publicidad

Micheletti derogó estado de sitio

Micheletti derogó estado de sitio

El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, derogó en Consejo de Ministros el estado de sitio.

La crisis

TEGUCIGALPA - El gobierno de facto derogó el lunes el decreto el estado de sitio en Honduras y que impuso bajo el argumento de que el presidente derrocado Manuel Zelaya hacía llamados a una rebelión desde la embajada de Brasil, donde permanece recluido desde el 21 de septiembre.

Micheletti suspendió en Consejo de Ministros el decreto que estaba en vigor desde hace nueve días en el país centroamericano.

Recibe noticias de Honduras en tu móvil

"Hemos derogado en Consejo de Ministros el decreto", dijo Micheletti en rueda de prensa en la Casa Presidencial, acompañado de varios de sus más cercanos colaboradores y la legisladora republicana estadounidense Ileana Ros-Lehtinen, quien llegó a Tegucigalpa.

Micheletti enfatizó que "todo el decreto queda derogado completamente", y que es "más grato" hacerlo ante Ileana Ros-Lehtinen, a quien recibió en su despacho.

El gobernante de facto había anunciado hoy que pediría a sus ministros la derogación del decreto que restringía derechos individuales de las personas y que entró en vigor el 27 de septiembre pasado.

Frenar a Zelaya

"Igual que como tomamos la determinación para establecerlo, igual haremos para derogarlo", dijo hoy Micheletti a canales de la televisión local.

El mandatario había indicado con anterioridad que la derogación del decreto entrará en vigencia el martes, cuando sea publicada en el diario oficial La Gaceta.

publicidad

El "estado de emergencia" lo emitió Micheletti el 26 de septiembre por 45 días, luego que Zelaya llamó a sus seguidores a recrudecer las manifestaciones callejeras en todo el territorio nacional para restituirlo en el poder, tras ser derrocado el 28 de junio.

El decreto prohibió las reuniones de más de 20 personas, cerró medios de comunicación como Radio Globo y Canal 36, críticos a la gestión del gobierno de facto y permitió a las autoridades a mantener detenidos por más de 24 horas a los que consideraba generaban acciones terroristas y de sedición.

Dispuesto al diálogo

Zelaya propuso el lunes a Micheletti firmar "de inmediato" el Acuerdo de San José que impulsa el presidente costarricense Oscar Arias .

Señaló en un comunicado que la suscripción sería ratificada por los representantes de los otros dos poderes del Estado y como testigos de honor los cancilleres de la OEA (Organización de los Estados Americanos)".

Garantizar la paz

Asimismo, exhortó a Micheletti a "implementar de manera inmediata un gobierno de integración, la Comisión de la Verdad, y las comisiones de verificación nacional e internacional para velar por el fiel cumplimiento (del acuerdo) para garantizar la paz y la justicia que merece el pueblo".

Dijo que la embajada de Brasil es "el marco de seguridad nacional e internacional para la suscripción de este acuerdo por ambas partes y garantiza transparencia e imparcialidad, lo mismo que respeto a la integridad física, los derechos constitucionales y la vida del presidente electo por el pueblo: Manuel Zelaya".

publicidad

El gobierno de facto se ha referido aún a la propuesta del mandatario derrocado.

El decreto fue cuestionado por diversos sectores de Honduras, entre ellos los seis candidatos a la presidencia que participan en el proceso de las elecciones generales previstas para el 29 de noviembre próximo.

Pocas horas después de que entró en vigor la ordenanza, el régimen de facto clausuró el 28 de septiembre dos medios de comunicación e impidió que los seguidores del presidente depuesto, Manuel Zelaya, marcharan por Tegucigalpa y otros puntos de Honduras.

Los medios clausurados son Radio Globo y Cholusat Sur Canal 36, que mantenían una posición en contra del golpe de Estado a Zelaya, perpetrado el 28 de junio.

El decreto suspendió varias garantías constitucionales, incluida la libertad de prensa.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad