publicidad

Murió general Antonio Bussi, símbolo de la dictadura argentina

Murió general Antonio Bussi, símbolo de la dictadura argentina

El general argentino Antonio Bussi, condenado en 2008 a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad, murió este jueves a los 85 años.

Delitos de lesa humanidad

BUENOS AIRES - El general argentino Antonio Bussi, condenado en 2008 a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura (1976-1983) y elegido en 1995 gobernador de la provincia de Tucumán (noroeste) en democracia, murió este jueves a los 85 años.

"Murió por una descompensación. Su salud se había complicado en las últimas semanas, por el agravamiento de su cuadro de afección cardíaca y pulmonar, a lo que se sumaron complicaciones en los riñones y en el hígado", dijo una fuente médica de un sanatorio de Tucumán, 1.200 km al noroeste de Buenos Aires.

Bussi fue uno de los comandantes del Operativo Independencia en Tucumán, lanzado en 1975 por el gobierno de la presidenta Isabel Perón (1974-1976) contra la guerrilla del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP, marxista), momento en que aparecieron las primeras denuncias por represión ilegal.

Sentenciado a cadena perpetua

Una vez derrocada la segunda esposa del ex presidente Juan Domingo Perón, el 24 de marzo de 1976, Bussi asumió como gobernador militar de la provincia tucumana, de pequeño tamaño pero superpoblada (1,5 millones de habitantes) y con una economía agrícola e industrial.

Restaurada la democracia, Bussi creó un partido de derecha que reivindicaba el plan de exterminio de opositores por las Fuerzas Armadas y ganó las elecciones para gobernador de Tucumán en 1995, pero no terminó su mandato de cuatro años a raíz de ser su sometimiento a un juicio político por corrupción.

publicidad

En 2008, un tribunal civil lo sentenció a una pena cárcel de por vida, que cumplía por su enfermedad en una residencia privada junto con otra figura emblemática del terrorismo de Estado, el general Luciano Menéndez.

Menéndez, quien lleva acumuladas seis condenas a perpetuidad, era jefe directo de Bussi, ambos generales del Ejército de Tierra.

Los dos militares fueron hallados culpables de delitos de lesa humanidad, violación de domicilio, privación ilegítima de la libertad agravada, tormentos reiterados, desaparición forzosa y genocidio, entre otros cargos.

Sus víctimas

Una de las víctimas de Bussi y Menéndez fue el senador peronista (actual oficialismo) Guillermo Vargas Aignasse, un profesor de Física que tenía 33 años cuando fue secuestrado en su casa el 24 de marzo de 1976, frente a su esposa y sus dos pequeños hijos.

En aquel juicio, Bussi y Menéndez reivindicaron la represión clandestina con la justificación de que libraban lo que llamaron una "guerra contra la subversión marxista".

"Soy un perseguido político por los derrotados de ayer en una guerra justa y necesaria contra la agresión marxista y leninista. Sigo siendo el mismo Bussi de siempre", dijo el general desde el banquillo.

La residencia donde el ex hombre fuerte de Tucumán y responsable de más de 30 centros clandestinos de detención de la dictadura cumplía su condena estaba en un barrio privado.

publicidad

Unas 30,000 personas desaparecieron durante la última dictadura argentina, según organismos humanitarios.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad