publicidad
Un incendio en la cárcel de Comayagua dejó un saldo oficial de 355 muertos.

Mayoría de reos esperaba ser enjuiciados en cárcel de Comayagua

Mayoría de reos esperaba ser enjuiciados en cárcel de Comayagua

La mayoría de reos de la cárcel de Comayagua esperaban ser enjuiciados o sentenciados, según un reporte del periódico 'The Guardian'.

Un incendio en la cárcel de Comayagua dejó un saldo oficial de 355 muertos.
Un incendio en la cárcel de Comayagua dejó un saldo oficial de 355 muertos.

Informe gubernamental

Los presos que murieron calcinados y a cuyos restos se retiraba en fragmentos la mañana del jueves estaban totalmente encerrados en la prisión hacinada que se incendió en Honduras; la mayoría de ellos no estaban acusados y mucho menos sentenciados, de acuerdo con un informe gubernamental que obtuvo The Associated Press.

Más de la mitad de los 856 internos de la cárcel de Comayagua, al norte de la capital del país centroamericano, aguardaban juicio o estaban retenidos como supuestos integrantes de pandillas, según el informe que envió este mes el gobierno hondureño a las Naciones Unidas.

Las llamas, presuntamente provocadas por un interno, se propagaron el martes en la noche en la prisión, y quemaron o asfixiaron a los reclusos que estaban encerrados en sus celdas mientras los socorristas buscaban las llaves con desesperación.

publicidad

Se presume que el fuego pudo ser provocado por uno de los internos que incendió su colchón, sin embargo las autoridades siguen investigando.

El martes por la noche se registró un voraz incendio en la cárcel de Comayagua, Honduras, dejando un saldo oficial de 355 muertos, entre calcinados y asfixiados. Es la mayor tragedia carcelaria en la historia.

Desesperación en Comayagua 

Los sobrevivientes contaron relatos dantescos. Muchos de ellos escalaron las paredes para abrir el techo de lámina y escapar de las llamas y otros morían quemados vivos. Numerosos internos que fallecieron quedaron pegados en los techos y los cadáveres parecían fusionados con el metal.

Los bomberos recibieron el aviso del incendio a las 10.59 de la noche pero las acciones de rescate fracasaron debido al error humano y otras condiciones que propiciaron la catástrofe en la prisión.

De acuerdo con el informe, que obtuvo en exclusiva la AP, todos los días había en esa cárcel unos 800 reclusos cuando el cupo era para 500. Sólo laboraban 51 guardias en el día y apenas 12 durante la noche, que fue el caso cuando ocurrió el incendio.

La prisión carece de atención médica o de salud mental y su presupuesto era de un equivalente a menos de un dólar al día para la alimentación de cada recluso. Muchos individuos estaban encarcelados sólo porque llevaban un tatuaje, de acuerdo con las estrictas leyes contra las pandillas en Honduras, según el informe. Naciones Unidas condena esta práctica al considerarla una infracción a la ley internacional.

publicidad

Acusan a las autoridades 

Testimonios de los reos sobrevivientes afirmaron que las autoridades penitenciarias no les ayudaron a salir de las celdas, a pesar de los gritos de auxilio y del intenso fuego.

Además revelaron los mismos sobrevivientes que los guardias de la prisión retrasaron media hora el ingreso de los bomberos por lo que la tragedia fue mayor. 

Según las versiones oficiales, los guardias pensaron al principio que se trataba de un motín. Además el encargado de las llaves de las celdas huyó cuando se dio cuenta que se trataba de un incendio.

Comienza la identificación de cadáveres

Médicos forenses de Honduras, apoyados por expertos internacionales, iniciaron este jueves la labor de identificación de los cuerpos de 355 reos que murieron atrapados en el trágico incendio ocurrido en el penal de Comayagua, en el centro del país.

Tres contenedores refrigerados transportaron a la Morgue de Tegucigalpa la totalidad de los cadáveres desde la cárcel de Comayagua, 90 km al norte de la capital, donde ocurrió entre la noche del martes y madrugada del miércoles la peor tragedia en una cárcel en el mundo en la última década.

"Esa es la totalidad traída desde el centro penal. No quedó más allá. Anoche ingresaron 115 cadáveres y luego en la madrugada 238, más dos que fallecieron en el Hospital Escuela, son un total de 355 los ingresados" a la morgue, confirmó a la AFP el portavoz del Ministerio Público (MP), Melvin Duarte.

publicidad

Frente al edificio de la morgue, en el este de Tegucigalpa, familiares desesperados aguardaban la entrega de los cuerpos, tras haber sido trasladados en autobuses desde Comayagua y albergados en la capital en locales públicos, constataron periodistas de la AFP.

"Justicia", "justicia es lo que queremos", "los guardias los dejaron morir", gritaba la hondureña Angelina Raudales, de 62 años, quien acudió a la morgue judicial en busca del cadáver de su esposo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad