publicidad
Una mujer colombiana, deportada desde Venezuela, cruza el paso fronterizo entre Santo Antonio del Táchira y Cúcuta.

Nicolás Maduro apela al conflicto con Colombia para reunificar al chavismo

Nicolás Maduro apela al conflicto con Colombia para reunificar al chavismo

A la vez que negocia con Colombia, el gobierno de Nicolás Maduro utiliza el conflicto fronterizo como argumento de campaña, de cara a las parlamentarias.

Una mujer colombiana, deportada desde Venezuela, cruza el paso fronteriz...
Una mujer colombiana, deportada desde Venezuela, cruza el paso fronterizo entre Santo Antonio del Táchira y Cúcuta.

Por Juan Pablo Arocha  (@JPArocha) desde Caracas

Mientras en Cartagena de Indias los cancilleres de Colombia y Venezuela se sentaban a buscar una solución al conflicto binacional que mantiene cerrada la frontera desde hace una semana, en Caracas el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela buscaba cómo sacarle provecho electoral a la crisis. Para este viernes convocaron un acto de masas en la capital en respaldo a la suspensión del paso entre ambas naciones, decretado por el presidente venezolano  Nicolás Maduro.

"Estarán en esa marcha este próximo viernes miles de colombianos que han hecho de Venezuela su segunda patria, miles de personas de bien que defienden lo que ha venido haciendo nuestro presidente Nicolás Maduro y el gobierno revolucionario para defender la paz", dijo el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, también jefe del comando de campaña chavista para las elecciones parlamentarias que se realizarán en diciembre.

publicidad

Lea también: Venezuela lleva a cabo una deportación masiva de colombianos

Aunque todavía es muy pronto para medir el impacto que el cierre de la frontera ha tenido en la población venezolana, el analista Luis Vicente León, de la firma Datanálisis, se atreve a advertir que la crisis con Colombia está vinculada a la campaña electoral que enfrenta Venezuela por la renovación del Parlamento en diciembre. “Es racional pensar que el gobierno está haciendo una estrategia para reconectar, unificar a sus grupos y desviar la atención de los problemas nacionales que tengan mayor impacto”.

Desde la noche del miércoles la frontera entre Colombia y Venezuela, entre las poblaciones de Cúcuta y San Antonio, se encuentra cerrada por decisión de Maduro, justificado en un supuesto enfrentamiento que vivieron efectivos militares venezolanos con contrabandistas de alimentos. La acción ha desencadenado, además, una masiva deportación de colombianos, que ya suman más de 1,100 de acuerdo a cifras oficiales.

A través de la denominada Operación Liberación del Pueblo, militares venezolanos han requisado zonas residenciales, demolido viviendas y expulsado a familias enteras. El secretario general de la Unión de Naciones Suraméricana (Unasur), el expresidente colombiano Ernesto Samper, pidió este miércoles a Venezuela detener las deportaciones, apostando al resultado del encuentro entre cancilleres.

publicidad

Nacionalismo, a 100 días de las elecciones

La crisis con Colombia se da a menos de 100 días de un proceso electoral que luce desfavorable para el chavismo, que, por primera vez en 16 años, podría perder la mayoría del Parlamento. La encuestadora venezolana IVAD, citada en un informe del Bank of America, revela que la oposición marcha con una ventaja de 38.6% ante el oficialismo de cara a los comicios.

“Aunque esta crisis pueda generar algún costo político, es un tema que puede levantar un sentimiento nacionalista. Además, explicar por qué no hay leche en los supermercados es un dolor de cabeza para el Gobierno, pero decir que se está cerrando la frontera para pelear contra el contrabando es una oportunidad”, opina León.

Recuerda que, por ejemplo, a Maduro le fue útil para frenar momentáneamente la caída de su popularidad iniciar en marzo pasado una campaña contra el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien había aprobado entonces la revocatoria de visa contra una decena de funcionarios venezolanos, acusados de violentar DDHH.

El conflicto con Colombia, sin embargo, podría empeorar. Pese a las gestiones de la cancillería de ambas naciones, la medida de cierre de la frontera binacional podría extenderse, y sellar la totalmente la línea de 2.219 kilómetros que separa los dos países. 

“Le proponemos (al presidente Nicolás Maduro) formalmente que esta actividad de cierre de fronteras y estado de excepción vaya sumando territorios para ser liberados para el bienestar de nuestro pueblo", dijo el número 2 del chavismo y jefe del Legislativo, Diosdado Cabello, el martes en un acto público donde el Parlamento respaldó la política exterior de Maduro.

publicidad

Acuerdos binacionales de papel

Para lograr la reapertura de la frontera será necesario avanzar en acuerdos bilaterales significativos, ya a inicios de agosto de 2014 en una reunión entre Santos y Maduro "también en Cartagena de Indias" se había finiquitado la creación del Centro Binacional de Comando y Control contra el contrabando, que tendría sede en ambos lados de la línea.

Sin embargo, a los 10 días del encuentro, Venezuela inició el cierre nocturno del paso entre ambas naciones, que se mantiene hasta hoy justo con la excusa de controlar el tráfico ilegal de productos.

En paralelo a las migraciones forzadas oficiales de la última semana, las autoridades de Bogotá calculan que unos 2,000 colombianos han regresado a pie por trochas improvisadas, ante el temor de ser expulsados de Venezuela y en un intento por salvar sus enseres.

Los albergues se están abarrotando. En las universidades se están recogiendo insumos para hacer mercado, cobijas. Esa gente se quedó sin nada, mientras que otros intentan salvar lo que tienen cruzando antes que los saquen del país”, relata la colombiana Maritza López, quien ha visto la penuria con que han llegado decenas de compatriotas a la fronteriza ciudad de Cúcuta.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pidió este martes a Venezuela “respeto” para sus compatriotas y denunció que autoridades venezolanas habían cometido "inaceptables" e "intolerables" maltratos en el proceso de deportaciones express.

publicidad

Maduro reaccionó, incómodo por la exigencia, y dijo que a su homólogo “lo tienen engañado los medios de la oligarquía colombiana que odian y mienten sobre Venezuela todos los días“.

El desabastecimiento de productos básicos en Venezuela supera ya 60%, de acuerdo a cifras de la firma independiente Datanálisis. Según han declarado funcionarios del gobierno de Maduro, al menos 40% de los bienes son adquiridos por contrabandistas para revenderlos en la frontera, como parte de la deformación económica que se ha creado ante la acelerada devaluación del bolívar.

Antes eran los venezolanos venían a comprar cuando el bolívar valía más que el peso, y nosotros los tratábamos bien. Ahora nos hacen esto a los colombianos”, protesta López desde Cúcuta.

Más que en los comercios, el primer efecto que ha ocasionado el cierre de la frontera en Colombia ha sido la proliferación de filas de vehículos en los alrededores de las estaciones de gasolina, pues se teme que haya también escasez de combustible ante el conflicto bilateral.

Al otro lado de la frontera le responde Ana Elisa Osorio, diputada chavista del Parlatino. “Puede ser que la medida sea drástica, pero es necesaria ante el desorden que hay en la frontera, hay que regularizar la fuga de contrabando”, defiende quien llegó a ocupar cargos ministeriales en el gobierno del fallecido Hugo Chávez.

publicidad

Aunque Osorio pide que el traslado de colombianos fuera de la frontera se haga apegado a los derechos humanos, consigue justificación para las deportaciones: “No se puede sostener aquí a miles de colombianos que no tienen trabajo en su mayoría, que son indocumentados, que se están beneficiando vendiendo productos en Cúcuta gracias al diferencial cambiario.  Aquí viven millones de colombianos, que se deporten miles, eso es un grano de arroz en una montaña”, dice la diputada chavista.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad