publicidad
Los hermanos Visconti egresaron del Instituto de Seguridad Pública (ISEP) de Santa Fe, una provincia argentina. (Foto archivo)

Polícias trillizos en Santa Fe

Polícias trillizos en Santa Fe

Los trillizos Rodrigo, Fabricio y Gonzalo, se recibieron en la Policía de Santa Fe. Siguen la tradición familiar: son hijos y bisnietos de policías.

Los hermanos Visconti egresaron del Instituto de Seguridad Pública (ISEP...
Los hermanos Visconti egresaron del Instituto de Seguridad Pública (ISEP) de Santa Fe, una provincia argentina. (Foto archivo)

Los trillizos Rodrigo, Fabricio y Gonzalo Visconti, se acaban de recibir en la Policía de la provincia argentina de Santa Fe. Tienen 22 años y siguen la fuerte tradición familiar: son hijos y bisnietos de policías, informó el diario El Clarín.

¿Qué opinas acerca de que las nuevas generaciones sigan la tradición familiar y tengan la misma profesión de sus padres y abuelos?

Los hermanos Visconti egresaron del Instituto de Seguridad Pública (ISEP) de Santa Fe, y contaron al diario argentino su historia. “Nos criamos escuchando la radio policial porque mi viejo la traía y la dejaba prendida. ¡Traía la radio mochila con la frecuencia! Pero no era algo que nos molestara, al contrario... la escuchábamos como un informativo, nos enterábamos de todo lo que pasaba”, cuenta Rodrigo.

publicidad

Los jóvenes no hacen más que seguir con la tradición; ya que los bisabuelos de los trillizos también fueron policías. Actualmente el padre es comisario inspector de la Unidad Regional XIX de la Policía de Santa Fe, y la madre es sargento.

Como gotas de agua

El parecido de los hermanos es indiscutible, solo con la ayuda de los padres o de ellos mismos es posible distinguirlos. Por eso, cuando ingresaron a la escuela de policía, lo primero que hicieron fue separarlos, ubicarlos en distintos cursos para no confundirlos.

“Cuando empezamos a crecer, cerca de los 14 años, nos dimos cuenta de que queríamos ser policías. A veces nos enojábamos con nuestros padres porque no nos dejaban salir, pero después supimos que un hombre al que había metido preso mi viejo lo había amenazado de muerte, y ellos temían que nos hicieran algo a nosotros”, recuerda Fabricio.

“Nos espera una realidad difícil afuera, pero fuimos preparados para eso. Creemos que estamos capacitados para nuestro trabajo. Sabemos que si un policía comete un error no lo comete fulano de tal, lo comete la Policía, la institución. Y eso hay que evitarlo, porque por un policía que hace mal las cosas la ligamos todos”, dice Gonzalo.

Polícias por vocación

Los trillizos comentaron sentirse orgullos de haber escogido esta profesión; ya que aseguran es por vocación y no les importa el qué dirán.

publicidad

“Es cierto que hoy la mayoría de la gente no tiene un buen concepto de la Policía, que la ve mal, pero también decir la gente es generalizar. Creo que debemos acercar a los vecinos a la Policía, para que no tengan la imagen del policía apático que ve hoy. Porque el policía es un vecino uniformado”, señala Fabricio.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad