publicidad
Más de 4,000 personas fueron evacuadas y centenares de viviendas resultaron dañadas por un derrumbe de un cerro tras las intensas lluvias de los últimos días en La Paz.

Más de 4,000 evacuados y centenares de viviendas dañadas por alud en Bolivia

Más de 4,000 evacuados y centenares de viviendas dañadas por alud en Bolivia

Más de 4,000 evacuados y centenares de viviendas dañadas por alud en Bolivia

Más de 4,000 personas fueron evacuadas y centenares de viviendas resulta...
Más de 4,000 personas fueron evacuadas y centenares de viviendas resultaron dañadas por un derrumbe de un cerro tras las intensas lluvias de los últimos días en La Paz.

Van casi 40 muertos

LA PAZ - Más de 4,000 personas fueron evacuadas y centenares de viviendas resultaron dañadas por un derrumbe de un cerro tras las intensas lluvias de los últimos días en La Paz, según un balance de las autoridades, en el "desastre más grande" que sufrió la capital boliviana.

"Es un desastre de gran magnitud; de acuerdo a los datos históricos se trata del desastre más grande que haya ocurrido en la ciudad tanto en términos de personas como de superficie", según una evaluación del alcalde de La Paz, Luis Revilla, quien encabeza las tareas de rescate en el lugar.

"Estamos trabajando desde la noche del sábado. Hemos evacuado a unas 4,000 personas, unas 2,500 se encuentran todavía en carpas en los campamentos, en las casas prefabricadas que tenemos" en distintos lugares alejados del perímetro del desastre", agregó Revilla.

publicidad

Las intensas lluvias de las últimas semanas en Bolivia han provocado desbordes de ríos, inundaciones y la pérdida de plantaciones y ganado, además de dejar unas 15,000 personas afectadas y al menos 39 muertos en todo el país, según estimaciones de las autoridades.

En la capital boliviana, el deslizamiento de tierra afectó a unas ocho barriadas, especialmente del Valle de las Flores, Kupini y Callapa, asentamientos precarios colgadas de una colina que rodea la zona este de La Paz, y afectó a unas 800 viviendas, 250 de las cuales están totalmente destruidas, señaló Revilla a periodistas.

Tareas de rescate

Las tareas preliminares de desalojo de las viviendas para evitar víctimas fatales "fue cubierta con éxito el domingo y ahora estamos colaborando en las tareas de rescate de los enseres" de las familias, dijo.

Los socorristas -apoyados por centenares de personas- trabajaban este lunes en las tareas de rescate de esos bienes, entre lodo y escombros y a pesar de la lluvia y los riesgos de nuevos derrumbes, constató un periodista de la AFP.

Por el momento "estamos ayudando en la emergencia, en el traslado de enseres, después estaremos entrando en el tema de (la dotación de) las viviendas" para los damnificados, apuntó el ministro de Obras Públicas, Walter Delgadillo.

El deslave afectó un área de 100 hectáreas de una zona suburbana de La Paz, donde están emplazados al menos seis barrios, muchos de ellos desaparecidos por la catástrofe.

publicidad

"El presidente Evo Morales ordenó a todo su gabinete de ministros desplazarse por los lugares de siniestro", dijo la ministra de Lucha contra la Corrupción, Nardi Suxo, quien sirvió el desayuno a cientos de damnificados concentrados en carpas, en uno de los cinco albergues que levantó la Alcaldía y la oficina de Defensa Civil.

Zonas de riesgo

Los vecinos de los barrios afectados explicaron que las viviendas estaban en zona de riesgo desde hace más de diez años.

"Vine a vivir (en la zona afectada) en los años 80. Pero en el año 1998 nos llegó un memorándum de la Alcaldía donde nos decía que nos alistáramos para evacuar el lugar porque había un riesgo", relató a la prensa local, Adelaida Visa Calle (67 años), vecina y fundadora del barrio Pampahasi Bajo Central.

El riesgo no ha pasado. Como medida de prevención, las autoridades han cortado el suministro de agua en otros barrios aledaños al lugar del siniestro, ubicados en el sur de la ciudad.

"Estamos haciendo un monitoreo permanente de todo el sector, porque hay que considerar que existe la necesidad de precautelar las vidas, pero también podríamos generar una situación de pánico que podría hacer incontrolable la situación", reflexionó Revilla.

Personal de la Alcaldía de La Paz y el gobierno central trabajan además en la evacuación de la zona afectada, que abarca unas 100 hectáreas.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad