publicidad

Porfirio Lobo asumió la presidencia

Porfirio Lobo asumió la presidencia

El conservador Porfirio Lobo asumió como presidente constitucional de Honduras con la tarea de poner fin a la crisis.

Pidió unión

TEGUCIGALPA - El nuevo presidente de Honduras, Porfirio Lobo, afirmó que Honduras ha superado la peor crisis de su historia democrática y pidió una "necesaria e indispensable" reconciliación con la comunidad internacional.

El conservador Porfirio Lobo asumió este miércoles como presidente constitucional de Honduras con la tarea de poner fin a la crisis surgida por el golpe de Estado de junio de 2009 que marcó el aislamiento del país centroamericano.Lobo, de 62 años, juró como presidente para un periodo de cuatro años en un acto efectuado en el Estadio Nacional, durante el que sancionó el decreto de amnistía política para los involucrados en el golpe de Estado del 28 de junio de 2009 que depuso al presidente constitucionial Manuel Zelaya, aprobado el martes por el Congreso.

"Prometo ser fiel a la República y cumplir y hacer cumplir las leyes", declaró Lobo ante el flamante presidente del Congreso, Juan Orlando Hernández, amigo y correligionario en el Partido Nacional (derecha).

"Acabamos de salir de la peor crisis política de nuestra historia democrática, pero (...) hemos logrado evitar todos los grandes peligros que afrontaba nuestra nación", dijo Lobo en su discurso de investidura, en el que hizo varios llamados a la unidad nacional tras la crisis política desatada con el golpe de Estado de junio pasado.

publicidad

"Estamos listos y dispuestos a enfrentar el futuro unidos", dijo el presidente que ganó las elecciones del 29 de noviembre, no reconocidas por la mayor parte de la comunidad internacional por entender que se desarrollaron en un marco de ruptura constitucional tras el derrocamiento de Manuel Zelaya.

Lobo subrayó su "firme convicción de que el diálogo lo resuelve todo" y aseguró que "Honduras abre sus brazos amigos a todos los pueblos del planeta, sea cual fuere su orientación política, su raza o su religión".

"Deseamos que la reconciliación nacional se extienda a una necesaria e indispensable reconciliación con la comunidad internacional", agregó.

Su primer discurso

Entre abucheos, agradeció al presidente de Costa Rica, "scar Arias, "por haberse interesado desde el principio en una solución justa y pacífica" para la crisis, y al jefe de Estado dominicano, Leonel Fernández, por la firma del acuerdo que facilitará la salida del país de Zelaya, quien está en la embajada de Brasil.

"Estoy seguro de que muy pronto se permitirá nuestra pronta incorporación", dijo, tras agradecer la ayuda de la Organización de Estados Americanos (OEA), organismo del que Honduras fue suspendido tras el golpe de Estado contra Zelaya y que también fue abucheado.

Afirmó que seguirá con el Acuerdo de Tegucigalpa-San José, firmado entre los representantes del presidente depuesto y el ex gobernante de facto, Roberto Micheletti, y anunció que se instalará una Comisión de la Verdad, porque "es justo" que todos sepan lo ocurrido antes, durante y después del derrocamiento de Zelaya.

publicidad

Lobo recordó que recibe el país en la situación "más difícil" de su historia, con "una inmensa, casi inmanejable, deuda externa" y tras dejar de recibir más de 2.000 millones de dólares de los organismos financieros internacionales desde junio pasado.

No obstante, se comprometió a impulsar la educación y la salud públicas, así como programas de cohesión social.

"Seré el presidente para todos porque Honduras somos todos", dijo.

"Hoy empieza el cambio ya", afirmó.

Salida de Zelaya

El primer compromiso de Lobo es otorgar un salvoconducto que permita al depuesto presidente Manuel Zelaya salir de su encierro de más de cuatro meses en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, para partir al exilio junto a su esposa Xiomara y dos de sus hijos.

Zelaya viaja este mismo miércoles a Santo Domingo en el avión del presidente dominicano, Leonel Fernández, con quien Lobo firmó la semana pasada el compromiso de permitir la salida del presidente derrocado en el golpe del 28 de junio de 2009, y cuyo mandato culminaba este 27 de enero.

Zelaya aseguró que su intención es volver un día a su país. "Mi idea es regresar un día, no sé cuánto tiempo pasará, pero sí regresar un día", indicó.

"Yo soy un hondureño de verdad", dijo Zelaya a la emisora local Globo desde la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde permanece encerrado desde septiembre pasado.

publicidad

El derrocado mandatario manifestó su confianza en que "en los próximos meses con el nuevo presidente (...) sea ofrecido un proceso de reconciliación nacional".

Zelaya le indicó a la resistencia popular que ha venido exigiendo su restitución en el poder que "no es conveniente que vengan a la sede diplomática de Brasil, porque sería interferir este proceso" que tienen "con los presidentes".

Brillaron por su ausencia

Con la asunción de Lobo se espera que Honduras vuelva a ser aceptada en el concierto de las naciones democráticas del que fue aislada tras el golpe de Estado de junio y el nombramiento de un gobierno de facto dirigido por Roberto Micheletti, entonces presidente del Congreso.

No obstante, a la toma de posesión asistió un reducido grupo de dignatarios extranjeros: el presidente dominicano Leonel Fernández (quien fue abucheado por parte del público), el panameño Ricardo Martinelli, el taiwanés Ma Ying-jeou y el vicepresidente colombiano Francisco Santos.

También acudió el jefe de la diplomacia estadounidense para América Latina, Arturo Valenzuela.

La Organización de Estados Americanos (OEA) anunció que enviará una misión al país para analizar su retorno al ente continental, del que fue suspendido luego del golpe, mientras el Banco Centroamericano de Integración Económica fue el primer organismo en informar que reanudará sus aportes a Honduras.

publicidad

El conflicto hondureño no sólo polarizó al país, sino que enturbió las relaciones entre el presidente estadounidense, Barack Obama, y los gobernantes latinoamericanos de izquierda, que se han resistido a reconocer las elecciones del 29 de noviembre en las que venció Lobo, del Partido Nacional (PL, derecha), con una mayoría aplastante.

Zelaya había convocado el 28 de junio una consulta popular cuyo fin último era reformar la Constitución para cambiar el sistema político y permitir la reelección presidencial, pese a la oposición de la justicia y el Congreso.

Uno de los últimos actos de Micheletti fue sancionar el decreto aprobado por el Congreso, el 13 de enero, mediante el cual Honduras se retira de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA) promovida por Venezuela, a la que Zelaya adhirió al país en agosto de 2008.

Micheletti, quien abandonó las actividades públicas la semana pasada pero este miércoles acudió a una misa, acusó al presidente venezolano Hugo Chávez de interferir en los asuntos internos de Honduras.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad