publicidad

Piñera asume mandato en Chile en medio de terremoto de 7.2 grados

Piñera asume mandato en Chile en medio de terremoto de 7.2 grados

Un nuevo terremoto azotó el centro de Chile en momentos que Sebastián Piñera asumió como presidente de la república.

Piñera asume mandato en Chile en medio de terremoto de 7.2 grados 0aa06c...

Aviso de tsunami

SANTIAGO - Precedido por un terremoto de magnitud 7.2 y dos réplicas de más de 6 grados en la escala de Richter, Sebastián Piñera asumió la presidencia en Chile, tras 20 años de gobiernos de centro izquierda, con la pesada carga de tener que afrontar la reconstrucción de un vasto sector del país, arrasado por el sismo y tsunami del 27 de febrero, que dejó daños entre $30 mil y $50 mil millones.

La Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (ONEMI) emitió un aviso de maremoto para que los habitantes de las zonas costeras entre la cuarta y décima regiones busquen lugares altos como medida preventiva."Hemos dado este aviso para prevenir", dijo Piñera desde los jardines de la Casa Presidencial de Cerro Castillo, en Viña del Mar, adonde fie trasladado desde la sede del Congreso en Valparaíso.

publicidad

El Servicio Geológico de Estados Unidos confirmó que un fuerte terremoto de una magnitud de 7,2 grados estremeció la región central de Chile, a las 4:39 GMT.

"Hoy temos tenido un día con muchas emociones", dijo Piñera en otra parte de una improvisada conferencia de prensa, en alusión, dijo, "a estas tres réplicas del terremoto del 27 de febrero".

El epicentro del fuerte templor del jueves se localizó a unos 10 kilómetros de profundidad en la región de Libertad O'Higgings, a unos 115 kilómetros al sur de Valparaíso y 124 kilómetros al oeste suroeste de Santiago.

Hasta ahora no hay información sobre daños o víctimas.

Las réplicas obligaron a acortar la ceremonia de toma de posesión de Piñera y las autoridades procedieron a evacuar la Sede del Congreso hasta revisar los daños que pudieron registrarse.

Ceremonia de investidura

La ceremonia de la investidura estaba prevista para comenzar a las 15:00 GMT en la sede del Congreso chileno, en Valparaíso,a 125 kilómetros de Santiago. Asistieron  arios jefes de Estado y otras personalidades internacionales.

Antes de la ceremonia juraron sus cargos los nuevos diputados y senadores y eligieron sus autoridades.

El nuevo presidente del Senado, Jaime Pizarro, fue quien le impuso la banda presidencial al nuevo presidente, que tiene por delante el resto de reconstruir el país, que sufrió el pasado 27 de febrero un grave terremoto que ha dejado medio millar de muertos y cuantiosos daños materiales.

publicidad

Visita de mandatarios

Piñera se reunió con algunos jefes de Estado antes de la ceremonia de investidura, mientras la presidenta saliente de Chile, Michelle Bachelet, se despidió de una multitud que la aclamó a las puertas del Palacio de La Moneda.

Sebastián Piñera se encuentra desde ayer junto a su familia en Cerro Castillo, la residencia presidencial en Viña del Mar, donde hoy recibió a algunos mandatarios extranjeros que asistirán a la investidura, como el presidente uruguayo, José Mujica.

Hasta el jardín de Cerro Castillo acudió también el nuevo gabinete de ministros, donde se realizó la foto oficial. Posteriormente, Piñera, acompañado por su esposa, se dirigirá al Congreso Nacional.

Tanto Piñera como Bachelet viajaban en sus respectivos vehículos rumbo al Congreso cuando ocurrió el primer sismo, de 7.2 grados.

Habitantes de la zona costera de Viña del Mar contactados vía telefónica por Univision.com dijeron que el primer anuncio fue emitido por la oficina de ONEMI poco después del terremoto, advirtiendo que se trataba de una medida preventiva.  EN las calles de Valparaíso y Viña del Mar se registran escenas de pánico que son reportadas por los canales de TV que transmiten en vivo.

Gobierno de reconstucción

El terremoto del 27 de febrero en Chile causó medio millar de víctimas y una cantidad indeterminada de desaparecidos y dejó daños cuantiosos en al menos medio millón de viviendas destruídas o dañadas e incluso en varias decenas de edificios del país. Sólo en infraestructura vial, portuaria y aeroportuaria, así como en la hospitalaria, los daños ascienden a alrededor de $5,000 millones.

publicidad

Piñera, de 60 años, un acaudalado empresario con una fortuna estimada en más de $2,000 millones, anunció que, por lo tanto, la prioridad de su gestión será la reconstrucción.

La presidenta Michelle Bachelet se despidió en un mensaje de radio y televisión en el que pidió a los todos los chilenos "trabajar por la reconstrucción nacional".

"A paso acelerado"

"Chile se está poniendo de pie a paso acelerado", dijo una emocionada Bachelet -rodeada de todos sus ministros- que concluye sus cuatro años de gestión con 84% de popularidad.

"Puedo afirmar qu las tareas más urgentes derivadas de la catástrofe ya están resueltas o en vías de solución".

Dijo que "entregaremos al nuevo gobierno, un país política y socialmente estable, respetado internacionalmente y con alta credibilidad en sus autoridades".

Planes de gobierno

Los planes de gobierno de Piñera contemplaban un gasto de $12,000 millones para hacer repuntar más aceleradamente la economía, creando un millón de empleos en los cuatro años de su gestión y para controlar la delincuencia y fortalecer la debilitad seguridad pública, entre otras cosas.

Para recalcar que la reconstrucción será su prioridad la primera actividad oficial pública contemplada para el jueves después de asumir la presidencia, es la visita al destruído balneario de Constitución, a 361 kilómetros al sur, uno de los lugares más desvastados el 27 de febrero.

publicidad

Al inicio del gobierno de Bachelet, Piñera la critico al sostener que ante una rebelión estudiantil y las fallas en la implementación de un plan de transporte el cargo le había quedado grande.

Volvió la derecha

Piñera desplazó a la coalición de centroizquierda que gobernó durante 20 años. Bachelet fue la primera mujer en ser electa presidenta en la historia chilena.

Durante la campaña, Piñera, un ingeniero comercial con un doctorado en Harvard, insistió en que con la llegada de la derecha al poder se inicia el cambio, aunque ofreció que no tocará los planes sociales impulsados por su antecesora, anticipó un intenso contacto con la gente, como el que ha desplegado Bachelet.

Los conflictos sociales que se presagiaban por las demandas de varios gremios podrían atenuarse o paralizarse por el impacto que provocó el terremoto y hasta la misma coalición de centroizquierda, que antes rechazó un acuerdo nacional, ahora convino en morigerar su actitud ante la emergencia y apoyar en el Legislativo los planes de reconstrucción de Piñera.

Investidura presidencial

Piñera recibirá la banda presidencial en la sobria ceremonia que se realizará al mediodía del jueves en la sede del Congreso, en el puerto de Valparaíso, a 120 kilómetros al noroeste de esta capital.

Lo investirá el nuevo presidente del Senado, posiblemente el demócrata cristiano Jorge Pizarro.

publicidad

En la Cámara de Diputados, en cambio, la alianza derechista que gobernará con Piñera contará con la presidencia gracias a un acuerdo con tres legisladores que se marginaron del actual oficialismo.

En la víspera de su juramento el nuevo presidente se reunió con delegaciones y dignatarios extranjeros y jugó un partido de fútbol con el mandatario boliviano Evo Morales, quien llegó a la capital con un cargamento de ayuda por el terremoto.

El primero en arribar fue el Príncipe de Asturias. También había llegado los presidentes colombiano Alvaro Uribe y más tarde los de Argentina, Uruguay, Ecuador, Costa Rica y el jueves lo hará el peruano Alan García.

Despedida de Bachelet

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, se despidió el jueves de ministros y funcionarios del palacio presidencial de La Moneda poco antes de dejar el cargo, en medio de voces que reclamaban su reelección para el 2014, aunque ella pidió no especular con esa posibilidad."Hoy es mi último día de gobierno, no hagamos ninguna política ficción", dijo la gobernante, quien este jueves le entrega el mando al derechista y empresario Sebastián Piñera.En las afueras de La Moneda decenas de personas, en su mayoría mujeres, provistas de carteles y pancartas, reclamaron su reelección dentro de cuatro años, cuando se realicen nuevas elecciones presidenciales."Vamos a repetir"En 2014 nos vamos a repetir el plato", dice una emocionada mujer que, junto con otras compañeras, llevan consigo un enorme cartel que dice "gracias presidenta, nos vemos el 2014".Bachelet, quien se tomó fotografías oficiales de despedida con ministros, viceministros y funcionarios de gobierno, dijo que su gestión estuvo comprometida con la gente. "Estamos orgullosos del rol que hemos jugado como gobierno y que hemos sido capaces de construir como sociedad", aseguró.La gobernante dijo sentirse triste por tener que dejar el equipo con el que trabajó por cuatro años (2006-2010).Con la salida de Bachelet, la primera mujer presidenta de Chile, culmina una era de dos décadas de gobierno de la alianza de centro izquierda conocida como la Concertación, que llegó al poder tras la caída de la dictadura de Augusto Pinochet.Justicia socialLa presidenta de Chile, Michelle Bachelet, destacó el avance en material de justicia social al hacer balance de sus cuatro años de gobierno en un mensaje difundido en la noche de hoy en cadena nacional de radio y televisión.Rodeada por todos sus ministros, Bachelet hizo su alocución minutos antes de recibir en el Palacio de La Moneda a todos los presidentes, representantes de organismos internacionales y al heredero de la Corona española, el príncipe Felipe de Borbón, que asistirán mañana a la transmisión del mando."Tengo el orgullo de haber encabezado un Gobierno que ha marcado cambios sensibles en el área de la justicia social", dijo la mandataria, que en enero de 2006 se convirtió en la primera mujer elegida presidenta en Suramérica.Crédito a ex presidentesSeñaló que estos logros "no habrían sido posibles sin las transformaciones que llevaron a cabo los presidentes Patricio Aylwin, Eduardo Frei y Ricardo Lagos", los tres mandatarios chilenos de la Concertación que la precedieron desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).A pocas horas de entregar la banda presidencial al empresario Sebastián Piñera, de la conservadora Coalición por el Cambio, Bachelet se refirió al terremoto que hace dos semanas devastó el centro y norte del país, provocando la muerte de medio millar de personas.La catástrofe que azotó al país "desnudó falencias que tenemos que corregir" dijo la gobernante saliente, que recalcó que se necesita un Estado más sólido para ir en ayuda de los más necesitados.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad