publicidad

Marcha mundial contra el secue

Marcha mundial contra el secue

El mundo se solidariza con Colombia en la marcha contra el secuestro, para pedir a las FARC la libertad de los rehenes.

"Libérenlos ya"

PARÍS / BOGOTÁ - La franco-colombiana Ingrid Betancourt encabezó el rechazo mundial al secuestro en la plaza de Trocadero, en París, mientras cientos de miles de colombianos salían este domingo a las calles de más de mil ciudades para reclamar la libertad de cerca de tres mil secuestrados, en especial los que se encuentran en poder de la guerrilla de las FARC.

En Leticia, cerca de la frontera con Brasil, el presidente de Colombia, Alvaro Uribe, celebró el día de la Independencia junto a sus homólogos brasileño y peruano, con un desfile de fuerzas armadas y un concierto de Shakira y Carlos Vives.

Flanqueada por los cantantes Juanes y Miguel Bosé, Ingrid Betancourt pidió "libertad para todos" al abrir un concierto en París a favor los rehenes.

Dieciocho días después de su liberación junto a otros 14 cautivos de las FARC, la ex rehén colombo-francesa se dirigió al jefe de esta guerrilla, Alfonso Cano, para decirle: "No más secuestros".

Betancourt estuvo acompañada de su familia y del alcalde de la capital francesa.

"Vea a esta Colombia, vea la mano tendida del presidente Uribe. Entienda que ya no es hora de derramar más sangre", dijo Betancourt en su mensaje en español al jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), al que pidió que depongan las armas y liberen a los secuestrados.

publicidad

Lo dijo desde el escenario montado en el Trocadero, frente a la emblemática Torre Eiffel, ante varios miles de personas, en su mayoría colombianos y de otros países latinoamericanos.

El acto, que comenzó con al menos tres cuartos de hora de retraso, se abrió con la interpretación del himno colombiano por Juanes, coreado por sus compatriotas presentes entre el público, en este día de la fiesta nacional del país latinoamericano.

Betancourt subrayó que el de hoy es "un día de la fraternidad, de la unidad entre todos los colombianos" y afirmó que en esta y otras concentraciones convocadas para reclamar la libertad de los rehenes de las FARC, "el amor es lo único que nos mueve".

Por eso "damos gracias a Dios, damos gracias a la Virgen", apostilló la ex cautiva de la guerrilla, que lucía pantalón blanco y camiseta rosa pálido y a la que acompañaban varios de sus familiares en el escenario, dominado por una enorme bandera de Colombia y un cartel con el lema "libertad y paz".

Recordó que hay tres mil secuestrados todavía e insistió en que "la guerra tiene que acabar en Colombia y en el mundo entero".

Dio repetidamente las gracias a todos los asistentes y de forma particular "a los franceses que nunca nos abandonaron".

Un solo grito en Colombia

La frase "¡Libérenlos ya!" unió a los "millones de colombianos" que, según el alcalde de Bogotá, el izquierdista Samuel Moreno, se adhirieron a esta jornada en las 32 capitales departamentales y otros 1,070 municipios del país.

publicidad

En Bogotá, las principales calles de la capital colombiana se convirtieron en una gran mancha blanca debido a que los manifestantes salieron en su gran mayoría vestidos con camisetas de este color.

"Libérenlos ya", "Por los secuestrados", "No más secuestrados", "Paz para Colombia", "No más FARC", "Todos somos Colombia", eran algunas de las consignas impresas en las camisetas.

Por los cálculos del comandante de la Policía Metropolitana local, general Rodolfo Palomino, al menos un millón de ellos, en siete marchas por igual número de rutas, se tomaron las calles de la capital colombiana vestidos con camisetas blancas, lanzando globos al aire y coreando el grito de "libertad, libertad, libertad".

El despliegue ciudadano en Bogotá, donde caminó el vicepresidente del país, Francisco Santos, antiguo rehén de los narcotraficantes, contrastó con el simbolismo de la jornada en la ciudad amazónica de Leticia, adonde viajó el presidente Álvaro Uribe para conmemorar allí el Día de la Independencia Nacional.

"Que este 20 de julio una a todos los colombianos en el amor a la patria, en el deseo de libertad", pidió Uribe desde Leticia, ciudad situada a 1,085 kilómetros al sureste de la capital colombiana en una encrucijada fronteriza con Brasil y Perú.

Uribe, Lula y Shakira

publicidad

Cientos de miles de colombianos empezaron a salir este domingo a las 09:00 locales a las calles de más de mil ciudades para manifestarse contra el secuestro.

El calor y la humedad de la selva amazónica no impidieron a miles de colombianos, la mayoría indígenas, acompañar la ceremonia de la fiesta nacional y por la libertad de los secuestrados en la ciudad de Leticia, con la presencia de los presidentes de Colombia, Brasil y Perú.

Un desfile militar con motivo de la independencia colombiana (de España) hace 198 años, en el que participaron también uniformados de Brasil y Perú, fue abierto por la cantante pop Shakira, quien interpretó el himno nacional.

Shakira, emocionada

"Estoy feliz de estar aquí en Leticia, feliz de ser parte de este día histórico para todos nosotros los colombianos, que nos unimos en la manifestación más grande que hemos tenido en nuestra historia común", expresó Shakira, quien cantó visiblemente emocionada.

Vistiendo una camiseta blanca de verano, dado la alta temperatura, y en la que se leía: "Unidos y libres", en letras amarillas, azules y rojas -como el tricolor nacional-, Shakira dijo que "aspiramos a lograr la paz y la liberación de todos aquellos que se encuentran en cautiverio".

"Un solo grito de libertad, libertad para todos, libertad para nuestros secuestrados, libertad para aquellos que están sometidos también a la violencia, y de alguna forma también a quienes están secuestrados y atados a las cadenas de la violencia", añadió la intérprete pop.

publicidad

Shakira viajó desde Londres donde grababa un disco y llegó a Leticia en el avión presidencial, acompañada por el gobernante de los colombianos, Alvaro Uribe.

"Siempre fue mi sueño verla cantar, no lo puedo creer", dijo Esperanza, una de las indígenas de la comunidad Ticuna que vive en la frontera colombo-brasileña y que asistió al desfile, mientras sostenía en sus manos globos con los tres colores de la bandera colombiana.

Desfile militar en Leticia

El presidente Uribe y sus homólogos de Brasil, Luis Inacio Lula da Silva, y de Perú, Alan García, presidieron el desfile militar desde una tribuna especial habilitada frente a la parroquia y la plaza principal de esta ciudad de 30 mil habitantes, y separada apenas por una rústica calle del poblado brasileño de Tabatinga.

Un jefe de la comunidad Ticuna que habita la zona fronteriza de Colombia, Perú y Brasil, subió al estrado para colocar a los tres mandatarios penachos con flores, símbolo de poder para los indígenas.

El desfile militar fue encabezado por los 11 militares y policías colombianos que fueron rescatados el 2 de julio en una operación contra la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en la que también recuperaron la libertad la colombo-francesa Ingrid Betancourt y tres estadounidenses.

Después de ellos desfilaron cadetes de la Escuela Militar, policías colombianos y miembros de las fuerzas fronterizas de Brasil y Perú.

publicidad

Las celebraciones habían comenzado en la noche del sábado, cuando fuegos artificiales fueron lanzados desde la ribera del río Amazonas, cuyo caudal se encuentra reducido debido a un drástico verano.

Las temperaturas llegaban a los 32 grados centígrados al inicio del desfile y está previsto que alcancen más de 36 al mediodía.

Decenas de vendedores ambulantes distribuían bolsas de agua junto con las banderas de Colombia y las camisetas con el letrero "Libérenlos ya", que constituyen los objetos más preciados para los visitantes.

Manifestaciones en todo el mundo

En Washington, varios centenares de manifestantes se dieron cita frente a la Casa Blanca y corearon consignas en favor de la libertad de los secuestrados y de la unión de los colombianos, y se dieron vivas al ejército y la policía.

El acto contó con la presencia de Jo Rosano, madre de Marc Gonsalves, uno de los tres estadounidenses rescatados junto con Ingrid Betancourt de manos de las FARC.

Presentes también en la marcha estuvieron el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, el embajador de Colombia ante la OEA, Camilo Ospina, y diplomáticos de Perú, Panamá, Chile, EU y Guatemala.

La asistencia fue también masiva en Miami, donde cerca de cinco mil colombianos residentes se concentraron durante casi dos horas en la sede del Consulado General de Colombia en Miami vestidos con camisetas con leyendas alusivas a la liberación de los secuestrados.

publicidad

El ex senador colombiano Luis Eladio Pérez, que pasó seis años en poder de las FARC, definió la concentración como "un hermoso gesto de solidaridad" y "por la búsqueda de la paz en Colombia".

Por toda América Latina

En Venezuela, la mayor congregación se dio en Caracas y unió a colombianos y venezolanos.

"El Gobierno colombiano expresa el agradecimiento por el apoyo recibido por estas ONG venezolanas (...) que le están pidiendo al mundo entero libertad ya para tantos compatriotas que tiene la guerrilla colombiana" en su poder, manifestó en el acto celebrado en Caracas el embajador de Colombia, Fernando Marín.

En Panamá, más de 4 mil colombianos realizaron una marcha que concluyó con un acto de acción de gracias y fueron soltadas palomas.

En Guatemala, más de un millar de colombianos vestidos de blanco y con banderas de su país se congregaron en la Avenida Reforma, en el sur de la capital, y caminaron más de tres kilómetros hasta llegar al Obelisco, en donde realizaron un acto cultural.

En la capital mexicana más de un millar de personas se solidarizaron con los rehenes colombianos y participaron en una misa y un concierto amenizado por el cantautor colombiano Fonseca y en que está también prevista la actuación de grupos de los dos países, entre ellos Sonora Dinamita, Sammy Ferrer, Impacto Colombiano, Yuca y Yambao.

publicidad

En San Salvador y Tegucigalpa las marchas congregaron a unas 150 personas y unas 200, respectivamente.

En República Dominicana un grupo de colombianos se reunió en la Plaza España, de Santo Domingo, donde artistas locales realizaron varias presentaciones.

Londres fue también escenario de una de estas movilizaciones, como lo fue ayer Madrid, donde se efectuó con un día de adelanto, al igual que en Lima.

En Madrid participaron unas 30 mil personas, según los organizadores, y en Lima entre los manifestantes estuvo el presidente Alan García, que marchó con una bandera colombiana.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad