publicidad

Lucía Morett salió del hospital en Quito

Lucía Morett salió del hospital en Quito

La mexicana Lucía Morett, fue dada de alta del hospital de Quito, espera respuesta de su gobierno sobre su seguridad.

Morett, que hoy recibió el alta médica del Hospital Militar de

Quito, indicó en rueda de prensa que espera volver a su país, pero

que necesita la respuesta de la cancillería sobre las garantías

necesarias para proteger su vida.La mexicana, que ha permanecido en ese hospital desde el pasado 2

de marzo, leyó un escrito que había hecho para la ocasión y recordó

que su alta médica coincide con "un aniversario más del asesinato a

traición del general Emiliano Zapata", líder de la Revolución

Mexicana.Acompañada por su padre, Jorge; su madre, María de Jesús, y del

secretario ejecutivo de la Asociación Latinoamericana para los

Derechos Humanos (ALDHU), el chileno Juan de Dios Parra, Morett

señaló que el pasado viernes envió a la cancillería de su país una

carta en la que solicitaba las garantías mencionadas."Aún no sé cuánto tiempo estaré en este suelo ecuatoriano",

aseguró Morett e insistió en que espera "una respuesta de la

canciller mexicana, Patricia Espinosa", pues de ello "depende mi

regreso a México".Teme a juicioEn Ecuador "han protegido mi vida y mi libertad y no quiero

perderlas. Sería muy triste para mí no poder regresar a mi tierra,

pues significaría que mi Gobierno no puede garantizar mi derecho a

publicidad

conservar la vida", añadió la mexicana.Opinó que, si no existen esas garantías, "significaría, tal vez,

que las redes de un Estado terrorista y paramilitar (en referencia

al de Colombia) se han extendido a territorio mexicano"."No quiero un juicio por terrorismo o narcotráfico en México,

Colombia o Estados Unidos porque sería injusto porque no tengo nada

que ver con eso. No he cometido ningún delito. Amo la vida y la

libertad y lucharé por ellas donde quiera que esté", remarcó Morett."Soy una víctima más del terrorismo de Estado colombiano;

sobreviví a dos bombardeos y a las balas que por la espalda

disparaba el Ejército colombiano a los heridos", recordó Morett, una

de las tres mujeres heridas y rescatadas del campamento de las FARC

bombardeado en la madrugada del pasado 1 de marzo.

En esa operación militar colombiana, fallecieron, al menos, 26

personas, entre ellas el portavoz internacional de las FARC, alias

"Raúl Reyes"; el ecuatoriano Franklin Aisalla y cuatro estudiantes

mexicanos.De su lado, el director del Hospital de las Fuerzas Armadas de

Quito, Rommel Reyna, aseguró que Morett ha recibido el alta médica

publicidad

ya que la paciente presenta, actualmente, "condiciones clínicas

adecuadas".Gastos hospitalariosReyna comentó que la atención de la joven mexicana en ese

hospital costó unos 5,000 dólares, que han sido pagados a partes

iguales por la embajada de México y sus padres.El padre de Morett dijo que tras el alta médica su hija se

someterá a un periodo de descanso para que "se restablezca. Siempre

es mejor resteblecerse fuera del hospital, no sé por cuántos días"."Lucía necesita recuperarse física y emocionalmente, necesita

restablecer su salud plenamente y sabemos que las cicatrices que le

ha dejado no sólo en su cuerpo sino fundamentalmente las cicatrices

en el alma, va a ser muy difícil que algún día las olvide", remarcó

Jorge Morett.Añadió que su hija estudió literatura dramática y dijo que,

seguramente, se dedicará a escribir, entre otras cosas, sobre lo que

vivió en el ataque colombiano y sobre sus compatriotas fallecidos:

Juan González del Castillo, Verónica Natalia Velásquez Ramírez,

Soren Avilés Ángeles y Fernando Franco Delgado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad