publicidad
Carlos Lupi es el quinto ministro de Rousseff que se ve forzado a dar explicaciones tras presuntas denuncias de corrupción.

Nuevas denuncias contra ministro de Trabajo brasileño

Nuevas denuncias contra ministro de Trabajo brasileño

Ministro de Trabajo en Brasil volvió a ser blanco de denuncias por parte de la prensa por presunta corrupción.

Carlos Lupi es el quinto ministro de Rousseff que se ve forzado a dar ex...
Carlos Lupi es el quinto ministro de Rousseff que se ve forzado a dar explicaciones tras presuntas denuncias de corrupción.

Autorizó la creación de sindicatos por solicitud de un diputado

BRASILIA- El ministro de Trabajo de Brasil, Carlos Lupi, volvió a ser blanco de denuncias por parte de la prensa por presunta corrupción, sin que la presidenta Dilma Rousseff envíe aún una señal sobre el futuro del alto funcionario, el quinto cuestionado por irregularidades bajo el gobierno.

Lupi, que siempre ha defendido su inocencia, fue señalado esta vez por el diario Folha de Sao Paulo de autorizar la creación de siete sindicatos en el estado de Amapá (norte) para "representar a sectores de la industria que no existen en esa región".

El ministro, en el cargo desde 2007, concedió los permisos por pedido de un diputado de su grupo político de izquierda, el Partido Demócrata Laborista (PDT), que forma parte de la coalición de gobierno, según el diario Folha, que no identifica sus fuentes.

publicidad

Al respecto, Lupi negó que hubiera actuado por favor político y dijo que la ley le impide obstaculizar la libertad sindicial, según un mensaje difundido en el blog de la cartera de Trabajo.

Funcionario ya era investigado

El funcionario enfrenta desde el 5 de noviembre una serie de denuncias de la prensa que lo relacionan con presuntas irregularidades, algunas de las cuales están siendo investigadas por las autoridades.

Su mal momento comenzó con un artículo de la revista Veja que relacionaba a uno de sus asesores -ahora suspendido- con supuestos sobornos a organizaciones no gubernamentales (ONG) que suscribieron contratos con el Ministerio de Trabajo.

Veja aseguró también que Lupi usó en 2009 un avión alquilado por una de las ONG que es contratista del Ministerio de Trabajo.

La entidad pertence a un grupo de ONG manejadas por Adair Mera, que reciben desde 2008 cerca de 10.8 millones de reales (unos $6.1 millones) por sus contratos, uno de los cuales es investigado por supuestas irregularidades.

Lupi negó haber utilizado la aeronave, pero el diario O Globo publicó una foto del ministro descendiendo aparentemente del avión implicado en la denuncia.

El titular de Trabajo es el quinto ministro de Rousseff -en el poder desde enero- que se ve forzado a dar explicaciones tras presuntas denuncias de corrupción de la prensa en los últimos cinco meses.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad