publicidad
Juan Manuel Santos firmará la llamada Ley de Víctimas que busca reparar a unas cuatro millones de víctimas del conflicto armado.

Ley de Víctimas en Colombia enfrenta retos

Ley de Víctimas en Colombia enfrenta retos

Juan Manuel Santos firmará la Ley de Víctimas que busca reparar a unas cuatro millones de víctimas del conflicto armado.

Juan Manuel Santos firmará la llamada Ley de Víctimas que busca reparar...
Juan Manuel Santos firmará la llamada Ley de Víctimas que busca reparar a unas cuatro millones de víctimas del conflicto armado.

Una ley 'histórica'

BOGOTÁ - En coincidencia con la visita a Colombia del secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-moon, el presidente Juan Manuel Santos firmará el viernes la llamada Ley de Víctimas que busca reparar a unas cuatro millones de víctimas del conflicto armado y devolver y titular millones de hectáreas a sus legítimos dueños.

Ban llegará a Bogotá en una visita de dos días como parte de una gira que también lo llevará a Argentina, Uruguay y Brasil. El acto de sanción de la ley, aprobada por el Congreso en mayo, será el viernes por la tarde.

Sin embargo, la ley recién entrará en vigencia en junio de 2012, cuando debería estar redactado el reglamento que establezca topes a las indemnizaciones, entre otros asuntos, explicaron funcionarios del gobierno.

publicidad

Analistas, funcionarios y políticos consultados por AP coincidieron en señalar que los mayores retos de esta ley, calificada de "histórica" por Santos porque es la primera que une y amplía normas para reparar a las víctimas, consisten en asegurarles a esas víctimas la no repetición de los hechos violentos, por parte de viejos y nuevos actores armados, y en garantizar la seguridad a quienes se les haya restituido sus tierras.

El asunto de la seguridad no es tema menor porque según grupos no gubernamentales como la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes), al menos 48 líderes de grupos que reclaman la devolución de sus terrenos han sido asesinados entre 2002 y 2011.

El senador del izquierdista partido Polo Democrático Alternativo, Luis Carlos Avellaneda, agregó entre los desafíos de la ley cómo se obtendrán los fondos para financiarla. Según estimaciones de legisladores y el gobierno la ley demandará al menos $20,000 millones de dólares en los próximos 10 años.

"Nosotros tenemos una alta deuda y un gasto militar muy grande y eso es lo que se privilegiaría. Ya después el gasto social hacia las víctimas quedaría sin un contexto", dijo el senador Avellaneda.

El congresista hizo énfasis también en la capacidad del Estado para apoyar económicamente y con proyectos de infraestructura a las personas que retornen a sus terrenos.

publicidad

"Para que puedan retornar tienen que acompañarlos... Las zonas de despojo y de abandono forzado de tierras son unas zonas a las que les falta mucha infraestructura, les falta escuela, centros de salud. Si nosotros no hacemos eso, otra vez van a llegar los despojadores", aseveró.

'Visión de seguridad prioritaria'

Para Carlos Alfonso Velásquez, analista político, la ley carece de una "visión de seguridad prioritaria" que garantice el regreso a las tierras abandonadas.

"Me parece un error que el Ministerio de Defensa haya emitido su política de seguridad (en mayo)...(y) en ninguna parte se habla de la ley de restitución de tierras o de víctimas y menos de la necesidad de reforzar en asuntos de seguridad contra los factores (grupos armados ilegales) que vayan a oponerse a que esa ley se ejecute", dijo Velásquez.

El ex consejero de paz Daniel García-Peña aseguró que "se requiere toda una política de desarrollo rural, de créditos, de política agraria, que permita que cuando el campesino regrese a sus tierras tenga la posibilidad de que su actividad económica sea rentable y pueda llevar sus frutos al mercado".

Colombia es una nación con 114 millones de hectáreas disponibles. Según cálculos del ministro de Agricultura Juan Camilo Restrepo, en los últimos 25 años al menos dos millones de esas hectáreas fueron robadas por grupos armados ilegales a campesinos e incluso al Estado, al que le fueron sustraídas entre 400 mil y 500 mil hectáreas en procesos fraudulentos en escribanías y registros; y otras cuatro millones fueron abandonadas por sus propietarios por temor al accionar de los grupos ilegales.

publicidad

La meta del gobierno es devolver y titular al menos dos millones de hectáreas en su cuatrienio de gestión (2010-2014). El gobierno ha titulado, desde agosto de 2010, unas 142 mil hectáreas a unas 39,500 familias, según el estatal Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder).

Detalles de la Ley de Víctimas y Tierras de Colombia

A continuación algunos de los puntos más sobresalientes de la denominada Ley de Víctimas y de Restitución de Tierras de Colombia que el presidente Juan Manuel Santos tiene previsto sancionar el 10 de junio:

De acuerdo con Miguel Samper, director de Justicia Transicional del Ministerio del Interior y de Justicia, el reglamento de la ley se expedirá en junio de 2012 y en base a esa reglamentación se empezará a indemnizar a las víctimas. Para la reparación económica tendrán prioridad las personas con mayor grado de vulnerabilidad, es decir, mujeres y niños.

La ley ampara a todas las víctimas del conflicto interno desde el 1 de enero de 1985. Anterior a esa fecha, las víctimas podrán tener un reconocimiento "simbólico", pero no monetario.

La ley, fija al 9 de abril --fecha en la que fue asesinado en Bogotá el líder liberal Jorge Eliécer Gaitán-- como el Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas, en el cual el Estado realizará eventos y recordatorios.

publicidad

La ley determina que si un agente estatal --militar o policía-- es considerado victimario, su actuación no representa una política de Estado.

De acuerdo con uno de los artículos de la ley, "el Estado presumirá la buena fe de las víctimas" y "bastará a la víctima probar de manera sumaria el daño sufrido ante la autoridad administrativa, para que ésta proceda a relevarla de la carga de la prueba".

En la ley no están incluidas las comunidades afrocolombianas e indígenas. En un plazo de seis meses, el Estado deberá realizar consultas previas con esas comunidades para desarrollar una política pública diferencial "con el fin de respetar la cultura y existencia material de estos pueblos tradicionales". La constitución establece que a este tipo de comunidades se les debe realizar una consulta previa para queden representados sus intereses de acuerdo con su cultura y creencias.

También son consideradas víctimas las "parejas del mismo sexo".

Empresas, políticos o particulares que hayan sido condenados "por concierto para delinquir por organizar, promover, armar o financiar a grupos armados al margen de la ley", deberán contribuir económicamente a la reparación de las víctimas. Recursos que provengan de procesos de extinción de dominios --o del retiro de la propiedad de un bien mal habido-- también aportarán al llamado Fondo de Reparación para las Víctimas de la Violencia.

publicidad

Las víctimas estarán exentas de prestar el servicio militar obligatorio, salvo en situación de guerra exterior.

Cualquier persona que en los términos estipulados por la ley pueda ser considerada víctima y que "utilice las vías de hecho para invadir, usar u ocupar un predio del que pretenda restitución" perderá los beneficios de la ley.

Miembros de grupos armados ilegales que hayan sido beneficiados con amnistías "estarán obligados a enaltecer la memoria de sus víctimas a través de la ejecución de las medidas de satisfacción y de reparación simbólica previstas" en la ley.

Se realizará un documental, que será transmitido por el canal estatal y medios regionales y privados, en el que "se reavive la memoria de las víctimas y se haga público el perdón de los victimarios por los hechos cometidos".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad