publicidad

Policía repele saqueo masivo en supermercado de Concepción, Chile

Policía repele saqueo masivo en supermercado de Concepción, Chile

La Policía chilena repelió a cientos de personas que saqueban las bodegas de un supermercado en Concepción, Chile.

Con rudeza

SANTIAGO - La Policía chilena repelió a cientos de personas, aparentemente víctimas del terremoto de 8.8 grados, que saqueban las bodegas de un supermercado en la ciudad de Concepción, en el sur del país, según mostraron imágenes de la televisión estatal.

Siga aquí en vivo los sucesos en Chile

Agentes policiales recurrieron a carros lanza-aguas para dispesar a las personas que comenzaron a saquear las bodegas del supermercado Líder, en pleno centro de Concepción, epicentro del terremoto de 8,8 grados que azotó a Chile el sábado.Las 150 personas que asaltaron la bodega de almacenamiento del supermercado el domingo temprano, aprovecharon que en el lugar había solo seis policías.

Sin embargo, rápidamente llegó un contingente mayor de policías antimotines que usaron gases lacrimógenos y carros lanza-agua para dispersarlas.Los policías golpearon a algunos saqueadores que intentaban levantar una de las cortinas del supermercado.

Argumentaban necesidad

Muchas personas gritaban que actuaban por necesidad pero se vió a varios de ellos que no solo sustraían alimentos o agua sino también artículos electrónicos."Tenemos que comer", señaló una mujer a la televisora estatal, mientras se observaba a otras personas corriendo con cajas de leches y otras mercaderías en sus manos, como lavadoras y televisores plasma.

publicidad

"No tenemos alimentos. Necesitamos leche para nuestros niños", señaló otro hombre, mientras era alcanzado por los chorros de agua y los gases lacrimógenos lanzados por la policía. Mujeres y niños

Los policías actuaron con rudeza para dispersar a los saqueadores, entre ellos mujeres que lloraban y gritaban que no tenían agua ni alimentos para sus hijos menores.

En Concepción, el comercio no opera desde el terremoto de la madrugada del sábado y la población comienza a sentir los efectos del desabastecimiento de agua y alimentos.

Las autoridades pidieron ayuda a las Fuerzas Armadas para controlar la situación.

"Si hoy no logramos solucionar el tema de alimentos nos enfrentaremos a una situación muy conflictiva", expresó la alcaldesa de Concepción, Jacqueline Van Rysselberghe.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad