publicidad

Manuel Zelaya planea su regreso a Honduras el fin de semana

Manuel Zelaya planea su regreso a Honduras el fin de semana

El depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya se aproxima a la frontera con Honduras, para planificar su retorno.

'Bandera de paz'

MANAGUA, Nicaragua - El depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, partió el  jueves de Managua hacia la ciudad nicaragüense de Estelí, cerca de la frontera con Honduras, para planificar el retorno a su tierra previsto para la noche del viernes o la mañana del sábado.

Recibe las noticias de Honduras en tu  móvil

"Iniciamos esta gesta para regresar pacíficamente a Honduras", acompañado de diferentes organizaciones de prensa. "Vamos con una bandera blanca de la paz a proclamar la reconciliación del pueblo hondureño", anunció Zelaya en una rueda de prensa en Managua antes de partir hacia la frontera.

Zelaya partió a bordo de un jeep acompañado de su canciller Patricia Rodas, así como del legendario ex guerrillero nicaragüense Edén Pastora, conocido como "Comandante Cero", quien dijo que lo llevará hasta la frontera.

Ejército no se responsabiliza

Ante el anuncio de Zelaya, las Fuerzas Armadas de Honduras advirtieron de que no se responsabilizan por la seguridad de Zelaya, quien dijo que el máximo jefe militar, el general Romeo Vásquez, sería el culpable si fuese asesinado a su regreso al país.

"No podemos responsabilizarnos por la seguridad de personas que, por fomentar la violencia generalizada en el país, están sujetos a ser atacados, inclusive por sus mismos partidarios, con el exclusivo propósito de constituirlos en mártires", señaló un comunicado del Ministerio de Defensa, del que dependen las Fuerzas Armadas.

publicidad

El depuesto gobernante hondureño era seguido por una caravana de cerca de 50 vehículos repletos de periodistas internacionales y dirigentes de organizaciones sociales hondureñas que llegaron a Nicaragua para ayudarlo a cruzar la frontera.

De acuerdo a los planes del gobernante el jueves estaría en la ciudad de Estelí, a 149 km al norte de la capital, "donde se van a hacer los planes para avanzar hacia (la ciudad fronteriza de) Somoto u Ocotal, para al día siguiente (partir) hacia la frontera hondureña".

En Estelí, instalará su base de operaciones y decidirá si el viernes prosigue camino hacia Somoto, para cruzar la frontera por el puesto El Espino, o si viaja a Ocotal, para pasar por Las Manos.

"He invitado a mi esposa y a mis hijos a que salgan mañana (viernes) a la frontera. Posiblemente mañana en la noche me estaré reuniendo con ellos o el sábado en la mañana en la frontera", detalló.

Llamado a fuerzas armadas

Zelaya manifestó su esperanza de que las Fuerzas Armadas respeten su integridad y bajen los fusiles cuando lo vean entrar con una bandera blanca a su tierra, de donde fue expulsado hace un mes tras un golpe militar.

"Yo espero que cuando las Fuerzas Armadas, especialmente su cúpula militar, vean que está el pueblo y que está su presidente, bajen sus fusiles, se sometan a la autoridad" y "levanten la bandera de la democracia", expresó.

publicidad

Zelaya, expulsado del poder el 28 de junio, intentará ingresar por segunda vez a Honduras, luego de que el gobierno de facto rechazara restituirlo después de varios esfuerzos diplomáticos.

Consideró que la vía diplomática llegó a su límite, pero dijo que deja abierta las puertas para que la comunidad internacional siga buscando la manera de apoyar al pueblo hondureño, que lleva 23 días de "lucha pacífica y moderada" reclamando su regreso.

Diálogo fracasado

El miércoles, Zelaya dio por fracasada la mediación que intentó realizar durante 14 días el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, para resolver la crisis, debido a que el gobierno de facto de Honduras rechazó la parte medular de la propuesta que es la reinstalación de Zelaya en la presidencia.

La propuesta fue respaldada por Washington y la Organización de Estados Americanos (OEA), que esperan que las partes rectifiquen y se sienten a dialogar para evitar una eventual confrontación armada.

Un día antes de partir a Estelí, Zelaya ofreció una breve rueda de prensa en la embajada de Honduras en Managua, donde afirmó que conversó con los presidentes de Centroamérica sobre la crisis en su país, pero se abstuvo de revelar el resultado de las primeros contactos con los mandatarios de la región.

Se limitó a decir que ha sugerido que se convoque al Sistema de Integración Centroamericana (SICA), a la OA y a las Naciones Unidas, sin precisar puntos de agenda.

publicidad

"Yo tengo la obligación de acercarme al pueblo el próximo fin de semana, espero que ustedes (periodistas) me acompañen, así que espero su comprensión", dijo el depuesto mandatario cuando le preguntaron si entrará a territorio hondureño.

Al ser preguntado por los periodistas por cuál de los puestos fronterizos proyecta ingresar a su país, Zelaya respondió que "puede ser Guasaule, El Espino o Las Manos".

"Voy sin arma y pacíficamente a buscar que en Honduras vuelva realmente la paz y la tranquilidad", insistió.

Carta a Obama

Zelaya informó de que ha enviado una carta al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, sobre cuyo contenido no quiso hablar "pero ya la tiene desde hoy el departamento de Estado en Washington".

La rueda de prensa de Zelaya se produjo horas después de que la delegación que lo representa en el proceso de mediación que lidera el presidente de Costa Rica, "scar Arias, afirmó que considera que "el diálogo ha fracasado", pese a la presentación de una nueva propuesta de acuerdo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad