publicidad
El nuevo gobierno peruano que surja de los comicios de este domingo heredará una agenda social con protestas contra la minería.

Lo que espera al nuevo presidente de Perú

Lo que espera al nuevo presidente de Perú

Los comicios, que pintan para final de fotografía, definirán quién gobernará a la polarizada nación.

El nuevo gobierno peruano que surja de los comicios de este domingo here...
El nuevo gobierno peruano que surja de los comicios de este domingo heredará una agenda social con protestas contra la minería.

Zonas candentes

LIMA - El nuevo gobierno peruano que surja de los comicios de este domingo heredará una agenda social con protestas contra la minería, altos índices de pobreza y reclamos laborales de diversos sectores que exigen estabilidad en sus centros de trabajo.

La Defensoría del Pueblo ha documentado en lo que va del año 233 conflictos sociales, de los cuales 159 se encuentran activos (68 por ciento) y 74 en estado latente (31 por ciento).

De los 159 conflictos sociales activos en el territorio nacional, 92 se encuentran en proceso de diálogo. La mayor cantidad se ubica en el departamento de Ancash (26 casos), seguido por Puno y Lima (21 casos).

Los conflictos socio-ambientales son 50.2 por ciento (117 casos) del total, seguidos por aquellos motivados por asuntos de gobierno local con 11.2 por ciento (26 casos), y asuntos de gobierno nacional, con 10.3 por ciento (24 casos).

publicidad

La zona más candente es Puno, donde indígenas aymaras suspendieron sus protestas por el proceso electoral, pero han advertido que las reiniciarán el 7 de junio, para demandar la cancelación de las concesiones mineras otorgadas por el actual gobierno.

Las pérdidas económicas a causa de esas protestas ascienden a unos $33 millones, de acuerdo con la Cámara de Comercio de Lima.

Sin embargo, los temas más preocupantes en el país son la pobreza desempleo y ausencia del Estado en el tema de salud en regiones apartadas del país.

De acuerdo con cifras oficiales, de los 29 millones de habitantes, 33 por ciento vive en situación de pobreza y 15 por ciento en extrema pobreza.

Ante este panorama, el candidato nacionalista Ollanta Humala, de Gana Perú, ha sostenido: “no es posible que mientras unos se enriquecen, mientras se dice que hay crecimiento económico, millones de peruanos no tienen para comer. Eso es vergonzoso”.

En una nación donde la Población Económicamente Activa (PEA) es de 12 millones 139 personas, la tasa de desempleo es de 8.6 por ciento, un 8.3 por ciento tiene un empleo adecuado y el subempleo es de 83.1 por ciento de la población adulta, según cifras oficiales.

El panorama no será nada fácil para quien asuma las riendas del gobierno el próximo 28 de julio: Ollanta Humala, de Gana Perú o Keiko Fujimori, de Fuerza 2011, pero quien llegue al poder deberá tender puentes y pactos para atender los conflictos pendientes.

publicidad

Desilución y polarización

Las acusaciones, insultos, y guerra sucia han superado todas las expectativas en una virulenta campaña por la segunda vuelta que culminará el domingo cuando los peruanos elijan a quien será su presidente por los próximos cinco años.

Un adorno floral funerario con la inscripción "QPD" ("que en paz descanse"), llegado a las oficinas del diario La Primera, fue una de las primeras señales de alarma luego que el tabloide publicó en su portada una historia acerca de un supuesto plan del gobierno y de sus servicios de inteligencia para demoler la candidatura del izquierdista Ollanta Humala.

Poco antes, el periodista Jaime de Althaus, que ha expresado su posición a favor de Keiko Fujimori, afín al modelo de libre mercado, pasó el susto de su vida, cuando al salir con su auto del estudio de televisión de Canal N donde conduce su programa, fue rodeado por una turba que le increpó su apoyo a la candidata.

Esta nación andina se encuentra en una situación de profunda polarización debido a que sus votantes deben escoger al presidente entre la hija del ex presidente Alberto Fujimori encarcelado por violaciones a los derechos humanos y corrupción, o a un ex militar con pasados vínculos con el presidente de Venezuela Hugo Chávez y que promete redistribuir la riqueza del país en favor de los pobres.

Extremos opuestos

publicidad

Los dos son considerados populistas, pero se ubican cada uno a un extremo del espectro político.

Casi la mitad del país no votó por ninguno de ellos en la primera vuelta del 10 de abril, sino por alguno de los otros tres candidatos de centro, que terminaron por dividirse los votos y quedaron fuera de carrera.

Las encuestas muestran en estos últimos días de campaña que los dos candidatos se encuentran casi empatados.

"En el caso médico, por supuesto, (escoges) a quienes tienen las mejores posibilidades de sobrevivir. Y aquí, en el caso politico, a quienes tengan las mejores alternativas de que la democracia sobreviva", dijo el periodista de investigación Gustavo Gorriti, quien ha apostado por Humala, pese a que lo atacó en 2006 cuando el militar retirado fue derrotado por el presidente Alan García.

Humala ahora rechaza a Chávez y jura que es un demócrata. También acusa a García de apoyar a su oponente. El mandatario ha permitido que la campaña de Keiko sea dirigida por el mismo Alberto Fujimori desde la cárcel, afirmó el viernes Humala en una conferencia de prensa con corresponsales extranjeros.

También sugirió que agentes de inteligencia están espiándolo telefónicamente.

Los medios de comunicación en su mayoría amigables al modelo económico neoliberal, han hecho --con algunas contadas excepciones-- una campaña más favorable a Fujimori, abandonando todo viso de imparcialidad.

publicidad

El grupo de medios más poderoso de Perú, con el diario El Comercio como insignia, ha despedido al menos a dos periodistas --productores en la televisora de cable Canal N-- por supuestamente rehusarse a hacer una cobertura en contra de Humala.

Prominentes escritores e intelectuales tienden a apoyar al ex teniente coronel del ejército, poniéndose en contra de los banqueros y ejecutivos mineros a quienes aterroriza la idea de que Humala incremente el control estatal en los mercados.

Los grupos de derechos humanos tienden de mala gana a apoyar a Humala, quien ha sido acusado por testigos de pagar sobornos para evitar ser enjuiciado por abusos cometidos cuando era capitán en una base militar contrasubversiva en la selva en 1992. Sienten imposible respaldar a Keiko Fujimori, cuyo padre cumple actualmente una sentencia de 25 años de cárcel por violaciones a los derechos humanos durante su mandato (1990-2000).

La semana pasada los activistas de derechos humanos organizaron una marcha en contra de la candidata.

Los crímenes de Fujimori

Alberto Fujimori, quien vive con relativa comodidad en una sede policial en las afueras de Lima, es aplaudido por haber derrotado la hiperinflación y a los rebeldes del grupo subversivo Sendero Luminoso, y rechazado por presidir un gobierno que persiguió a sus enemigos y violó los derechos humanos.

La semana pasada, el diario antifujimorista La República ha recordado casi diariamente el caso de 300 mil mujeres pobres que fueron esterilizadas contra su voluntad por orden del gobierno de Fujimori.

publicidad

El diario ha demandado una disculpa de Keiko Fujimori, quien se convirtió en Primera Dama en 1994, luego de la separación de sus padres. Su madre, quien denunció públicamente la corrupción del gobierno, acusó más tarde a su esposo de haberla torturado.

Keiko Fujimori lamentó los abusos cometidos durante la administración de su padre, pero aún así llama a Fujimori el mejor presidente que ha tenido Perú.

Mario Vargas Llosa, el intelectual más reputado de Perú y ganador del Nobel de Literatura el año pasado, está en guerra con El Comercio, por su apoyo a Humala.

Vargas Llosa llamo al diario una "máquina propagandística" en favor de Keiko Fujimori y "una caricatura" de lo que debe ser un verdadero periódico, al anunciar que no publicaría sus columnas allí. El editor de El Comercio calificó sus acusaciones de "malintencionados infundios."

Algunos peruanos están tan disgustados con ambos candidatos que han decidido dejar su voto en blanco o viciarlo, o no votar, algo que es obligatorio para todos las personas entre 18 y 70 años.

El pintor más reconocido de Perú, Fernando de Szyszlo, de 85 años también se encuentra desanimado.

"Realmente me duele no votar, pero no voy a votar", le dijo a la AP el jueves.

De Szyszlo acababa de hablar por telefono con Vargas Llosa, un buen amigo suyo con quien ha colaborado en un proyecto para edificar un museo dedicado a la memoria de las 70.000 personas que se estima murieron durante los años de violencia política entre 1980-2000.

publicidad

¿Avances?

Uno de los productores despedidos por Canal N, Patricia Montero, fue una fundadora de la televisora en la década de 1990, cuando otros canales de televisión estaban literalmente en el bolsillo de Alberto Fujimori. En contraste, Canal N ayudó a revelar el escándalo de corrupción que hizo sucumbir al gobierno de Fujimori.

Montero se siente enojada porque afirma, en los medios "tu no puedes poner tu opinión sin que inmediatamente te lluevan los ataques".

"Me apena porque siento que como sociedad no hemos, después de todo lo que hemos vivido, avanzado mucho", dijo Montero. Ella también está sorprendida por el racismo que la campaña ha evidenciado en un país cuya población indígena ha sido largamente ignorada por la élite blanca de ascendencia europea.

Tras ganar Humala la primera vuelta con el 32 por ciento de votos, los insultos se propagaron en las redes sociales, acusando a los nativos de los Andes --donde la prosperidad económica se siente menos-- de ser ignorantes por apoyar a Humala.

El problema de Perú, dice Gorriti, puede ser atribuido a una élite conservadora, aun imbuida de una mentalidad colonialista, que no comprende el por qué podría ser una buena idea el distribuir mejor la riqueza.

"Por eso es que el Perú no ha tenido jamás lo que pudiera considerarse como una clase dirigente que ponga los intereses nacionales, los intereses del país y los intereses de la república por encima de todo", sostuvo.

publicidad

Piden respetar los resultados

Los observadores internacionales, que llegaron a Perú para la segunda vuelta presidencial de este domingo entre el izquierdista Ollanta Humala y la derechista Keiko Fujimori, pidieron respetar los resultados oficiales y finales, en medio de un ambiente incierto y polarizado.

Dante Caputo, jefe de la Misión de Observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), dijo a la prensa que las organizaciones políticas y los ciudadanos "deben respetar los resultados finales y oficiales del organismo electoral, y aunar esfuerzos para impulsar el desarrollo en democracia".

"Esperamos que todo vaya bien, pero la gran responsabilidad es de los partidos políticos y de los ciudadanos", agregó.

Por su parte, José Ignacio Salafranca, Jefe de la Misión de Observación de la Unión Europea, invocó "tranquilidad y respeto" a los resultados de la segunda vuelta.

Magdalena Chú, jefa de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), encargada de los comicios peruanos, aseguró que su institución ofrece "todas las garantías" para que este domingo se desarrolle un proceso normal tras descartar "cualquier elemento" que altere las elecciones.

¿Habrá empate técnico?

Recordó que la ley Orgánica de Elecciones "hace imposible que se pueda realizar un fraude", y señaló que existen organismos fiscalizadores, como el Ministerio Público, la Defensoría del Pueblo, la organización civil Transparencia, y las misiones de observación, entre otros.

publicidad

Los comicios para elegir al sucesor de Alan García se realizarán entre las 08:00 (13:00 GMT) y las 16:00 locales (21:00 GMT) del domingo, en un ambiente polarizado y con un desenlace imposible de prever debido a lo ajustado de los resultados que arrojan las encuestas.

Un sondeo divulgado el viernes otorga a Humala una ventaja de 3.6 por ciento sobre Fujimori, en tanto otro coloca a Fujimori arriba con una diferencia de 1.2 por ciento. El jueves se habían conocido otros dos sondeos: uno a favor de cada candidato. Pero las cuatro consultas señalan empate técnico.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad