publicidad

Paramilitares dejan las armas a un lado

Paramilitares dejan las armas a un lado

La Organización de Estados Americanos (OEA) consideró positivo el proceso de desmovilización de paramilitares colombianos.

Los colombianos y la comunidad internacional pueden confiar en que la desmovilización, planteada para este viernes, es un paso serio y positivo, dijo Sergio Caramagna, observador de la OEA en el proceso que adelantan los grupos paramilitares con el gobierno colombiano.

Un grupo de mil 400 hombres encabezados por el líder de las AUC, Salvatore Mancuso, entregarán este viernes sus armas, en un proceso que ha sido criticado por la comunidad internacional, que teme conceda impunidad a autores de delitos atroces y narcotraficantes.

Mancuso, quien enfrenta cargos por narcotráfico, está pedido en extradición por Estados Unidos, país que además considera terrorista a las AUC.

El observador de la OEA dijo a radio Caracol que aunque hay sectores de la comunidad internacional que miran con asombro y admiración el proceso, hay otros que lo hacen con desconfianza, por lo que se debe ganar credibilidad para que reciba el apoyo necesario.

Caramagna consideró un desafío para el Estado la región del Catatumbo, limítrofe con Venezuela, donde además actúan las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), y hay sembríos de coca y amapola.

Al respecto, el influyente diario El Tiempo se preguntó si el gobierno tendrá la capacidad de manejar esta área, una de las más conflictivas del país.

publicidad

Recordó que en la zona hay más de cinco mil hectáreas sembradas con cultivos ilícitos, y agregó que la presencia guerrillera fue desplazada por los paramilitares, por lo cual el gobierno debe garantizar el control para que aquella no vuelva a retomar fuerza.

Indicó que la zona fue tomada por los paramilitares a sangre y fuego en medio de grandes masacres, que fueron seguidas por alianzas con narcotraficantes al punto de causar gran temor en la región y hasta en Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander.

Los paramilitares, acusados de múltiples violaciones a los derechos humanos, incluida la muerte de unos cuatro mil civiles, se comprometieron con el gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez a desmovilizar a unos tres mil hombres antes de fin de año.

El máximo líder de los paramilitares colombianos, Salvatore Mancuso, pidió perdón a Estados Unidos y a las víctimas de las acciones de esos grupos de extrema derecha, durante la ceremonia en que se desmoviliza junto a unos mil 500 de sus hombres.

"Con el alma anegada de humildad pido perdón al pueblo de Colombia, pido perdón a las naciones del mundo, entre ellas a los Estados Unidos de Norteamérica, si por acción u omisión las pude ofender", dijo Mancuso.

"Ruego el perdón de cada madre y de aquellos cuyo dolor causamos. Asumo mi responsabilidad a partir de la jefatura ejercida, por lo que pude haber hecho mejor, por lo que pude haber hecho y no hice, errores seguramente condiciones por mis limitaciones humanas y mi nula vocación para la guerra", añadió.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad