publicidad
El Papa Benedicto XVI no dará paso en falso. Cada gesto, palabra, acto al que asista, tendrá un sentido y un objetivo celosamente guardado por su círculo de consejeros. Nada se olvida en la agenda.

Peregrinaje cuesta arriba para Benedicto XVI en México y Cuba

Peregrinaje cuesta arriba para Benedicto XVI en México y Cuba

El Vaticano tiene todo listo para la visita del Papa Benedicto XVI a México y Cuba. Pero hallará escenarios distintos a los vistos por Juan Pablo II.

El Papa Benedicto XVI no dará paso en falso. Cada gesto, palabra, acto a...
El Papa Benedicto XVI no dará paso en falso. Cada gesto, palabra, acto al que asista, tendrá un sentido y un objetivo celosamente guardado por su círculo de consejeros. Nada se olvida en la agenda.

Guerra al narco, deserciones religiosas, abusos sexuales y clamor por democracia presionan visita del pontífice

El Vaticano tiene todo listo para la visita del Papa Benedicto XVI a México y Cuba entre el viernes 23 y el jueves 29 de marzo. La llegada, saludos, discursos, misas, homilías, reuniones, desplazamientos y hasta encuentros con la prensa en el avión que transportará al Sumo Pontífice figuran en la agenda. Algo parecido a las planeaciones de su antecesor, Juan Pablo II, pero en un escenario totalmente distinto.

El beato papa polaco, Karol Wojtyla, realizó cinco viajes a México en los años 1979, 1990, 1993, 1999 y 2002. En cada uno dejó una huella imborrable en el corazón de un pueblo que se volcó a las calles para recibirlo con los brazos abiertos. El Papa alemán va en busca del mismo afecto para darse el anhelado "baño de multitudes".

publicidad

En el Seminario Palafoxiano de Puebla, el 28 de enero de 1979, Juan Pablo II le pidió a los Obispos de América Latina que se conviertan en "maestros de la verdad", que vigilaran por la pureza de la doctrina y que se mantuvieran unidos en la caridad.

"Una verdad que nos hace libres y que es la única que procura la paz del corazón; esto es lo que la gente va buscando cuando anunciamos la Buena Nueva", dijo en aquel entonces. Y agregó:

"El predicador del Evangelio será aquel que, aun a costa de renuncias y sacrificios, busca siempre la verdad que debe transmitir a los demás. No vende ni disimula jamás la verdad por el deseo de agradar a los hombres, de causar asombro, ni por originalidad o deseo de aparentar… Pastores del Pueblo de Dios: nuestro servicio pastoral nos pide que guardemos, defendamos y comuniquemos la verdad, sin reparar en sacrificios".

Todo cambió

Treinta y tres años más tarde de aquel discurso, México parece un país distinto, sumido en una guerra que en los últimos seis años ha dejado más de 50 mil muertos, con acusaciones de abusos sexuales cometidos por religiosos, cientos de muertas en Ciudad Juárez, una congregación -reconocida mundialmente por aportar el mayor número de sacerdotes, los Legionarios de Cristo- intervenida porque su líder (Marcial Maciel) fue condenado por pederastia, deserciones religiosas y con 52 millones de pobres. Y una Cuba gobernada por un régimen que ya tiene 53 años en el poder y que se resiste "a pesar de la salida de Fidel Castro- a convocar elecciones libres.

publicidad

El Papa no dará paso en falso. Cada gesto, palabra, acto al que asista, tendrá un sentido y un objetivo celosamente guardado por su círculo de consejeros. Nada se olvida en la agenda. Pero, ¿cuáles son los verdaderos motivos del viaje? ¿Por qué no va, por ejemplo, a El Salvador, Panamá, Ecuador, Paraguay o Perú? ¿Por qué México? ¿Para conseguir el mismo respaldo que consiguió Juan Pablo II?

Según el Consejo de Comunicadores Católicos, aunque la visita de Benedicto XVI a México y Cuba es una distinción para esos países, no debe entenderse como algo exclusivo para ellos. Es un viaje que se hace presente en toda la América hispana. Y añade que el Obispo de Roma (uno de los tantos títulos que posee el Papa) traerá mensajes que “servirán para alimentar la esperanza y promover la paz”.

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), la Nunciatura Apostólica en México y la Arquidiócesis de León "adonde arribará el 23 de marzo- anticiparon que el pontífice dejará un profundo mensaje de paz y de amor a toda la Iglesia de América Latina que sufre los estragos de la pobreza, injusticia y violencia.

Cruda realidad

Suena bien, pero para comprender a fondo cada uno de los mensajes que se anuncian, hay que contrastarlos con una realidad que estremece no sólo al Vaticano, sino a la Iglesia Católica: el escándalo causado por la doble vida del fundador de los Legionarios de Cristo.

publicidad

Rendido ante las evidencias, en mayo de 2010 Benedicto XVI se vio obligado a intervenir la orden religiosa. Ahora se esfuerza por contener el deterioro causado por la renuncia de la directora de la rama femenina y la decisión de 30 miembros de retirarse del movimiento, deserciones que minan la confianza al interior de la otrora prestigiosa organización, principal formadora de sacerdotes.

El cardenal Velasio de Paolis, interventor de Los Legionarios de Cristo, instó a los que se retiran que "no traten de persuadir o hacer proselitismo" para que otros los sigan, y confirmó que el éxodo no se limitaba a los miembros de base, sino también a directores.

La deserción obedecería a la lentitud del interventor en realizar cambios a la orden, y porque en el tiempo en que Paolis lleva al frente de la organización, no ha hecho cambios de fondo y ha mantenido en el puesto a los mismos superiores que encubrieron los delitos sexuales de Marcial Maciel.

Mujeres consagradas decidieron dejar el movimiento y seguir sus vocaciones bajo la autoridad de obispos locales, situación que representa un golpe para la Legión e insinúa la desilusión con el proceso reformista de De Paolis.

Narco, muerte, desolación

Además del escándalo de Los legionarios de Cristo, el Papa peregrinará en medio de la guerra contra el narcotráfico que ya deja más de 50 mil muertos desde que fue declarada por el Presidente Felipe Calderón en 2006.

publicidad

El conflicto, que enfrenta a por lo menos 10 cárteles con un gobierno que se vio forzado a recurrir a las Fuerzas Armadas, tiene sumido al país en un estado tal que, organismos internacionales lo sitúan como uno de los más violentos del mundo.

Algunas organizaciones del crimen organizado, tal como los Caballeros Templarios, un grupo de narcotraficantes que se ha presentado públicamente con rasgos seudoreligiosos, colocó recientemente mantas en el estado de Guanajuato, adonde irá el Papa, en las cuales advierte a grupos rivales de mantenerse fuera y no generar violencia durante la presencia del Pontífice.

Los Caballeros Templarios surgieron en el estado de Michoacán, de donde el presidente Calderón es originario.

"Sólo advertimos que no queremos más grupos en el estado de Guanajuato. Y las confrontaciones serán inevitables, quedan advertidos señores nueva generación, queremos a Guanajuato en Paz, así que no piensen en asentarse y menos en generar violencia justo en estas fechas que viene su Santidad Benedicto XVI", se leía en una de las mantas escrita con una pésima ortografía.

La mención a "nueva generación" parece referirse a un grupo rival del estado vecino de Jalisco, que autoridades creen está asociada con el poderoso cartel de Sinaloa, encabezado por El Chapo Guzmán, el narcotraficante más poderoso y con la mayor fortuna en México, según la revista norteamericana Forbes.

publicidad

El arzobispo de León, José Guadalupe Martín Rábago, instó a grupos del crimen organizado a no perpetrar actos violentos durante la visita del Papa. "A los que hacen el mal, si de alguna… (manera) mi palabra llega hasta ellos, decirles que tomen en cuenta el tiempo que vamos a vivir, que es tiempo de paz y de gracia", apuntó el religioso.

La Cuba de los Castro

En Cuba el panorama también es incierto. El diario El Nuevo Herald, de Miami, publicó el viernes que la isla que visitará Benedicto XVI no es la misma que visitó Juan Pablo II. “Cuando el Papa aterrice en Santiago de Cuba, en marzo, para comenzar una visita de tres días, encontrará una Cuba muy distinta en unos aspectos ,pero similar en otros a la encontrada por Juan Pablo II durante su visita 14 años atrás”.

“Hay otro Castro a cargo del país. Las relaciones entre la Iglesia y el Estado son más cálidas. Ahora es aceptable hablar de reformas económicas. Los disidentes son más combativos. Pero la economía sigue estando en graves problemas. Y sigue habiendo un Castro en el poder”, agregó.

El diario dijo que si bien se han registrado algunos cambios, algunos críticos afirman que la mejoría de las relaciones entre la Iglesia y el gobierno de La Habana se pagó con el silencio de ésta ante los abusos de los derechos humanos. Y cuestionó el que casi todos los presos políticos excarcelados fueron directamente de la cárcel al exilio en España.

publicidad

El sacerdote José Conrado Rodríguez, una de las figuras católicas más críticas del gobierno cubano, dijo sentirse confiado de que la visita del Papa Benedicto XVI servirá para abordar el tema de las libertades individuales y alentar un proceso de reconciliación nacional.

“El Papa tiene los modos propios de defenderlos”, indicó Conrado, párroco de la Iglesia de Santa Teresita del Niño Jesús, en Santiago de Cuba. “No sé si hará una referencia pública, pero ciertamente imagino que será un tema a tratar con las autoridades, siempre en un plano constructivo y de respeto”, escribió El Nuevo Herald en su edición del viernes.

Arrastrando problemas

Al escándalo y las renuncias en los Legionarios de Cristo, los abusos sexuales del clero y la guerra contra el narcotráfico en México, y la esperanza por la llegada de cambios y libertades en Cuba, al papa lo agobian otra larga lista de problemas. Una de ellas son las filtraciones de noticias y documentos sobre una posible conspiración interna contra Benedicto XVI, de acuerdo con la denuncia hecha por un influyente cardenal quien reveló la existencia de un ambiente tenso y desagradable que reina en los pasillos del Vaticano.

El periódico italiano Il Fatto Quotidiano escribió que “existe un complot contra el Papa. Antes de 12 meses morirá”, y señaló que el cardenal colombiano, Darío Castrillón Hoyos, entregó en enero una carta a Benedicto XVI en la que le refirió una conversación que mantuvo con el arzobispo de Palermo, Sicilia, Paolo Romeo, según el cual el jefe de la Iglesia Católica enfrentaría un “serio riesgo” y podría ser víctima de un atentado en los próximos 12 meses.

publicidad

"Vaticano, tramas y venenos. El papa morirá dentro de doce meses", tituló la información en la portada del diario, que en páginas internas publica una página del citado documento y la traducción al italiano de todo el mensaje.

Según Il Fatto Quotidiano, el cuerpo de seguridad del Sumo Pontífice de la Iglesia Católica está verificando las circunstancias en las que fueron pronunciadas esas previsiones y su veracidad.

En el documento "añade el reportaje - se hace un análisis “preocupante” de profundas divisiones al interior de la Iglesia, en el que se vería enfrentado a Benedicto XVI con el secretario de Estado, Tarcisio Bertone, al que detestaría.

El diario dijo además que Benedicto XVI ya se ocupa de su sucesión y ha elegido en secreto al cardenal italiano Angelo Scola, arzobispo de Milán, quien tampoco tendría buenas relaciones con Bertone.

El programa

Según El Vaticano, el Papa quiere realizar este viaje, pese al cansancio que le ha de ocasionar, con el fin de tener un contacto directo con millones de católicos hispanohablantes, tras haberlo hecho con los lusoparlantes, cuando visitó Brasil en 2007.

El programa oficial del 23º viaje de Benedicto XVI, el Papa saldrá de Roma y llegará al aeropuerto internacional de Guanajuato el viernes 23 de marzo. Ahí será recibido por el presidente de México, Felipe Calderón. Al siguiente día, el 24 de marzo, Calderón lo recibirá en la ciudad de Guanajuato, elegida porque el pontífice no concurrirá a la capital, ya que la altitud podría afectar su salud.

publicidad

El domingo 25 Benedicto XVI ofrecerá una misa en el Parque Bicentenario, en la misma región, mientras que en la catedral de León, por la tarde, dirigirá un rezo de vísperas y un mensaje a obispos de América Latina y el Caribe.

El lunes 26 de marzo, Benedicto XVI saldrá rumbo a Santiago de Cuba (sureste), donde cumplirá una visita de dos días. El Papa será recibido por el presidente Raúl Castro.

El pontífice oficiará al día siguiente la primera de las dos misas que realizará en la isla, dedicada a los 400 años de la aparición de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona nacional.

El martes, el Papa realizará una visita privada al santuario de esta Virgen de la Caridad del Cobre, a algunos kilómetros al noroeste de Santiago.

Luego viajará a La Habana, donde lo recibirá el cardenal Jaime Ortega.

Tras entrevistarse con Raúl Castro en la capital, cabe la posibilidad de que salude al hermano del mandatario, Fidel Castro.

La segunda misa en Cuba la oficiará el miércoles 28, último día de su visita, en la Plaza de la Revolución de La Habana, símbolo del poder político en Cuba.

El avión del Papa tiene previsto aterrizar en la mañana del jueves 29 de marzo en el aeropuerto de Roma Ciampino.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad