publicidad

Micheletti contempla su renuncia siempre y cuando Zelaya no regrese al poder

Micheletti contempla su renuncia siempre y cuando Zelaya no regrese al poder

El presidente de facto hondureño dijoque está dispuesto a renunciar a cambio de que el derrocado Zelaya no regrese al poder.

Presión mundial

TEGUCIGALPA - El presidente de facto hondureño, Roberto Micheletti, aseguró que está dispuesto a renunciar a cambio de que el derrocado Manuel Zelaya no regrese al poder, mientras su gobierno reanudó el toque de queda horas antes de que se reanuden marchas previstas para este jueves, reportó la agencia AFP.

Crisis política en Honduras

En medio de una fuerte presión internacional, Micheletti aseguró que está "dispuesto" a renunciar a la presidencia de Honduras para la "paz y la tranquilidad del país".

"Si en algún momento, (se presenta) la decisión para que haya paz y tranquilidad en el país, sin retorno, que conste, del ex presidente Zelaya, estoy dispuesto a hacerlo (dejar el cargo)", dijo a los periodistas durante la juramentación del nuevo ministro de Gobernación y Justicia, Oscar Raúl Matute.

"Miembros de la comisión nuestra que se trasladaron a Estados Unidos le hicieron la propuesta en una de las ciudades importantes" de ese país, agregó. "Yo para solventar esta situación que se podía presentar, yo estoy en la mejor disposición".

La propuesta del gobierno interino se hizo ante la Organización de Estados Americanos (OEA), dijo por teléfono a la AP una alta fuente oficial que pidió reserva de su nombre porque no estaba autorizada para ofrecer esa información.

publicidad

Negociaciones

Micheletti fue designado en la presidencia de Honduras por el Congreso Nacional tras el golpe de Estado del 28 de junio que derrocó a Zelaya del poder y lo expulsó del país.

Ahora, las esperanzas de hallar una salida a la compleja crisis política hondureña están puestas en las negociaciones que las delegaciones de Zelaya y Micheletti llevarán a cabo este sábado en San José con la mediación del presidente costarricense, Oscar Arias.

Tanto Micheletti como Zelaya ya comunicaron a Arias los nombres de los integrantes de las respectivas delegaciones, conformadas a "muy alto nivel" y que cuentan con el "aval total de sus respectivos jefes", dijo el canciller costarricense, Bruno Stagno.

Advertencia de Zelaya

Zelaya ha advertido que si no hay avances en las negociaciones, que pasan por su restitución, este fin de semana regresará a Honduras, pese a la orden de captura que pesa sobre él, y que el fiscal general, Luis Rubí, reiteró que se cumplirá si regresa.

Desde las Naciones Unidas, pasando por la Unión Europea, la Organización de Estados Americanos (OEA), el Grupo de Río o el Sistema de Integración Centroamericana, la comunidad internacional ha dado su "sólido apoyo" a la mediación del presidente costarricense, recordó Stagno, que espera "avances" en esta segunda ronda.

No obstante, nadie desconoce la dificultad de encontrar una solución rápida a la crisis, por lo que, empezando por Arias, se ha advertido que el proceso puede ser más largo de lo esperado.

publicidad

La OEA optimista

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, dijo estar "moderadamente optimista" ante la posibilidad de lograr "algunos avances" en la cita del próximo sábado.

"Se puede ser moderadamente optimista", dijo Insulza, antes de agregar que "sería aventurado decir que se va a resolver ya el problema" hondureño.

La Unión Europea también reiteró que reponer al mandatario depuesto en Honduras es el único camino para dar por concluida la crisis que ha dejado al país centroamericano totalmente aislado.

Consciente de que el tiempo apremia cuando se encamina a las tres semanas en el exilio, y que su rival Micheletti se afianza en el poder, Zelaya instó a los hondureños a la "insurrección" como "derecho legítimo" para luchar contra los golpistas.

Anuncian bloqueos

Para este jueves y viernes, el Frente de Resistencia, una red de sindicatos y organizaciones sociales que apoyan a Zelaya, anunció bloqueos de las principales carreteras y manifestaciones para exigir su regreso al país.

El gobierno de facto restauró el miércoles el toque de queda para prevenir eventuales disturbios después de haberlo levantado dos días atrás.

Esta medida se debe a las "continuas y abiertas amenazas de parte de grupos que buscan provocar disturbios y desorden en algunos lugares de nuestro país", según la presidencia.

publicidad

En la capital hondureña se siguen registrando manifestaciones casi a diario en respaldo al líder derrocado, que exigen el restablecimiento institucional y la salida de Micheletti, al que califican de "usurpador".

Dirigentes de un frente contra el golpe anunciaron el miércoles que arreciarán sus medidas de presión los próximos días, con eventuales paralizaciones en empresas públicas, más tomas de calles e incluso edificios. En lo que va de la semana, las protestas han sido pacíficas, aunque con episodios de tensión.

No temen rebelión

Pero el portavoz de la Secretaría de Seguridad, subcomisionado Héctor Iván Mejía, advirtió por el canal 5 de televisión que "no se permitirá ningún desorden en nuestras calles que afecte a la población y desalojaremos de los bulevares, carreteras y puentes a los que intenten bloquearlas o realicen actos vandálicos en la nación".

A Micheletti se le preguntó si no temía a una rebelión armada: "no creo que vamos a llegar a eso. Nuestro país es pacífico. No creo que hondureños van a agarrar armas para matar a otros hondureños".

Pero aseguró que "se está planificando eso. Hoy en la mañana nos informaron que ya estaban repartiendo algunas armas; hay que decirlo públicamente. Espero que esto no llegue".

publicidad

Aclaró enseguida que "nada oficial se me ha informado" sobre ello, ni dijo quién las estaría entregando y dónde.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad