publicidad
Migrantes principalmente centroamericanos son víctima de abusos, extorsiones y secuestros de bandas de criminales mexicanos.

Niño ecuatoriano está secuestrado por traficantes en México, según diario

Niño ecuatoriano está secuestrado por traficantes en México, según diario

Un menor que intentaba llegar a EU con su madre fue secuestrado en México por traficantes de personas.

Migrantes principalmente centroamericanos son víctima de abusos, extorsi...
Migrantes principalmente centroamericanos son víctima de abusos, extorsiones y secuestros de bandas de criminales mexicanos.

Iba con su mamá

QUITO - Un niño ecuatoriano que intentaba ingresar ilegalmente a Estados Unidos con su madre fue secuestrado en México por traficantes de personas que exigen $4,000 para liberarlo, publicó este jueves un diario en Quito.

La mujer, cuya identidad no fue revelada, denunció el caso ante la Fiscalía de la provincia de Azuay (sur) -una de las zonas de más alta emigración del país- y dijo que el hecho ocurrió el pasado 4 de mayo, según el tabloide Hoy.

Ese día, agentes migratorios detuvieron a la ecuatoriana en la frontera con Estados Unidos, quedando su hijo de nueve años en poder de una red de trata de personas.

Ella fue deportada y recién hace diez días habló con uno de los captores y con el menor. "Me dijo que querían $4,000 y que el niño estaba listo para regresar", relató, según el diario.

publicidad

La mujer y su hijo habían partido de la localidad de Sigsig (Azuay) el 11 de abril tras pagar $5,000 a una banda de "coyoteros" (traficantes de personas), de un total de $23,000 que les cobrarían por "pasarlos" a Estados Unidos.

No es el único caso

Los migrantes transitaron por Panamá, Costa Rica, Honduras y Guatemala antes de llegar a la ciudad mexicana de Villahermosa, donde fueron llevados a un lugar donde había más niños latinoamericanos bajo custodia de "coyoteros", señaló la publicación.

Este caso se suma al de una mujer que también salió de Azuay rumbo a Estados Unidos y cuya desaparición denunció su padre ante la Fiscalía.

Las denuncias se producen luego de que la semana pasada presuntos miembros del cartel narcotraficante de "Los Zetas" masacraron a 72 migrantes latinoamericanos en el estado mexicano de Tamaulipas.

Según el ecuatoriano, que fue repatriado el domingo, la matanza fue en represalia porque los emigrantes que se dirigían a Estados Unidos se negaron a ser reclutados como sicarios.

Se multiplican las denuncias

El caso del menor de nueve años, el rescate de seis cubanos y la denuncia de que 17 migrantes que iban a Estados Unidos están secuestrados en el norte de México son ejemplos del ensañamiento del crimen organizado, que tuvo su peor muestra en la matanza la semana pasada de 72 de ellos.

publicidad

Estos casos forman parte de la multiplicación de denuncias en los medios tras el impacto que provocó hace una semana la masacre de 72 emigrantes de Brasil, Ecuador, Guatemala, El Salvador y Honduras en el estado mexicano de Tamaulipas, fronterizo con Estados Unidos.

Pero ya desde 2008 varias ONG e incluso organismos oficiales mexicanos alertaron que organizaciones criminales estaban recurriendo en forma creciente al secuestro de migrantes y asesinando a quienes no pagan rescate.

Ya lo sabían

"Creo que las autoridades tenían elementos de campo como para estar enterados", dijo a la AFP Rodolfo Casillas, investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), tras recordar que desde hacía dos años se habían multiplicado las denuncias.

Incluso un estudio de la estatal Comisión Nacional de Derechos Humanos de México estimó el año pasado que 10,000 fueron secuestrados entre septiembre de 2008 y febrero de 2009 por grupos criminales que se estima obtuvieron $25 millones en rescates.

El nombre de un grupo se repite particularmente en las denuncias: Los Zetas, ex militares de élite que se unieron como pistoleros al narcotráfico, que según el gobierno han convertido el secuestro de migrantes y el robo de combustibles en nuevas fuentes de financiación.

No solo 'Los Zetas'

Pero Casillas cree que no todos los casos se pueden atribuir a Los Zetas. "Sería muy sorprendente", señala.

publicidad

Este jueves la policía de la ciudad mexicana de Tijuana (noroeste), vecina de la estadounidense San Diego (California), seguía buscando a 17 personas, al parecer mexicanas, secuestradas cuando iban a cruzar la frontera.

La denuncia fue hecha a la Policía por una persona que aseguró estuvo diez días retenido por la banda de traficantes de personas.

El hombre de 38 años, junto a otra persona, fueron abandonados por sus captores el miércoles en un cerro vecino a Tijuana, según la policía. Se desconoce si sus familias pagaron por su liberación.

Cerca de 500,000 migrantes, en su mayoría centroamericanos, tratan de cruzar México para llegar a Estados Unidos escondidos en vagones de carga del ferrocarril o en caletas de camiones. Grupos como Los Zetas los interceptan, a veces con la complicidad de las policías locales, según numerosas denuncias coincidentes de ONG.

La ola de preocupación generada por la matanza en Tamaulipas llegó a la Organización de Estados Americanos (OEA), que este jueves dedicó su sesión al tema. "Se requiere de acciones interestatales concertadas para hacer frente a esta nueva modalidad delincuencial", alertó el representante de Guatemala en la OEA, Jorge Skinner, en ese foro.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad