publicidad
El Ejército de Liberación Nacional (Imagen de archivo)

Muere alias "Marquitos", una de las cabecillas del ELN, tras un operativo en Colombia

Muere alias "Marquitos", una de las cabecillas del ELN, tras un operativo en Colombia

El presidente colombiano Juan Manuel Santos reportó el domingo la muerte de un importante guerrillero del ELN a manos de la fuerza pública.

El Ejército de Liberación Nacional (Imagen de archivo)
El Ejército de Liberación Nacional (Imagen de archivo)

El presidente colombiano Juan Manuel Santos reportó el domingo la muerte de un importante guerrillero del Ejército de Liberación Nacional a manos de la fuerza pública.

publicidad

"Abatido alias Marquitos cabecilla del frente de guerra Darío Martínez y miembro dirección nacional del ELN. Felicitaciones Fuerzas Armadas", escribió el gobernante a través de Twitter.

Abatido alias Marquitos cabecilla del frente de guerra Dario Martinez y miembro dirección nacional del ELN. Felicitaciones Fuerzas Armadas. " Juan Manuel Santos (@JuanManSantos) junio 14, 2015

La muerte de José Amín Hernández Manrique, alias "Marcos" o "Marquitos", se produjo en el municipio de Segovia, en el departamento de Antioquia y a 280 kilómetros al norte de Bogotá, explicó el Ejército en un comunicado.

Al rebelde muerto, que llevaba 35 años en las filas del ELN, se le considera autor del secuestro en enero de 2013 de cinco empleados de una multinacional aurífera canadiense, entre ellos tres extranjeros. Todos fueron liberados en su momento.

Según el director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, "Marquitos" participó en 1999 en el secuestro de un avión con 46 personas a bordo.

Lea: Santos ordena “arreciar” contra el ELN después de que mostrara una pierna como un "trofeo".

En junio del año pasado, el gobierno de Santos y el Ejército de Liberación Nacional revelaron que estaban en la fase exploratoria para eventualmente iniciar un proceso de paz que ponga fin a medio siglo de hostilidades entre las partes.

publicidad

Cifras oficiales dan cuenta de que el ELN tiene en sus filas a unos 1.500 combatientes o menos.

Lanzan llamado al diálogo

El alto comisionado para la paz de Colombia, Sergio Jaramillo, hizo un llamado al grupo armado ELN para que se sume al diálogo con el Gobierno, como el que se sostiene actualmente con las FARC en La Habana, al manifestar que una paz sin esa guerrilla "sería una paz incompleta".

En un "Encuentro Regional de Paz" con instituciones locales y organizaciones sociales en Arauca (este), capital del departamento del mismo nombre, Jaramillo dijo que "una paz sin el ELN sería una paz incompleta" especialmente en Arauca y Norte de Santander (noreste) "donde esta organización ha tenido presencia histórica".

Las FARC y el ELN hacen una tregua de ocho días por las elecciones presidenciales /Univision

El Gobierno colombiano y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla del país, mantienen diálogos exploratorios desde enero de 2014, pero todavía no han llegado a una mesa de negociación como la de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Cuba.

En su intervención, el alto comisionado dejó en claro que "no hay ninguna posibilidad de que vayamos a construir la paz con el ELN en armas. Es sin armas, pero con todas las garantías, por supuesto", dijo.

El funcionario aprovechó para explicar de qué se trata la Comisión de la Verdad acordada entre el Gobierno y las FARC la semana pasada en La Habana, en el evento en que se firme el acuerdo con esa guerrilla.

"Este es un órgano de carácter extrajudicial, que privilegiará los testimonios de las víctimas y que es tan solo una parte de todo un sistema de verdad, justicia y reparación", manifestó.

publicidad

Lea:  ELN liberó al alcalde colombiano que había secuestrado en diciembre.

Agregó que esta Comisión tendrá como uno de sus objetivos promover la convivencia en los territorios, mediante la creación de espacios públicos y privados donde deberán participar las víctimas y todos los sectores de la sociedad, incluyendo a quienes deban reconocer su responsabilidad en el conflicto.

"Esa es la verdadera paz territorial. La paz no se hace sólo reconociendo los horrores del pasado para que no se repitan, sino también construyendo una visión conjunta del futuro", dijo.

Jaramillo se refirió también a los ataques de las FARC, el más reciente que dejó sin luz a casi todo el departamento del Caquetá (sur) tras el derribamiento de una torre de energía cerca de Florencia, la capital.

"Es muy difícil explicarle al país los acuerdos, llenarlo de entusiasmo, cuando las FARC están cometiendo actos de terrorismo como los que han cometido en Putumayo, en Caquetá, llenando los ríos de petróleo, dejando la gente sin luz, ¿eso para qué sirve? Para nada, solo para alejar a los colombianos de la paz", puntualizó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad