publicidad

Mujica se pasa de sincero: dijo que en Uruguay no son muy trabajadores

Mujica se pasa de sincero: dijo que en Uruguay no son muy trabajadores

Mujica optó por una estrategia distinta en su discurso con empresarios de la Cámara de Comercio de EEUU.

Aunque el objetivo del presidente de Uruguay, José Mujica, era inspirar confianza a los empresarios de la poderosa Cámara de Comercio de Estados Unidos para que inviertan en su país, 'Pepe' optó por una estrategia distinta: puso un gran énfasis en las cosas negativas.

En su discurso fuera de lo tradicional, insistió en que a los uruguayos no les gusta trabajar y expresó que al país le falta personal capacitado para los proyectos que se necesitan.

Opina sobre esta noticia en los Foros de Univision.

"No somos muy trabajadores, somos más o menos, no nos matamos mucho para el trabajo, por tradición, por cultura, por lo que fuera", dijo el mandatario en su habitual tono campechano ante 120 hombres y mujeres de negocios invitados por la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

El presidente les dijo también que los sueldos de los trabajadores se han incrementado y que eso seguirá ocurriendo. “La cosa que más subió en Uruguay es el salario mínimo. Yo sé que a los empresarios que tienen que pagar les duele”, afirmó. Pero aseguró que es la forma de distribuir y evitar la concentración de la riqueza.

Y aunque la sinceridad del mandatario motivó al presidente de la Cámara de Comercio de EEUU, Thomas Donohue, a pronunciar un discurso muy elogioso de Mujica, la oposición uruguaya, dirigentes sindicales y empresariales criticaron al presidente por sus declaracoines.

publicidad

Desde varios sectores, los dichos del mandatario fueron considerados como "una falta de respeto", una "licencia poética de mal gusto" o "una generalidad que está mal para la mayoría de los trabajadores uruguayos", entre otras calificaciones.

Mujica, quién ya había expresado esa misma idea ante empresarios españoles en 2013, explicó que pese a ese defecto, su país es un lugar "decente" y muy serio para invertir, con una gran seguridad jurídica y ciudadana, unas autoridades que se respetan y en donde apenas existe la corrupción.

"Decir que los uruguayos son unos haraganes es un falta de respeto a todos los que trabajan día a día por el país. No sé cuáles son los haraganes a los que se refiere el presidente, pero me sorprende que un gobierno que ha dado una cantidad de subsidios sin pedir exigencias a cambio, hable de haraganes", reflexionó el diputado opositor Fitzgerald Cantero.

Es injusto hablar de generalidades. En algún momento lo vamos a tener que hablar con él, porque si buscamos inversiones es un contrasentido", dijo a la prensa Javier Carrau, presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay.

Por su parte, en el sindicato PIT-CNT, la dirigente Beatriz Fagián consideró que Mujica "puede decir lo que quiera", pero en Uruguay "hay muchos buenos trabajadores, y también malos como en todos los órdenes".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad