publicidad

Nicolás Maduro adelanta el carnaval para silenciar las protestas

Nicolás Maduro adelanta el carnaval para silenciar las protestas

Decretó los días 27 y 28 de febrero como festivos no laborales y así tener hacer un puente de seís días de asueto.

A 15 días de protestas en Venezuela, los Carnavales es la próxima trinchera Univision

Está por llegar la época de carnaval. En varias ciudades del mundo los disfraces multicolores, los brillos y los mejores ritmos están por salir del armario. Para muchos una temporada de fiesta, para Nicolás Maduro un pretexto para decretar los días 27 y 28 de febrero como festivos no laborales  y que así, las estruendosas protestas callen en un puente de seis días de asueto.

El presidente de Venezuela decidió adelantar los carnavales que estaban fechados para la siguiente semana. Casi una semana de asueto es la que ha otorgado a los venezolanos en un momento en el que las fuertes protestas de la oposición hacen ruido no sólo en el país, sino también a nivel internacional.

publicidad

¿Silenciará las protestas la celebración del carnaval? Opina aquí.

La razón de Maduro: desinflar el descontento social y bajar la tensión adelantando las fiestas, asegura una publicación del diario ABC.

El saldo rojo de las protestas va en 15 fallecidos, aunque Maduro asegura que son 50 los muertos por las violentas manifestaciones. La ONG Foro Penal Venezolano reporta más de 100 heridos y 500 personas, entre detenidas y desaparecidas.

Los opositores dicen No

Y es justo por esta crisis que hay quienes se niegan a bajar la guardia. Las organizaciones políticas de la oposición, las alcaldías y las gobernaciones acordaron suspender las festividades bajo el argumento de que "no hay nada que celebrar".

Ayer mismo se llevó a cabo una marcha convocada por la diputada opositora María Corina Machado, y la esposa del encarcelado líder Leopoldo López, Lilian Tintori. En ella decenas de mujeres, vestidas de blanco, alzaron sus voces y demostraron que ellas también tienen algo que decir sobre el gobierno al frente de Venezuela.

Y su llamado de auxilio es para que la represión y las torturas se terminen y que los detenidos sean liberados.

Por eso los opositores decidieron que no celebraran los carnavales.  A ellos se les unieron los alcaldes del Hatillo, Chacao, Baruta, Sucre y el metropolitano Antonio Ledezma.

En el resto del país, las 76 alcaldías de la oposición, de un total de 335, también se sumaron al duelo por los  manifestantes caídos.

publicidad

Así encara Venezuela una de sus peores crisis de las últimas décadas. Una situación que pese al adelanto del carnaval, muchos no van a disfrutar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad