publicidad

Paraguay en emergencia nacional

Paraguay en emergencia nacional

Paraguay aguarda la llegada de aviones cisternas de Argentina, Rusia y Venezuela para combatir los incendios forestales.

El jefe de Operación de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), Aldo Saldívar, dijo que aguardan en las próximas horas el arribo de un avión cisterna de gran porte de Rusia que se sumará a las tareas de extinción de los incendios.

En tres semanas los incendios arrasaron 600 mil hectáreas de bosques y cultivos en tres departamentos (provincias) del noreste del país.

Esa aeronave, arrendada por un millón de dólares por el gobierno paraguayo, operará durante una semana en los departamentos de San Pedro (centro) y Concepción (noreste) y Presidente Hayes (oeste).

En esas regiones operan desde el sábado último cuatro avionetas cisternas y una de reconocimiento cedidas por Brasil, además del contingente de bomberos, militares y policías, que con los refuerzos de las últimas horas totalizan 948 personas, indicó Saldívar, que precisó que disponen también de otros 500 voluntarios.La destrucción

El funcionario señaló además que hoy arribará al país otro avión hidrante procedente de Argentina, así como dos avionetas y dos helicópteros de Venezuela, en el marco de una cooperación solicitada el martes pasado por el presidente paraguayo Nicanor Duarte y que incluye además ayuda de Chile.

Duarte declaró el estado de emergencia nacional durante sesenta días a raíz de "la prolongada sequía y los numerosos incendios de bosques, cultivos, viviendas, muerte de animales vacunos y domésticos, con graves daños al medio ambiente y la salud de la población en general", según el decreto presidencial.

publicidad

En San Pedro "hay estimativamente 400 mil hectáreas afectadas, en Concepción 100 mil y los datos incluyen bosques, cultivos y grandes extensiones ganaderas", detalló Saldívar, que añadió que otras 100 mil hectáreas de pastizales fueron quemados en Presidente Hayes.

Explicó además que el fuego se ha propagado estos días a la reserva de Mbaracayú, en el departamento de Canindeyú y también en la regiones de Amambay, ambos en la frontera con Brasil, zonas en donde aún no han podido precisar la magnitud de los siniestros.

Las llamas han dejado a su paso 5 mil damnificados en San Pedro y alrededor de 2 mil 500 en Concepción, así como una densa humareda que ya ha comenzado a causar transtornos respiratorios y de vista a los pobladores.

A los lugares de emergencia también se han trasladado varios fiscales para investigar las denuncias de que muchos de los focos de incendio son provocados por los propietarios de las haciendas en una práctica muy arraigada en este país para mejorar el rendimiento de los suelos.

En ese sentido, el fiscal Ricardo Merlo dijo a periodistas que ya ha imputado a cuatro personas presuntamente vinculadas a esos ilícitos.Preparan sanciones

Merlo reiteró que las leyes medioambientales establecen penas de entre tres y ocho años de cárcel por "la quema de bosques o formaciones vegetales que causen daño al ecosistema", hechos que según el agente del Ministerio Público, se enmarcan "en la categoría de crimen ambiental".

publicidad

Por otro lado, la quemazón de campos en las haciendas ganaderas de la región del Chaco u occidental y de localidades que circundan la capital del país ha levantado una densa humareda que el lunes pasado obligó al cierre momentáneo del aeropuerto internacional Silvio Pettirossi.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad