publicidad

Médico argentino 'cura mal de amores'

Médico argentino 'cura mal de amores'

Un médico argentino ha motivado una controversia que le puede costar el permiso de ejercer.

¿Adiós a las emociones negativas?

ARGENTINA - Un médico argentino ha motivado una controversia que le puede costar el permiso de ejercer, al declararse inventor de un método inédito que cura "el mal de amores" en unas "pocas sesiones" a base de electrodos y terapias orientales.

"Ningún tipo de medicamento actúa sobre las emociones, no existe esta especialidad. Para poder solucionar estos sentimientos negativos, utilizo los electrodos con un aparato que estimula los puntos de acupuntura y equilibra la energía del cuerpo", describe el médico cirujano Roberto Aguirre Soler, quien reside en la central provincia argentina de Córdoba.

El polémico profesional, de 66 años, aplica el método denominado 'neurostress', con el que, según afirma, se pueden olvidar las penas por romper con la pareja, la desazón por el amor no correspondido o cualquier otra "emoción negativa", como la envidia, el miedo o el odio, "sin el uso de medicaciones".

"Uso componentes de la medicina china, trabajo con imágenes, palabras positivas, aromaterapia y música. Cada paciente tiene que concentrarse en el acontecimiento que enfrentó y escribir sobre sus emociones. A medida que avanzan las sesiones se revisa si hay algún cambio sobre lo escrito", relata Aguirre Soler.

Las declaraciones del médico, que asegura haber atendido numerosos pacientes con este método, causaron un revuelo en Córdoba, donde el Consejo Médico de la provincia investiga el caso para determinar si corresponde aplicarle una sanción, que puede contemplar la suspensión de su matrícula, el permiso de ejercer.

publicidad

Fuentes del Consejo confirmaron que estudian si el método del profesional tiene asidero científico.

Polémica en Córdoba

Por lo pronto, el doctor reconoció que transgredió las normas éticas de la profesión al haber publicado inicialmente en su página web que sólo son necesarias tres sesiones para la cura del "mal de amores", lo cual fue retirado tras surgir la polémica.

"Es una falta en el código de ética médica. No es algo matemático, no se puede decir en cuantas sesiones llega la cura. Quizás uno lo soluciona en una y otro quizás necesita tres, pero en general se necesitan pocas sesiones", admite Aguirre Soler, quien asegura cobrar 100 pesos (24 dólares) en la primera consulta y que devuelve el dinero en caso de que el cliente no halle resultados.

Para el filósofo Mario Bunge el curioso tratamiento "es una estafa" que resulta una alternativa "más rentable que ponerse al día en medicina, estudiar o ir a los hospitales", sentenció.

"Al que sufre mal de amores, yo le aconsejaría que busque una pareja o escriba un tango", ironizó Bunge hace unos días al hablar con medios locales.

Sin embargo, Aguirre Soler insiste en que ha investigado durante unos ocho años su método y hasta esgrime una explicación científica para argumentar su aplicación.

publicidad

"Las emociones son neurotransmisores que, cuando son negativas, producen la hormona cortisol. Cuando hay un desequilibrio emocional ante un 'shock' y el subconsciente se carga de emociones negativas, puede llegar a causar enfermedades psicosomáticas. Este tratamiento elimina esta sensación negativa porque el cuerpo humano tiene un sistema inmunológico emocional", sostiene.

El médico señala incluso que no requiere del permiso profesional para practicar su cura porque no receta medicamentos, con lo que Aguirre Soler parece anticiparse a una eventual decisión del Consejo Médico.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad