publicidad
Un tribunal salvadoreño condenó a dos menores acusados de quemar a pasajeros que viajaban en un autobús.

Menores salvadoreños condenados por quemar pasajeros en microbús

Menores salvadoreños condenados por quemar pasajeros en microbús

Condenan a menores salvadoreños acusados de quemar pasajeros en microbús

Un tribunal salvadoreño condenó a dos menores acusados de quemar a pasaj...
Un tribunal salvadoreño condenó a dos menores acusados de quemar a pasajeros que viajaban en un autobús.

SAN SALVADOR - Un  tribunal de El Salvador condenó a dos pandilleros menores de edad a penas máximas de cárcel luego de encontrarlos culpables del homicidio agravado contra 17 personas que fueron quemadas vivas en el interior de un microbús el pasado 20 de junio, consignó este sábado un comunicado del sistema judicial.

La jueza 1º de Menores, Lorena Morales, tras una audiencia de dos semanas, resolvió imponer al adolescente de 14 años, apodado "El Güilita", cinco años de internamiento por haber rociado de combustible a los pasajeros inmolados.

En tanto, el otro joven de 16 años identificado como "El Gárgola", quien disparó a las víctimas que intentaban abandonar el microbús, le fue impuesta la pena de 15 años de internamiento en el Centro para Menores de El Espino, en el departamento de Ahuachapán, oeste del país.

publicidad

Los cargos

Ambos menores fueron acusados de "homicidios agravados, homicidios agravados tentados, lesiones en perjuicio de 17 personas y daños en un microbús del transporte colectivo", precisó el comunicado.

Para dilucidar el caso, la jueza, Lorena Morales, se basó en "la prueba testimonial, científica y pericial", indicó el informe.

La masacre que conmocionó a los salvadoreños por su grado de brutalidad, fue perpetrada la noche del 20 de junio en una céntrica calle de Mejicanos, en la periferia norte de San Salvador, cuando, según testigos, los miembros de la pandilla procedieron a detener el microbús y luego de rociar con gasolina a los ocupantes les prendieron fuego.

Según la Legislación Penal Juvenil los menores cuyas edades oscilan entre los 12 a 15 años se les debe imponer como medida máxima cinco años de internamiento; sin embargo, los adolescentes, con edades entre 16 y 17 años la medida a imponer es de 15 años en los centros de readaptación.

Según la oficina de prensa de los tribunales, El Güilita, es un niño huerfano debido a que su madre falleció de una enfermedad terminal, mientras que su padre pereció víctima de la delincuencia. Los progenitores del acusado de 16 años están involucrados en el mismo caso, acusados de tenencia de armas y drogas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad