publicidad
El ex represor argenrino,  Jorge Videla, murió a los 87 años de edad cumpliendo una pena de cadena perpetua por crimenes de lesa humanidad.

Militares condenados a cadena perpetua por crímenes en dictadura argentina

Militares condenados a cadena perpetua por crímenes en dictadura argentina

Un tribunal argentino condenó a 14 exmilitares y antiguos policías a cadena perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos contra 90 personas.

El ex represor argenrino,  Jorge Videla, murió a los 87 años de edad cum...
El ex represor argenrino,  Jorge Videla, murió a los 87 años de edad cumpliendo una pena de cadena perpetua por crimenes de lesa humanidad.

Justicia muchos años después

BUENOS AIRES, Argentina - Un tribunal argentino condenó a 14 exmilitares y antiguos policías a cadena perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos contra 90 personas durante la última dictadura militar (1976-1983), informaron fuentes judiciales.

¿Crees justa esta decisión del Tribunal? Opina en los Foros.

Los acusados fueron condenados por los delitos de privación ilegal de la libertad agravada, aplicación de tormentos reiterada y homicidio en áreas controladas por el quinto cuerpo del Ejército durante el régimen, que dejó un saldo de 30.000 desaparecidos, según el Gobierno y entidades humanitarias.

El Tribunal Oral Federal de la ciudad bonaerense de Bahía Blanca anunció las condenas como resultado de un juicio oral y público iniciado en junio del año pasado.

publicidad

Las condenas recayeron en el exgeneral de brigada Juan Manuel Bayón, en los coroneles retirados Mario Carlos Antonio Méndez, Jorge Enrique Mansueto Swendsen, Jorge Aníbal Masson, Hugo Carlos Fantoni, Norberto Eduardo Condal y Carlos Alberto Taffarel.

También fueron condenados a cadena perpetua los tenientes coroneles retirados Osvaldo Bernardino Páez, Walter Bartolomé Tejada y Jorge Horacio Granada, el mayor retirado Hugo Jorge Delme y los expolicías Vicente Antonio Forchetti, Héctor Jorge Abelleira y Héctor Arturo Goncalves.

Además, el tribunal condenó al antiguo policía Carlos Contreras a 18 años de prisión, mientras que los exintegrantes del Servicio Penitenciario Bonaerense Héctor Luis Selaya y Reynaldo Miraglia fueron castigados con la pena de 17 años y seis meses de cárcel.

La lectura del veredicto fue seguida por decenas de miembros de organizaciones de derechos humanos y familiares de las víctimas, que en los últimos días realizaron varias actividades en la ciudad en reclamo de justicia.

"Tenemos que seguir adelante en todo el país para que no haya impunidad, para decir nunca más y para que los genocidas no puedan ir por las calles caminando entre un pueblo que quiere justicia", destacó la dirigente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, minutos antes de la lectura de la sentencia.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad