publicidad

Países del ALBA y el Grupo Río reclaman restitución de Zelaya

Países del ALBA y el Grupo Río reclaman restitución de Zelaya

Gobiernos de Europa y América Latina se sumaron el lunes a la condena internacional contra el golpe militar.

Piden respeto

Mientras gobiernos de Europa y América Latina condenaron el lunes el golpe militar en Honduras contra el presidente Manuel Zelaya, la tension social creció luego de que el ejército arremetiera contra los seguidores del depuesto mandatario.

La prensa registra que los agentes policiales lanzaron gases lacrimógenos contra cientos de manifestantes que se concentraron en el palacio de gobierno para expresar su disconformidad por la destitución de Zelaya.

Recibe noticias de Honduras en tu teléfono móvil

Charla en vivo con otros hondureños

El enfrentamiento entre el militares y simpatizantes de Zelaya dejó hasta el momento al menos 15 heridos, y la tensión crece a cada momento en las calles de la capital hondureña.

El ejército tiene congelado un canal de televisión; además, medios de comunicación han denunciado agresiones a sus periodistas que cubren la revuelta en Honduras.

Mientras el presidente Barack Obama dijo que la expulsión del país del líder hondureño fue un golpe de Estado "no legal" y sigue siendo el presidente del país, los países miembros del ALBA ordenaron retirar sus embajadores acreditados en Tegucigalpa, hasta que se restituya en la Presidencia de Honduras a Manuel Zelaya.

Entre tanto, el presidente Roberto Micheletti, elegido por el Congreso, insiste en que "en este país, no ha habido un golpe de Estado", sino "una sucesión constitucional" provocada por las debilidades del depuesto Zelaya y pidió a la comunidad internacional respetar la decisión de Honduras.

publicidad

Al ser interrogado sobre el rechazo de presidentes de diferentes tendencias y de organismos internacionales que no lo reconocen como nuevo mandatario, indicó que no ha hecho nada ilegal.

El presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva dijo en su programa de radio semanal que su país no aceptará ni reconocerá ningún gobierno de Honduras que no sea encabezado por Zelaya "porque él fue electo directamente por el voto, cumpliendo las reglas de la democracia".

Honduras se arriesga a quedar aislada del resto de Latinoamérica si el mandatario depuesto no retorna a la presidencia, advirtió Lula, quien dijo que había conversado sobre la situación con los presidentes de Paraguay, Fernando Lugo y de Chile, Michelle Bachelet.

"No podemos aceptar más en América Latina que alguien quiera resolver sus problemas de poder por la vía del golpe", dijo el brasileño.

Tras asegurar que el regreso al poder de Zelaya es "la única condición" para "establecer relaciones con Honduras", el mandatario dijo que "si Honduras no revisa su posición, va a quedar totalmente aislada en medio de un contingente enorme de países democráticos".

También el primer ministro español José Luis Rodríguez Zapatero condenó la expulsión de Zelaya y pidió su inmediato retorno al poder.

"La solución a cualquier disputa debe buscarse siempre desde el diálogo y el respeto a la normas democráticas", dijo Zapatero la noche del domingo en un comunicado.

publicidad

Mensajes de Europa

En Londres, el vocero de la Oficina de Relaciones Exteriores Chris Bryant aseguró que "el Reino Unido condena la expulsión del presidente Zelaya y llama a la restauración del gobierno democrático y constitucional en Honduras".

"Apoyamos el llamado de la Organización de Estados Americanos en respaldo del estado de derecho y estamos profundamente preocupados por el envío de personal militar a las calles de Tegucigalpa", agregó.

En Alemania, el ministro de Relaciones Exteriores Frank-Walter Steinmeier dijo que la detención de Zelaya por tropas hondureñas en la madrugada del domingo y su exilio forzoso en Costa Rica "violan el orden constitucional" de Honduras.

Steinmeier pidió a ambos lados de la disputa que "vuelvan al diálogo y encuentren una solución pacífica que haga justicia a la democracia y al estado de derecho".

OEA decide rumbo...

Los cancilleres de las Américas se reunirán de urgencia el martes para decidir qué rumbo tomará la Organización de los Estados Americanos frente a la destitución por militares del presidente de Honduras Manuel Zelaya, con la marginación temporal de ese país del sistema interamericano como una de las opciones.

Los cancilleres, que al reunirse forman la Asamblea General, sesionarán en la centenaria sede de la organización de 34 miembros tras haber sido convocados el domingo por el Consejo Permanente de embajadores en una resolución que condenó y rechazó el derrocamiento de Zelaya.

publicidad

La Asamblea General es la máxima autoridad de la OEA y tiene poderes para "considerar problemas de carácter urgente y de interés común" para los estados miembros.

Sus sesiones extraordinarias no son, sin embargo, inusuales y difieren sustancialmente de una "reunión de consulta" de cancilleres, que se convoca en casos críticos y por lo general vinculados a temas de defensa.

En 2008 los cancilleres celebraron dos sesiones extraordinarias por asuntos administrativos. Sin embargo, en lo que va de la década sólo hubo dos reuniones de consulta: en 2001 por los atentados terroristas en Estados Unidos y en 2008 por el conflicto fronterizo entre Ecuador y Colombia.

Carta Democrática

Los cancilleres sesionarán bajo la guía de la Carta Democrática Interamericana, aprobada en Lima el 11 de septiembre de 2001, el mismo día de los ataques en Nueva York y Washington. En su primer artículo, la carta designa a la democracia "un derecho de los pueblos".

Esta no será tampoco la primera sesión de cancilleres derivada de mandatos de la carta. Hubo ya reuniones especiales pedidas por Bolivia, Nicaragua y Ecuador para atender crisis políticas que no llegaron a derrocamientos presidenciales.

Sin embargo, si para el martes Zelaya no ha sido restituido a la presidencia, el gobierno instalado en Tegucigalpa después del golpe quedaría marginado del sistema interamericano. Aunque la marginación sería temporal, tampoco habría plazo para levantarla.

publicidad

Igualmente, se descarta que los cancilleres pudieran recibir a un emisario de Roberto Micheletti, líder del Congreso que asumió funciones presidenciales el domingo después del derrocamiento. La posibilidad incluso de que el secretario general de la OEA José Miguel Insulza viajara a Tegucigalpa para dialogar con las nuevas autoridades fue rechazada por algunos embajadores, que consideran que el gesto sería un reconocimiento implícito del nuevo estatus político hondureño.

La suspensión de Honduras sería la primera de su tipo basada en la Carta Democrática. La OEA suspendió a Cuba en 1962, pero no lo hizo por el derrocamiento de Fulgencio Batista por el revolucionario Fidel Castro sino por el régimen comunista que éste adoptó una vez en el gobierno. En abril pasado, los cancilleres revocaron esa resolución tras 47 años, pero Cuba ha dicho que no volverá a la OEA y ésta tampoco estaba haciendo gestión alguna.

En el caso de Honduras, se aplicaría el artículo 21 de la Carta:

"Cuando la Asamblea General, convocada a un período extraordinario de sesiones, constate que se ha producido la ruptura del orden democrático en un estado miembro y que las gestiones diplomáticas han sido infructuosas, conforme a la Carta de la OEA tomará la decisión de suspender a dicho estado miembro del ejercicio de su derecho de participación en la OEA con el voto afirmativo de los dos tercios de los estados miembros. La suspensión entrará en vigor de inmediato".

publicidad

Países del ALBA

Los presidentes del ALBA preparan una declaración "contundente en términos del respeto a los derechos políticos, sociales y económicos del pueblo hondureño", informó hoy la portavoz gubernamental de Nicaragua, Rosario Murillo.

La esposa del presidente Daniel Ortega informó que los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Guatemala, Álvaro Colom, llegaron hoy a Nicaragua para brindar apoyo al gobernante hondureño, Manuel Zelaya, destituido el domingo por el Congreso de su país.

Morales llegó para incorporarse a la segunda jornada de la reunión urgente de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), que se instaló esta madrugada en Managua para demandar la restitución inmediata y sin condiciones del presidente Zelaya en su cargo.

"Los centroamericanos debemos dar apoyo incondicional al presidente (Manuel) Zelaya", dijo Colom en breves declaraciones a la prensa a su llegada a Managua.

Poco antes había llegado a este país centroamericano el presidente Morales, quien no dio declaraciones a los periodistas en la terminal aérea.

Rechazan "barbarie"

Murillo, en declaraciones al canal 4 de la televisión, afín al Gobierno, dijo que "hoy mismo estarán en Managua todos los jefes de Estado del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) para rechazar la barbarie" ocurrida en Honduras.

publicidad

Igualmente informó que para hoy es esperado en Managua el mandatario de México, Felipe Calderón, en su carácter de presidente pro témpore del Grupo de Río, integrado por 23 naciones latinoamericanas.

Señaló que Calderón llegará acompañado por la canciller de Honduras, Patricia Rodas, quien la pasada madrugada partió de su país a México y "a quien vamos a recibir con los brazos abiertos", dijo Murillo.

Confirmó que también llegará a Managua el presidente de la República Dominicana, Leonel Fernández.

Desde ayer se encuentran en Managua los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Ecuador, Rafael Correa, países integrantes de la ALBA junto a Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Honduras, Nicaragua, y San Vicente y Las Granadinas.

"Managua se convierte hoy en capital de la democracia en estos momentos en que se está librando una batalla fundamental para que se garantice el retorno al orden constitucional en Honduras y la restitución inmediata del presidente Manuel Zelaya", dijo Murillo.

La esposa de Ortega aseguró que "hay que devolver a los gorilas al pasado", en alusión a los militares que detuvieron al presidente Zelaya, a quien llevaron por la fuerza a Costa Rica el domingo, de donde anoche viajó también a Managua

El Grupo de Río

Por su parte, el Grupo de Río, que reúne a los gobiernos de 22 países de América Latina, expresó hoy "su más enérgica condena al golpe de Estado" en Honduras y exigió la restitución en el cargo del presidente Manuel Zelaya, quien fue destituido por el congreso hondureño.

publicidad

La postura del Grupo de Río se dio a conocer justo cuando en Tegucigalpa el presidente del Parlamento de Honduras, Roberto Micheletti, prestaba juramento como nuevo jefe de Estado en sustitución de Zelaya, quien fue sacado de madrugada a la fuerza por los militares.

En el comunicado difundido en México, el Grupo de Río, cuya secretaría pro témpore está a cargo de ese país, no se hace mención del juramento de Micheletti.

El Grupo de Río, del que Honduras forma parte, rechazó también "el uso de la fuerza armada en la detención arbitraria del jefe del Ejecutivo, quien fue obligado a salir de Honduras".

Agregó que en Honduras se "ha interrumpido el orden constitucional y democrático" al ser retirado de su cargo "en forma ilegítima el presidente Constitucional de la República, Señor José Manuel Zelaya Rosales".

"El Grupo de Río considera que la ruptura del orden constitucional es inadmisible e inaceptable y constituye una práctica que las sociedades de América Latina y el Caribe hemos rechazado de manera categórica", agregó el comunicado.

Principios democráticos

Reiteró que "el apego a los valores y principios democráticos y el respeto irrestricto al orden constitucional y al Estado de Derecho deben prevalecer por encima de cualquier diferencia política".

publicidad

"Los Estados miembros del Mecanismo manifiestan su total disposición para contribuir al restablecimiento inmediato del orden institucional en Honduras", afirmó.

También hizo un exhorto "a todos los actores políticos de la República de Honduras a evitar la violencia y demandan la restitución inmediata e incondicional en sus cargos de su Presidente legítimo y constitucional, señor José Manuel Zelaya Rosales y del resto de las autoridades legalmente constituidas".

El Grupo de Río esta integrado por Argentina, Belice, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guayana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay, Venezuela.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad