publicidad

Lugo insiste en la conspiración

Lugo insiste en la conspiración

El Gobierno paraguayo insistió en la existencia de una conspiración urdida por el general retirado Lino Oviedo.

"Creo que al presidente Lugo le mintieron (...), eso le ocurrió e

hizo una declaración apresurada", afirmó hoy Duarte al advertir que

en el entorno palaciego hay grupos que "medran y se aprovechan o que

no tienen otra manera de afianzarse que inventando cosas, imaginando

golpes, sabotajes".

En su primera declaración después de la denuncia realizada por Lugo en un mensaje a la ciudadanía, Duarte dijo que en

Paraguay no hay ninguna posibilidad de un golpe de Estado y que a él

también le llegaban datos de complots gestados en su propio entorno.

El ex gobernante también desmintió al autor de la denuncia, el

general Máximo Díaz Cáceres, enlace de las Fuerzas Armadas en el

Congreso, a quien calificó además de "taimado y errático" y que no

lo pasó a retiro en 2004 por pedido de los senadores Miguel Saguier

y Carlos Filizzola.En la incógnita

Saguier es un influyente dirigente del Partido Liberal Radical

Auténtico (PLRA, centroderecha), soporte político de Lugo en el

Congreso, y Filizzola, del minoritario Partido País Solidario (PPS),

uno de los allegados al actual gobernante.

publicidad

Oviedo, líder de la Unión de Ciudadanos Éticos, tercera fuerza

política del país, negó este mismo lunes la conspiración y dijo que

recientemente fue visitado por el general Díaz Cáceres para pedirle

que interceda para su ascenso.

"Lugo no sabe que la política es un nido de víboras y tiene las

peores víboras a su alrededor", indicó Oviedo, cuyo partido preside

el Senado y el Congreso gracias al pacto que había acordado con la

oficialista Alianza Patriótica para el Cambio (APC).

Oviedo admitió, sin embargo, que la noche del domingo sí recibió

a Duarte para invitarle a un desayuno de trabajo del que participó

este lunes.

En su mensaje a la nación, Lugo precisó que el general Díaz fue

invitado primeramente por el titular del Congreso, Enrique González

Quintana, a su residencia y que finalmente fue llevado a la casa de

Oviedo, donde le preguntaron por la opinión de los militares sobre

publicidad

la crisis por la que atraviesa el Senado.

La cámara alta está paralizada debido a que su presidente tomó

juramento como senador activo a Duarte a espaldas de la mayoría,

controlada por los aliados de Lugo y otros sectores de la oposición,

incluidos un grupo de "colorados" enfrentados al ex presidente.

El ex vicepresidente Luis Castiglioni, principal detractor de

Duarte, afirmó que esa reunión "tuvo un afán conspiraticio para,

fundamentalmente, seguir desestabilizando" por la "obsesión y la

codicia que tiene Nicanor", a quien considera que "ha sobrepasado

todos los límites".

Esta mayoría confirmó en el Senado al sustituto de Duarte, Jorge

Céspedes, y reconoció al ex gobernante como senador vitalicio, con

voz pero sin voto como prevé la Constitución para los ex presidentes

paraguayos.

La crisis en el Senado se deriva del hecho de que, pese a esta

publicidad

disposición constitucional, Duarte decidió encabezar la lista al

Senado del Partido Colorado en los comicios del 20 de abril, que

ganó Lugo al frente de una plataforma de distintos grupos.Tras la denuncias

El ministro del Interior, Rafael Filizzola, reafirmó hoy la

denuncia de Lugo y pidió al Congreso que analice la participación

del fiscal general del Estado, Rubén Candia, y del vicepresidente

del Tribunal Superior de Justicia Electoral, Juan Manuel Morales, en

esa reunión.

Candia y Morales fueron señalados por Díaz Cáceres como otras de

las personas a quienes encontró en la casa de Oviedo.

El Gobierno "está haciendo el análisis correspondiente y se van a

impulsar medidas en el ámbito parlamentario", dijo Filizzola, quien

argumentó que "desde el momento en que en esa reunión participó el

fiscal general (...), no tenemos mucho entusiasmo de llevar el caso

a ese ámbito".

publicidad

Filizzola valoró, asimismo, la preocupación que la denuncia de

Lugo ha generado en la comunidad internacional y destacó que ya se

han pronunciado la Organización de Estados Americanos (OEA) y varios

Gobiernos de la región.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
publicidad