publicidad

Ola de violencia pandillera

Ola de violencia pandillera

El 55 por ciento de los asesinatos que ocurren en Centroamérica están relacionados con los actos pandilleros.

"Según las estadísticas que maneja la policía, el 55 por ciento de los homicidios están asociados a las pandillas. Hay un desbordamiento de la guerra de las pandillas, hay que decirle al mundo lo que realmente sucede en este país, que hay asesinatos entre los pandilleros", aseguró Figueroa en una rueda de prensa.

Figueroa añadió que otro 38 por ciento de los homicidios que ocurren en el país están relacionados con rencillas personales, 4 por ciento está vinculado a la delincuencia común y otro 3 por ciento con el narcotráfico.

"Esos escenarios requieren soluciones integrales, los factores relacionados con la inseguridad no van a encontrar respuestas si los abordamos políticamente, debemos unir al país en contra de aquellos que están llevando luto y dolor, que roban la tranquilidad a los hogares salvadoreños", remarcó Figueroa.

Pese a los programas de represión desarrollados por el gobierno de Elías Antonio Saca, en junio se registraron 330 asesinatos, un promedio de 11 muertes diarias, según Cifras de la Policía Nacional Civil (PNC).

El gobierno lanzó los planes "Super mano dura", contra las maras juveniles, y "Antihomicidios", que se centra en la captura personas acusadas de asesinatos o vinculadas a ellos y que evadieron la cárcel.

Los datos de la PNC indicaron que en enero hubo 300 homicidios, en febrero 260, en marzo 250, abril 266, mayo 284 y en junio se registró la muerte de 330 personas, para un total de 1,690 homicidios en el primer semestre de 2005, casi 30 por ciento más que en el mismo período del año pasado.

publicidad

Ante el aumento de los asesinatos, este lunes el ministro de Gobernación anunció la creación de un Consejo Consultivo para la Seguridad Pública, en el que participará su cartera junto a la Fiscalía, la Policía, la Procuraduría General de la República, la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) y otros gremios empresariales.

La idea del Consejo es la de diseñar conjuntamente una estrategia para atacar la ola de criminalidad y podría incluir propuestas de reformas a las leyes penales del país para enducer los castigos a quienes delinquen, explicó Figueroa.

"Esperamos llegar a un solo acuerdo de nación para que podamos enfrentar los temas de la delincuencia, de los homicidios y que juntos busquemos garantizar el país que queremos", concluyó Fiqueroa.

Pero no sólo El Salvador es azotado por la violencia pandillera, en Guatemala decenas de familias del asentamiento humano La Unión, en el sur de esta capital, han abandonado el barrio por temor a las amenazas de las maras que les cobran "impuestos".

"Vamos a intensificar nuestros operativos, algunas familias se han ido, pero otras regresan", dijo Carlos Vielman, ministro de gobernación.

El asentamiento, ubicado en el barrio Villalobos 1, está infestado por las pandillas juveniles, según denuncias de los vecinos. Y es que ya están hartos de la delincuencia, han amenazado con organizarse para lincharlos en el momento que les atrapen extorsionando a los pobladores.

publicidad

El ministro pidió a la población que no tome la justicia en sus manos. "Entiendo que muchos tienen miedo y que no se convierten en acusadores, lo que nos permitiría tener presos a los pandilleros por más tiempo, pero les pido que confíen en que vamos a darle seguimiento al tema", dijo.

Los pandilleros piden "impuestos" que van desde unos 200 dólares hasta los 1,250 dólares por mes. En el sector viven unas 6 mil familias.

Se estima que son más de 100 mil los pandilleros que viven en la capital guatemalteca.

Un sector de la población que se ha visto severamente afectado por la violencia en Guatemala es el de las mujeres, que ha aumentado consistentemente desde 2002 y, según un estudio informal de la Procuraduría de Derechos Humanos, Guatemala sería el quinto país donde más mujeres mueren violentamente de forma proporcional a la población.

"Si se mantiene la tendencia en Guatemala, podría llegarse al segundo lugar", dijo en conferencia de prensa el procurador de los derechos humanos, Sergio Morales.

El cálculo, realizado con los datos disponibles para 19 países, ubica en el quinto lugar a Guatemala, con 5,52 mujeres muertas por cada 100 mil habitantes de sexo femenino. El primero es la Federación Rusa, con 10.716 mujeres muertas en 2002. Es decir, 14.1 muertas por cada 100 mil mujeres y el segundo Kazajstán, con 6.9 casos.

publicidad

El aumento de los asesinatos de mujeres desde 2002, arroja que de 5.52 pasó a 8.66 mujeres muertas por cada 100 mil habitantes en 2004. Ese año fueron muertas 317 mujeres en Guatemala.

Del total de asesinatos cometidos en Guatemala, en 2002, 8.73 por ciento correspondió a mujeres. En 2004, la cifra subió a 11.03 por ciento, indica el informe de la PDH.

Los datos para 2005 son contradictorios. Durante la primera mitad del año, según datos de la policía, han muerto 169 mujeres -un drástico descenso respecto los años anteriores-, mientras que según los reportes compilados de las noticias aparecidas en medios de comunicación, serían 312 las fallecidas en este año.

Según la PDH, las mujeres suelen morir con más violencia y saña que los varones. Mientras casi el 80 por ciento de ellos muere de uno o dos balazos, dos de cada tres mujeres mueren de forma que no tengan contacto con su agresor.

"En muchos casos las violan, las estrangulan, las acuchillan y las golpean hasta matarlas", añadió Morales.

La PDH constató que la mayor parte de muertes violentas de mujeres ocurre durante las horas de la madrugada del fin de semana, especialmente los domingos.

"Es el momento, también, que en la ciudad de Guatemala, hay más denuncias de violencia intrafamiliar", indica el informe.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad