publicidad
La candidata oficialista Dila Rousseff votó temprano en la mañana en Porto Alegre.

Millones votan en Brasil por el sucesor de Lula

Millones votan en Brasil por el sucesor de Lula

Millones votan en Brasil por el sucesor de Lula

La candidata oficialista Dila Rousseff votó temprano en la mañana en Por...
La candidata oficialista Dila Rousseff votó temprano en la mañana en Porto Alegre.

'El menos malo'

SAO PAULO, Brasil - La empleada doméstica María das Graças, de 48 años, votó en la urna electrónica este domingo en Sao Paulo a favor de la oficialista Dilma Rousseff, aunque en la primera vuelta había elegido al opositor José Serra: es "un voto de confianza" al presidente Luiz Inacio Lula da Silva, afirma.

"Pensé mucho", resopló Maria das Graças, originaria del estado de Bahía (nordeste), que admitió a la AFP haber cambiado su voto entre la primera y segundo vuelta.

"Me terminé de convencer por las actitudes del otro candidato. Fue muy arrogante en el debate" realizado el viernes, señaló al referirse al socialdemócrata José Serra.

publicidad

"Estoy votando en el candidato que es menos malo. Es un voto de confianza. Pensé en la gente de mi tierra. Allá las cosas no andan bien, pero si por lo menos el gobierno actual se mantiene así, algo es algo", destacó para justificar su voto por la oficialista Dilma Rousseff.

En igual sentido, Inacio Batista, un vendedor ambulante de palomitas de maíz apostado en la puerta de un centro electoral, destacó los logros del gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva.

"Voté por la humildad y a causa de Lula por supuesto. Cuando vivía en el nordeste las personas no tenían ni una bicicleta. Ahora todos tienen auto o motocicleta", señaló Batista, de 45 años, del estado de Paraíba y quien hace 27 años vive en Sao Paulo.

"Yo no desperdicio mi voto, no voto nulo. Voté en Serra", afirmó enfático a la AFP un administrador de 50 años que milita para el Partido de la Social Democracia (PSDB).

"Serra tiene más capacidad administrativa" que Dilma, afirmó.

Sin embargo, no todos los votantes fueron seducidos por los candidatos y según las últimas encuestas, alrededor de un 4% se dispone a votar en blanco o nulo.

"Voy a anular mi voto. Mucha gente que va a votar ni siquiera conoce al candidato que está votando", destacó José Carlos da Conceiçao, un taxista de 41 años.

publicidad

"Estoy muy decepcionado con la política brasileña, muchos corruptos, mentirosos. Mi voto nulo es una forma de protesta", agregó.

Por su parte, las autoridades brasileñas temen un alto índice de ausentismo, ya que la votación de este domingo interrumpe el feriado prolongado hasta el martes, por el Día de los Difuntos.

"Todo el mundo se fue el viernes, la ciudad está maravillosa" para circular, destacó Da Conceiçao, contento por no tener que sufrir los tradicionales embotellamientos que reinan en la capital paulista, una de las mayores urbes de América Latina.

A su vez, muchos de los trabajadores en las mesas de votación estaban molestos por tener que regresar en este segundo turno e interrumpir su descanso.

"La gente está enojada por tener que venir a trabajar un feriado", destacó Renata Morales, periodista de 27 años y funcionaria de mesa en un colegio en el barrio de Santo Amaro, zona sur de Sao Paulo.

"Nadie merece trabajar un domingo", lamentó otra de las funcionarias, Cyntia Uru, de 26 años.

"Excelente día para ustedes. Notaron el tono irónico en eso, ¿no?", bromeó uno de los electores tras ejecutar su voto en la urna electrónica.

A pesar de su visible descontento, los funcionarios destacaron la tranquilidad con la que se está llevando a cabo la votación en comparación con la primera vuelta el 3 de octubre, en la que los brasileños también debieron elegir al gobernador del Estado, dos senadores y diputado federal.

publicidad

"Ahora es más fácil porque las personas sólo tienen que recordar un número", señaló Chibly Filho, de 26 años, al narrar que en la primera vuelta las filas de espera eran bastante largas, debido al alto número de candidatos a todo tipo de cargos electivos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Los jóvenes dreamers dicen que con la situación que vive EEUU y la nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda de dinero para poder realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les pueda costar su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Juan García del ACT, uno de los dos exámenes estandarizados, nos habla de las cosas que se deben evitar a la hora de llenar la admisión universitaria.
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
publicidad