publicidad

Lula dio condolencias por acribillado

Lula dio condolencias por acribillado

Centenares de brasileños protestaron por la muerte del brasileño Jean Charles de Menezes quien, confundido por terroristas, murió acribillado.

Lula se comunicó telefónicamente con el padre y el hermano de Jean Charles, Matosinhos Otoni da Silva y Giovani, respectivamente "presentando sus condolencias por la tragedia", dijo la presidencia en un comunicado.

Los familiares de la víctima viven en Gonzaga, pero el comunicado no precisó adonde fue la llamada.

El mandatario también informó a los familiares que la fuerza aérea ofreció un avión para el traslado del cadáver hasta una ciudad cercana a Gonzaga, pueblo natal de Menezes, dijo la presidencia, sin ofrecer otros detalles.

Julio María de Souza, alcalde de Gonzaga, dijo que prevén la llegada de los restos de Menezes desde Londres a Sao Paulo en la madrugada del jueves y a bordo de un vuelo comercial de la aerolínea brasileña Varig.

De ahí, explicó De Souza telefónicamente, la nave de la fuerza aérea llevará los restos hasta la ciudad Governador Valadares, a 100 kilómetros de Gonzaga, un poblado agrícola y de pecuaria con 6 mil habitantes en el estado de Minas Gerais, al este de Brasil.

De Souza aseguró que una caravana de autos de parientes, amigos y pobladores de la región acompañará los restos en su traslado por vía terrestre desde Governador Valadares hasta Gonzaga para su sepultura.

Menezes, un electricista de 27 años, fue acribillado a balazos, siete en la cabeza y uno en un hombro el viernes pasado, cuando agentes ingleses de civil pensaron que era un terrorista en una estación del subterráneo londinense, donde la policía investiga los atentados del jueves anterior y los ataques del 7 de julio.

publicidad

La víctima desobedeció la orden de los agentes de detenerse y en lugar de ellos corrió y se metió en un vagón del metro, según la fuerza pública de Gran Bretaña.

El Primer Ministro Tony Blair pidió el disculpas a los parientes por el incidente.

Voceros de la población exigieron la entrega del cadáver y declararon que el pedido de disculpas proferido por el primer ministro Tony Blair es insuficiente.

Movimiento sindicales y de derechos humanos convocaron a una protesta frente a la embajada inglesa, en la capital Brasilia.

Con los ojos llenos de lagrimas, parientes y amigos de Menezes junto a pobladores de Gonzaga caminaron lentamente por las calles de este poblado para congregarse frente a la alcaldía llevando pancartas en las que podía leer "el sueño de Jean fue interrumpido por la brutalidad británica" y "los británicos primero matan, después identifican".

"Las disculpas no sirven, queremos justicia", gritaron los manifestantes que hicieron una breve parada en su caminata para hacer una oración en sufragio de Menezes.

El alcalde de Gonzaga, Julio María de Souza, mostró molestia e impresión por los informes divulgados en Londres de que Menezes recibió ocho tiros.

"Es fácil para Blair disculparse. Pero eso no significa mucho. Qué pasó con la justicia inglesa y con Inglaterra, un lugar donde la policía patrulla desarmada?", dijo el alcalde.

publicidad

Muchos también manifestaron su molestia por no tener noticias sobre cuándo será devuelto el cadáver a Gonzaga, una poblado de unos 6 mil habitantes en el estado de Minas Gerais, al este de Brasil.

"Si no lo querían vivo, ¿por qué no pueden devolverlo?", se preguntó Leide Menezes, una prima de Jean Charles.

"No queremos disculpas, él (Menezes) es nuestro y debería estar aquí", dijo María José Carvalho, quien tiene dos hijos trabajando en Estados Unidos.

"Es un gran sufrimiento para la familia no saber cuándo va a volver ¿En un día, dos, cinco, diez, veinte, cuándo?", se preguntó el alcalde.

En Londres, donde viajó para conocer detalles del caso, el canciller brasileño Celso Amorím se reunió en la sede de la embajada con el primo de Menezes, Alex Pereira, de 28 años, quien vive en Londres.

La reunión fue para "expresar (a los parientes) nuestro sentimiento de ayuda a un brasileño inocente que murió de forma absurda", dijo Amorím en declaraciones difundidas aquí por la televisora GloboNews.

Amorím también se reunió el lunes con su colega inglés Jack Straw, quien dijo que estaba dispuesto a encontrarse con parientes de Menezes, pero que no dependía de él decidir sobre un eventual pago de indemnización.

El ministro brasileño además ratificó que Menezes estaba legalmente en Londres.

publicidad

"Tienen que pagar por esto, y de muchas maneras, pues si no van a matar a mucha gente", dijo Pereira, el primo de Menezes, a la BBC en Londres.

No estaba claro si eso significaría una demanda de indemnización o un juicio a la policía.

"Ellos mataron a mi primo, pueden matar a cualquiera", agregó Pereira.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad