publicidad

Policía cubana impidió protesta de Damas de Blanco; AI pide garantizar seguridad

Policía cubana impidió protesta de Damas de Blanco; AI pide garantizar seguridad

Policías y agentes de seguridad cubanos impidieron el desarrollo de una protesta de mujeres disidentes.

Policía cubana impidió protesta de Damas de Blanco; AI pide garantizar s...

'La atención del mundo'

LA HABANA - Policías y agentes de seguridad cubanos impidieron que se desarrollara completamente una protesta de mujeres disidentes a las que detuvo momentáneamente, mientras cientos de simpatizantes del gobierno las rodeaban y gritaban consignas revolucionarias.

Oficiales uniformadas de la Policía Nacional Revolucionaria y de las filas del ministerio de interior acordonaron la manifestación de unas 30 "Damas de Blanco" y a empellones las obligaron a abordar autobuses en los que se las llevaron. Después se informó que varias habían sido trasladadas hasta la casa de una de las disidentes.

Las mujeres se habían reunido por tercer día consecutivo para conmemorar el séptimo aniversario de la detención y condena de sus esposos. El martes también habían sido seguidas por grupos de simpatizantes progubernamentales con sus consignas.

publicidad

En marzo de 2003, una redada culminó con condenas contra 75 disidentes acusados de recibir dinero y orientaciones de Estados Unidos. Las sentencias fueron de más de 20 años de cárcel pero una veintena de ellos quedó en libertad por motivos de salud.

"Estamos aquí llamando la atención del mundo", dijo a periodistas Laura Pollán --casada con Héctor Maceda, condenado a 20 años de cárcel-- una de las más destacadas del grupo de mujeres conocido como Damas de Blanco, por el color de los atuendos con los que suelen manifestarse.

Partidarios de Fidel

Portando gladiolos en sus manos iniciaron su recorrido tras una misa en la barriada de Párraga, en las afueras de la capital. Unos 400 simpatizantes del gobierno se aglomeraron alrededor de las féminas y les gritaban consignas como "pin pon fuera, abajo la gusanera", "esta calle es de Fidel" y "el pueblo unido jamás será vencido".

La intención de ellas era llegar hasta la casa de un disidente llamado Orlando Fundora, quien reside en esa barriada.

Las "Damas" llegaron a caminar, bajo la lluvia, unas 10 cuadras rodeadas además por un fuerte dispositivo de seguridad --hasta ese momento la mayoría personal de civil-- que las conminaba a subir a un autobús.

De manera repentina aparecieron las oficiales con uniformes azules y verde olivo de las fuerzas del orden de la isla, quienes les salieron al cruce y formaron un cordón con sus brazos rodeándolas.

publicidad

A continuación llegaron autobuses, ambulancias y carros que las "Damas de Blanco" se resistieron a abordar por lo que fueron empujadas hacia adentro. Los simpatizantes gubernamentales continuaban gritando "Qué se vayan, que se vayan".

Acusan a Estados Unidos

Pocas horas después algunas de ellas confirmaron que habían sido llevadas a casa de Pollán.

La marcha fue seguida por el segundo secretario de la Oficina de Intereses de Estados Unidos, Dale Lawton, quien no ofreció comentarios a la prensa.

"Ellas están defendiendo a los que les pagan. Nosotros defendemos la educación para nuestros hijos, nuestra salud, nuestro país", dijo a la AP una mujer simpatizante gubernamental que se identificó únicamente como Miriam "La Cubana".

No los consideran opositores

María Elena Bauza consideró que las Damas de Blanco intentan "desestabilizar la tranquilidad ciudadana" y por eso se desató la manifestación de activistas revolucionarios.

Las autoridades no otorgan estatus de opositores a la disidencia y la acusan de ser usada por Estados Unidos en su política de agresión contra la isla. En otras ocasiones el gobierno alegó que la custodia policial a las mujeres era en realidad una forma de protegerlas de la animadversión popular.

Por la noche la televisión cubana --estatal-- mostró imágenes de las marchas de las Damas de Blanco --del lunes y martes pero no del miércoles-- y las contramanifestaciones de los simpatizantes gubernamentales; mientras locutores e invitados a la Mesa Redonda, un programa diario donde suele fijarse posición oficial en temas nacionales e internacionales, insistieron en que estas protestas forman parte de una "campaña contra Cuba".

publicidad

AI defendió a disidentes

En tanto,  Amnistía Internacional instó al presidente de Cuba, Raúl Castro, a garantizar la seguridad de las Damas de Blanco ante los riesgos que sufren estas mujeres de sufrir maltratos físicos e intimidaciones.

"Las autoridades cubanas deben frenar la represión a los disidentes y dejar de acosar a aquellos que sólo están pidiendo justicia y ejerciendo su libertad de expresión", indicó Kerrie Howard, vicepresidenta de AI para América en un comunicado emitido por esta organización en su sede de Londres.

Howard señaló que el gobierno cubano debería examinar "su legislación represiva y liberar a aquellos que llevan años detenidos y que han sido sentenciados en juicios de sumario por cargos que con frecuencia no tienen ningún fundamento".

Desde el comienzo de su campaña, las Damas de Blanco han sido víctimas de amenazas y de prácticas intimidatorias por agentes cubanos, denuncia AI.

Hombres detenidos

El 15 de marzo, agentes del gobierno visitaron la casa de Soledad Riva, una de estas mujeres, para tratar de disuadirla de participar en los eventos organizados por el grupo, indica Amnistía.

Estos agentes advirtieron a esta mujer de que si acudía a las protestas, correría el riesgo de ser golpeada además de advertirle de que no volvería a ver a sus hijos, que viven en el extranjero.

publicidad

El marido de Rivas es Roberto de Miranda Hernández, ex preso de conciencia, que fue detenido en marzo del 2003 para ser puesto en libertad en junio del 2004 por motivos de salud, recordó AI en su nota.

Esta organización lamentó también que los simpatizantes del gobierno insultaran a estas mujeres además de atacar físicamente a William Cepero García, un hombre que apoyó la protesta.

AI denunció además que otros dos hombres que respaldaron la marcha, Hugo Damián Prieto y Juan Carlos Vasallo, fueron detenidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad