publicidad
El apoyo del pueblo mapucho a los cuatro que se encuentran en huelga de hambre se ha visto por Chile.

Mapuches llevan 86 días en huelga de hambre

Mapuches llevan 86 días en huelga de hambre

Cuatro indígenas mapuches que cumplen este jueves 86 días de huelga de hambre para exigir la anulación de un juicio.

El apoyo del pueblo mapucho a los cuatro que se encuentran en huelga de...
El apoyo del pueblo mapucho a los cuatro que se encuentran en huelga de hambre se ha visto por Chile.

Han bajado mucho de peso

SANTIAGO, Chile - Cuatro indígenas mapuches que cumplen este jueves 86 días de huelga de hambre para exigir la anulación de un juicio que los condenó a 14 y 8 años de prisión fueron separados y puestos en hospitales diferentes, mientras que el Gobierno de Chile aseguró que respetará el fallo judicial.

"Acá hubo una decisión de parte de los tribunales de Justicia y nosotros somos respetuosos de los tribunales, son ellos los que han tomado esta definición", dijo la portavoz oficial Ena von Baer, consultada sobre la posibilidad de que el presidente Sebastián Piñera indulte a los indígenas.

"Nos parece lamentable que hayan optado por la huelga de hambre, porque finalmente eso es una decisión que afecta a sus propias vidas", agregó la portavoz.

publicidad

Mientras, los cuatro huelguistas -Héctor Llaitul, Ramón Llanquileo, José Huenuche y Jonathan Huillical- fueron separados y puestos en distintos hospitales del sur chileno.

La vocera mapuche Natividad Llanquileo publicó en la red social Twitter que los mapuches, entre los que se encuentra su hermano Ramón Llanquileo de 29 años, fueron "trasladados violentamente de hospital " y que se trataba de una maniobra política del gobierno "para minimizar o tratar de disolver la huelga".

El director del hospital de Victoria, Joaquín Sanzana, sostuvo que el traslado fue una "decisión médica" por el peligro de riesgo vital en que se encuentran los huelguistas.

Días antes estaban los cuatro en el Hospital de Víctoria, a unos 600 km al sur de Santiago, con un deterioro generalizado de su condición de salud, tras una pérdida de peso de entre 20 y 25 kilos.

"Un traslado de este tipo, con la lejanía que consiste, puede significar la muerte de cualquiera de ellos", señaló la vocera de los ayunantes, Natividad Llanquileo.

Incertidumbre por la condena

Las autoridades del Hospital de Victoria confirmaron el traslado pero no informaron acerca de los motivos. Sus cercanos creen que de esta forma se intentará alimentar a los mapuches por la fuerza, algo que ellos se niegan a aceptar pero que la Justicia chilena ya avaló en un dictamen judicial.

publicidad

Los mapuches asumieron el ayuno tras ser condenados a penas de 20 a 25 años de cárcel por atentar contra el fiscal regional Mario Elgueta en noviembre de 2008 y el robo con intimidación ese mismo año.

La semana pasada, la Corte Suprema confirmó el juicio que los condenó, aunque aceptó rebajar las sentencias, a Llaitul, de 25 a 14 años, y a Llanquileo Huenuche y Hullical, de 20 a 8 años de presidio.

Los mapuches aspiraban, no obstante, a una anulación de la condena y la realización de un nuevo juicio, ya que estiman que en el proceso se usaron procedimientos de una ley antiterrorista, como testigos sin rostros.

Los mapuches, la principal etnia chilena, suman unos 700 mil (entre los 16 millones de habitantes de Chile).

Legisladores exigen apoyo a los huelguistas

Legisladores opositores plantearon una solución legislativa que permita reducir las condenas a los cuatro mapuches que mantienen una huelga de hambre desde hace 86 días.

Los senadores encabezados por el centroizquierdista Jaime Quintana propusieron al gobierno a través del ministro de Justicia, Jaime Bulnes, introducir una indicación en el proyecto de ley que el gobierno presentó al Congreso para aprobar indultos a reos comunes de baja peligrosidad como una forma de reducir la superpoblación carcelaria.

"Le formulé al ministro Bulnes, que es un ministro que se caracteriza por escuchar a todos los sectores y de manera especial a la oposición, una propuesta formal" de incluir en el proyecto una indicación que permita una reducción de las condenas de los cuatro mapuches, dijo Quintana a periodistas.

publicidad

El gobierno no se ha pronunciado, pero el ministro secretario general de gobierno, Cristián Larroulet, dijo estar "optimista" de que los mapuches depondrán su prolongado ayuno sin dar más precisiones.

En tanto el presidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, dijo que es urgente salvar la vida de los mapuches y que "hay que buscar un camino de salida".

El prelado consideró que "es un error del gobierno no tomar en cuenta esta situación".

Lorena Fries, directora del Instituto de Derechos Humanos, informó que el gobierno se comprometió a reunir nuevamente a los huelguistas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad