publicidad

Más de 6 mil damnificados por sismo

Más de 6 mil damnificados por sismo

Un total de 6,018 personas resultaron damnificadas por el terremoto de 7.9 grados que el pasado lunes sacudió el norte de Chile.

De esa cifra, 835 personas se encuentran refugiadas en albergues por los daños que el sismo causó en sus viviendas, precisó el organismo.

El número de casas dañadas alcanza a 1,400, de las que 544 resultaron completamente destruidas, la mayoría en pequeños villorrios del desierto de Atacama, a unos 1,900 kilómetros de Santiago.

Huara, Pica, Mamiña, Camarones, Pozo Almonte, Colchane, Tarapacá, Camiña y Alto Hospicio figuran entre las localidades más afectadas, algunas con la mayoría de sus construcciones en el suelo, de acuerdo a las autoridades locales.

En cuanto a los servicios básicos, se indicó que comenzó a reponerse de forma paulatina el suministro de agua potable, electricidad y telefonía en la ciudad de Iquique y otras localidades de la zona.

También se han logrado reparar algunos caminos que estaban cortados, aunque en algunos casos las cuadrillas de trabajadores sólo han logrado habilitar una vía, según el Ministerio de Obras Públicas.

Continúan cortados los caminos de Huara a Colchane, Iquique-Pisagua y Pozo Almonte-Mamiña.

Helicópteros de la Fuerza Aérea pudieron evacuar en las últimas horas a personas heridas desde localidades que permanecen aisladas.

El presidente Ricardo Lagos, que llegó en la madrugada de hoy a Iquique desde Europa, donde suspendió sus visitas a Holanda y España a causa del sismo, ha recorrido durante el día varias localidades afectadas, entre ellas Alto Hospicio y Pozo Almonte, donde ha conversado con los afectados y dispuesto medidas de ayuda.

publicidad

La Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI) dijo que el sismo tuvo su epicentro 110 kilómetros al noroeste del Puerto de Iquique (1.800 kilómetros al norte de Santiago), en una zona poco poblada de Los Andes y ocurrió a las 18:44 horas local (22:48 GMT).

De confirmarse la magnitud, sería el tercer terremoto de mayor escala desde el 26 de diciembre de 2004 en el sudeste de Asia, que provocó un devastador tsunami.

Datos de las víctimas

El ministro del Interior, Jorge CorreaCorrea refirió que durante el sismo una roca gigantesca se desprendió de la ladera de una carretera y cayó sobre un automóvil, matando a seis personas que viajaban en él, cuatro adultos y dos niños.

Otras tres víctimas corresponden a ancianos en dos localidades diferentes del norte chileno, uno de ellos un abuelo de 80 años que falleció al colapsar su hogar.

La cartera explicó que por el momento no se tienen datos acerca del número total de heridos, pero que decenas estaban siendo atendidas en hospitales de la zona afectada.

El diario La Nación informó que la primera preocupación de las autoridades tras el terremoto fue despejar el peligro de un maremoto en las costas del norte del país, situación que inquietó a la población.

Un informe de la ONEMI precisa que el epicentro del terremoto se situó cerca de la localidad cordillerana de Chusmiza, y a más de 120 kilómetros de profundidad, con lo que se descarta cualquier riesgo de maremoto.

publicidad

La dependencia agregó que el foco de atención de las autoridades está en conocer la real magnitud del sismo en los poblados rurales de la zona de Tarapacá (noroeste de Iquique), muchos de los cuales quedaron aislados, sin energía eléctrica y sin teléfonos.

El ministro Correa añadió que "nos falta todavía saber con precisión qué ha sucedido en localidades del interior donde ha habido derrumbes importantes de casas".

Según estudios divulgados en 1998 por la Universidad de Chile (UCH), científicos de esa casa de estudios pronosticaron que un gran terremoto afectaría el norte del país y el sur del Perú en un plazo de 15 años, aunque no precisaron una fecha exacta.

La Agencia Francesa de Noticias (AFP) dijo que, sin embargo, el de este lunes no es el "gran terremoto" que los científicos aguardan en esa región.

Juan Callupi, sismólogo de la ONEMI,, le recordó a un corresponsal que de acuerdo con el informe de 1998, el sismo anunciado por la universidad debería registrarse en la costa y no en las montañas.

"Cuando se habla de la posibilidad de un gran terremoto en el norte, ese sismo estaría situado en la costa", precisó el científico.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad