograr rápidamente el apoyo de la ONU contra la especulación en los mercados financieros sobre los alimentos y el crudo.

Presidente dominicano busca apoyo de ONU ante especulación

Presidente dominicano busca apoyo de ONU ante especulación

Leonel Fernández intensifica sus esfuerzos para lograr rápidamente el apoyo de la ONU contra la especulación en los mercados financieros.

El presidente dominicano, Leonel Fernández, intensifica sus esfuerzos pa...
El presidente dominicano, Leonel Fernández, intensifica sus esfuerzos para lograr rápidamente el apoyo de la ONU contra la especulación en los mercados financieros sobre los alimentos y el crudo.

Quiere llevar el tema al G20

SANTO DOMINGO - El presidente dominicano, Leonel Fernández, intensifica sus esfuerzos para lograr rápidamente el apoyo de la ONU contra la especulación en los mercados financieros sobre los alimentos y el crudo, con el fin de llevar la iniciativa a la próxima cumbre del G20 de noviembre en Francia.

"Casi todos los países del Grupo 77 respaldan la propuesta de resolución que sometimos a la Asamblea General" de la ONU para regular las operaciones en los mercados de futuros que determinan los precios de los alimentos y el crudo y favorecen su volatilidad, dice el presidente en entrevista con la AFP.

Ese grupo de países en vías de desarrollo está integrado en la actualidad por 130 naciones, un número suficiente para alcanzar la mayoría de dos tercios que requiere la aprobación de las resoluciones en la Asamblea General.

publicidad

El objetivo de Fernández, que en septiembre presentó el texto destinado a limitar la especulación financiera y garantizar la estabilidad de los precios de los 'commodities', es que su votación se produzca antes de la cumbre del G20 prevista el 3 y 4 de noviembre en Cannes (sur de Francia).

"Si esa resolución se puede conseguir antes" en la Asamblea General, la iniciativa tendrá "mucha más fuerza" para promover su aprobación por parte de las 20 economías más industrializadas y emergentes, confía el presidente, de 57 años, que dejará el poder en 2012 tras dirigir el país caribeño durante 12 de los últimos 16 años.

Recuerda que el jefe de Estado francés y presidente de turno del G20, Nicolas Sarkozy, "ha asumido" el compromiso de impulsar un consenso en ese foro para que no sean los instrumentos financieros los que determinen los precios de los alimentos, algo que -- dice Fernández -- pone en juego "la supervivencia de núcleos importantes de la humanidad".

A la larga, el mandatario, cuyo país es importador de petróleo y de alimentos básicos, se ha propuesto vencer políticamente la renuencia de los grupos de presión y en particular de Wall Street y adoptar en la ONU una convención.

En concreto, reclama "limitar los volúmenes de transacción en los mercados de futuros de los productos básicos y regular los actores que pueden participar en las operaciones" ya que ahora intervienen "fondos de pensión, compañías de seguros o 'hedge funds'" que nada tienen que ver con el mercado físico.

publicidad

Los avances han sido pocos

Fernández afirma que tres años después de que se acusara a los mercados de la crisis financiera mundial y se denunciara su falta de regulación, "hay una mayor conciencia" política para frenar los excesos, pero en la práctica los avances han sido modestos.

Ante lo que llama "golpes de mercado", el presidente dominicano se muestra comprensivo con el movimiento de los 'indignados' y denuncia la "pre-insurrección" social que vive Grecia, fruto de la "agenda de los intereses de los grupos económicos" que "imponen" la reducción de la deuda pública a un precio social intolerable.

Si en Europa "continúan esa política de austeridad sin acompañarla de políticas sociales mitigadoras, va a ser el abismo", dice Fernández, advirtiendo de una "segunda caída" de la economía que se contagiaría a todos los países.

En el plano político, el presidente admite que la crisis ha reforzado el papel de países emergentes como Brasil, México y Argentina, -- miembros del G20 --, pero lamenta que esa ascendencia no haya "beneficiado los intereses" del resto de los países de América Latina y propone buscar la forma de que en el futuro "puedan representar" al conjunto de la región.

Fernández rechaza empero la idea de crear un modelo de integración latinoamericano similar a la Unión Europea, con una estructura supranacional o una moneda común, pero aboga por potenciar las "multilatinas", es decir, "las instituciones que están saliendo de su ámbito territorial y tienen una presencia continental con un financiamiento respaldado" para "beneficio de todos".

publicidad

Cita como ejemplo la Corporación Andina de Fomento (CAF) o el Banco de Desarrollo de Brasil (BNDES) y subraya que en Colombia, México y Perú se están gestando iniciativas similares.

Antes de dejar la presidencia (2004-2012, tras gobernar en 1996-2000), Fernández hace un "balance positivo", al asegurar que el país "está mejor de cuando lo (encontró)" y ha resistido a la crisis económica con un crecimiento estable.

Ante los rumores que apuntan que podría lanzarse a una carrera internacional, afirma no buscar "ningún empleo" de ese tipo: Es "un momento para la reflexión, para tratar de entender el mundo", dice Fernández, también fundador del think-tank Funglode, al que dedica parte de su tiempo.

Pero este político no anuncia su retirada definitiva. La Constitución le permite postular de nuevo a la presidencia en los comicios de 2016. ¿Se presentará? "Eso está muy lejos aún, resulta impredecible", dice de forma enigmática.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad