publicidad

Muro divide ricos de pobres en Argentina. Municipios de San Isidro y S. Fernando

Muro divide ricos de pobres en Argentina. Municipios de San Isidro y S. Fernando

Vecinos de humilde barrio al norte de B. Aires derribaron muro que se está construyendo para separarlos de sus vecinos ricos.

Inexplicable

BUENOS AIRES - Un grupo de manifestantes derribó hoy el tramo construido de un polémico muro que separa una lujosa zona residencial de un barrio pobre de la periferia de Buenos Aires, tras la oleada de críticas que desató la iniciativa.Vecinos de la localidad bonaerense de San Fernando y un grupo de sindicalistas demolieron las placas de hormigón que aún se mantenían en pie, ante la mirada de decenas de policías que custodian la zona y buscan evitar incidentes violentos en el lugar.

El alcalde de San Isidro, Gustavo Posse, defendió anoche su intención de levantar un paredón de más de 1,5 kilómetros de longitud para separar una lujosa zona de ese municipio de un barrio de San Fernando.

La iniciativa desató una intensa polémica sobre los métodos para combatir la inseguridad y provocó el rechazo del Gobierno, que pidió a Posse que dé marcha atrás en la construcción del muro en una zona situada a unos 30 kilómetros al norte de la capital argentina.

El ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, se trasladó hoy a la zona para calmar los ánimos de los vecinos, en medio de los cruces producidos este jueves entre quienes están a favor y en contra de la iniciativa.

"Me presenté aquí para que esta locura se detenga. El muro ya ha sido destruido, así que se procederá con la limpieza. El municipio no tiene jurisdicción sobre la vía pública y la provincia tiene que impedir que esta locura se consuma", dijo Stornelli.

publicidad

El ministro advirtió además que el muro "no es la solución" a la inseguridad, sino que "aumenta la violencia y la exclusión", por lo que manifestó su esperanza en que Posse desista de su idea.

Por su parte, el alcalde de San Fernando, Osvaldo Amieiro, presentó el miércoles un recurso ante la Justicia para frenar la edificación del muro.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, consideró ayer que la construcción del muro "es una involución", porque "son medidas separatistas" y, "en lugar de separar, hay que construir", en una charla telefónica con Amieiro.

El Ministerio argentino del Interior envió una carta a Posse para que detenga la construcción del muro por considerar que se trata de "una decisión incorrecta que atenta contra la democracia".

Una cuestión de estado

"(Posse) tendrá que repensar esta medida que ha tomado, que para mí fue un error... La inseguridad se la combate con más inclusión y no con discriminación", afirmó Scioli en declaraciones a radio provincia.

El gobierno argentino, en tanto, instó el miércoles a "reflexionar y dejar sin efecto" la construcción del muro "que atenta contra la democracia, la Constitución y la convivencia, fundada en un supuesto sentido de seguridad", a través de una nota del ministerio del Interior.

publicidad

El alcalde de San Isidro sostuvo su iniciativa hasta último momento.

"Tengo cuatro hijos que van a la escuela del otro lado del muro: ¿qué hago?", se pregunta Enrique Nelgarejo, 32 años, también albañil, mientras sus hijos se aferran a sus piernas.

De repente, aparece un niño al volante de un pequeño automóvil artesanal, empujado por otros dos jóvenes, y lanza a los periodistas: "¡Sáquennos una foto!", antes de desaparecer en una nube de polvo.

Los movileros de televisión se ríen. Detrás de ellos, sus asistentes están atareados alrededor de las camionetas con sus antenas parabólicas.

Militantes del Justicialismo, el partido de la presidenta Cristina Kirchner, llegan para respaldar a los habitantes de la villa, con sus banderas y sus tambores.

'Vamos a continuar'

"Vamos a continuar hasta que se termine este conflicto. Se trata de incluir y no de excluir", dice Elisa Gallo, 34 años, del Movimiento Evita.

Lucía Sadras, una joven de 22 años, peronista también venida de San Isidro, agrega: "Los que quieren este muro tienen miedo, pero la inseguridad se soluciona con redistribución de la riqueza".

La inseguridad se impuso en Argentina como uno de los temas clave de las elecciones legislativas del 28 de junio, al punto que celebridades como Diego Maradona han reclamado respuestas a los políticos y se realizan manifestaciones con cierta regularidad.

publicidad

Los canales de televisión abren sus noticieros con este tema y multiplican las transmisiones en directo de funerales de civiles o policías muertos por hechos delictivos.

Según Cristian Baigorria, un empleado de 32 años, la inseguridad es en realidad un pretexto para separar un barrio del otro.

"Si quieren dividir, que dividan sus chalets allá arriba", dice en referencia a las exclusivas Lomas de San Isidro, desde donde se dominan las casas pobres de Villa Jardín.

"Tienen garitas en cada esquina, pagan por su seguridad, no necesitan este muro", dice a su lado Alfredo Orué, 24 años. "En esta calle los automóviles pasan a todo lo que da (a toda velocidad), sería mejor construir un puente para los niños", reflexiona.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad